Home » Noticias » 10 carabineros son dados de baja y formalizados por su participación en portonazos, tráfico, cohecho, torturas y más
Formalización de carabineros. Santiago 02 de septiembre 2016

10 carabineros son dados de baja y formalizados por su participación en portonazos, tráfico, cohecho, torturas y más

Tras meses de investigación, ayer jueves se concretó -con un masivo operativo en distintos puntos de la capital- la detención de 10 uniformados que estaban siendo investigados por la Fiscalía Metropolitana Sur en conjunto con la DIPOLCAR por su presunta participación en una serie de delitos los que incluían robos a casa, portonazos, trafico de drogas, apremios ilegítimos (tortura), cohecho, extorsiones, detenciones y allanamientos ilegales, entre otros.

Tras los detenidos fueron interrogados por el Departamento de Asuntos Internos de la institución uniformada. Según explicó el Jefe de la Fiscalía Metropolitana Sur, Raúl Guzmán, los uniformados se desempeñaban hoy en distintas comisarías de la capital, sin embargo todos habrían pasado por la Comisaría de “El Castillo” en la comuna de La Pintana, en donde se habrían conocido y generado vínculos que mantenían hasta hoy.

Revisa: Mujer sufre violento asalto en Maipú, hace la denuncia y descubre en la Comisaría que asaltantes eran carabineros

La Formalización

Este viernes los 10 uniformados ya dados de baja, junto a otros civiles, fueron formalizados por 16 delitos, entre los cuales se destacan cuatro asaltos a casas, dos casos de cohecho, trafico de drogas, otros dos de omisión de denuncia y uno de apremios ilegítimos (tortura), entre otros. La audiencia estuvo dirigida por la jueza Angélica Palacios y el equipo de fiscales compuesto por Héctor Barros y Alex Cortés.

Según consigna Emol, durante la audiencia también reveló que los ex policías imputaban cargos inexistentes a personas, las que también golpeaban y humillaban. Y no sólo eso, sino que además los afectados quedaban en prisión preventiva. Además, se señaló la relación amorosa que mantenía uno de los uniformados -un sargento- con una traficante, a la cual le daba información y cobertura para sacar ventaja de otras bandas rivales.

Las pruebas en contra de los hoy ex uniformados se basan en una serie de escuchas telefónicas, testimonio de victimas, entre otros antecedentes. Así, la Fiscalía pidió la medida cautelar de prisión preventiva contra todos los imputados, la cual fue acogida por el tribunal.

Durante la audiencia, uno de los imputados se desmayó, por lo que debió suspenderse momentaneamente la audiencia.

Finalmente la jueza Palacio, ordenó que no se tomaran fotografías ni se registrara los rostros de los imputados ni tampoco entregar a los medios los nombres de estos.

El hecho ha sido repudiado por la alta jefatura de carabineros, de este modo el jefe de la Zona Metropolitana Oeste de Carabineros, general Rodney Weber, declaró que esto era un hecho aislado y ante los medios señaló que “con mucho dolor e indignación daban a conocer esta noticia, sin embargo, tenían la certeza y convicción de que esta es la única forma que carabineros tiene de enfrentar los graves hechos en que se vieron envueltos estos ex uniformados“.

Sin embargo el caso no es un hecho aislado y se suma a una serie de casos delictuales en donde han estado involucrado uniformados, e incluso, en donde han configurado verdaderas bandas para cometer ilícitos (revisa aquí).

Revisa: El mito de la puerta giratoria o la percepción de la delincuencia v/s la realidad. La Dictadura de Paz Ciudadana