Home » Noticias » 6 diputados obtienen préstamos de la Cámara por un total de 104 millones a 28 meses, sin intereses ni reajuste

6 diputados obtienen préstamos de la Cámara por un total de 104 millones a 28 meses, sin intereses ni reajuste

En la auditoría contable realizada para el año 2014 de la Cámara de Diputados, oficiada por la consultora Ossandón & Ossandón, y entregada en agosto del 2015, se revelaron préstamos irregulares a diputados por parte de la corporación entre el 2013 y 2014, por una suma de 104 millones de pesos en total. Se trata de 6 parlamentarios que solicitaron un “adelanto” de su dieta, en la cómoda condición de pagarlas en 28 cuotas sin intereses ni reajustes.

Desde la Cámara se han negado a entregar los nombres de los diputados, pero se sabe que dos corresponden a la Democracia Cristiana, uno al Partido Socialista, uno del Partido por la Democracia, uno de Renovación Nacional, y uno de la Unión Demócrata Independiente.

Si bien se argumenta por parte de la cámara baja que no se trata de un préstamo, sino de un adelanto de la dieta que tienen los parlamentarios por ejercer su rol, como señaló el secretario general de la Cámara de Diputados, Miguel Landeros, sino de un préstamo, puesto que corresponde más a la figura del “descuento por planilla” que a la reposición de lo prestado en el descuento de la dieta posterior a lo solicitado, como ocurre en el caso de un adelanto.

También la auditoría arroja una serie de interrogantes respecto a este tipo de prácticas en periodos no abarcados por la misma, además de cuestionar de forma general la poca transparencia en materia monetaria que tiene la corporación.

Queda  también la pregunta respecto al préstamo que se realizó el año 2013, si este corresponde a un momento anterior o posterior a las elecciones parlamentarias, esto principalmente dado que si hubiese sido anterior a la elección nada podría haber asegurado la continuidad del parlamentario en el ejercicio de su cargo para reponer lo solicitado.

Es la segunda auditoría que se somete la Cámara de Diputados desde su reinstalación en 1990, y que justamente plasma las dudas y cuestionamientos que tiene una corporación la cual no puede ser ni inspeccionada de auditoriada por la Contraloría General de la República, ni por ningún otro agente estatal, lo que permite la autorregulación de la cámara, y una de sus consecuencias es la definición unilateral de ciertas condiciones, como la de otorgarse préstamos a 28 meses (2 años y 4 meses) sin intereses ni reajustes por IPC.

Hasta el momento, desde la Cámara, e incluso desde la voz su presidente, Marco Antonio Núnez, se ha protegido la identidad de los parlamentarios que solicitaron el beneficio, argumentando razones de privacidad en los motivos de pedir el préstamo o “adelanto”.