Home » Entrevistas » A 7 años del asesinato del Weichafe Matias Catrileo, impunidad total

A 7 años del asesinato del Weichafe Matias Catrileo, impunidad total

Matías-Catrileo

En la fotografía, Matías Catrileo

 

Por Richard Curinao 

 

El 3 de enero del año 2008, en el pasado gobierno de Michelle Bachelet, hace exactamente 7 años atrás, los comuneros de la comunidad Juan Catrilaf II ingresaron al entonces predio del latifundista Jorge Luchsinger, un agricultor reconocido por su animadversión al pueblo mapuche, quien ha destacado por frases racista y quien no se hacía problema en decir, por ejemplo, que “no es posible que entreguen tierras a mapuches, va a ser una miseria absoluta, porque ellos no trabajan… no van a dejar de ser miserables… el indio no ha trabajado nunca. El mapuche es un depredador, no tiene capacidad intelectual, no tiene voluntad, no tiene medios económicos, no tiene insumos, no tiene nada… el mapuche es ladino, es torcido, desleal y abusador”.

Ese día en Santa Margarita –hoy Yeupeko-Katrileo– fue asesinado el militante de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Matías Catrileo, con un disparo de UZI por la espalda, no un balín de goma como se dijo inicialmente. “Pégale un balazo” se escucha en la grabación de las comunicaciones institucionales de Carabineros de Chile (CENCO), momentos después el cabo de carabineros Walter Ramírez da cuenta de que los comuneros solo estaban con piedras y palos y que estos habían prendido fuego a unos fardos.

Me dieron cabros”, dijo Matías.

Un testigo presencial de los hechos relata: “Nosotros en un principio pensamos que había sido un disparo de escopeta –relata un comunero de Yeupeko– un peñi lo abrazó y lo llevó hasta el canal, allí intentó saltar y cayó al canal. Uno de nosotros bajó y ahí se dio cuenta de que era un balazo y ya a Matías no le estaba quedando aliento (en eso Carabineros seguía disparando), mientras el resto buscaba unos pedazos de alambre y unas varas de álamo para poder sacarlo rápido.
Le pusimos una chaleca por debajo del brazo para sacarlo, le amarramos el alambre e intentamos sacarlo… Hicimos una camilla con las dos varas de álamo y lo subimos y comenzamos a correr, pero carabineros nos seguía disparando, las balas nos rozaban las cabezas pero seguíamos corriendo y agachados y con Matías muerto”.

Ya han pasado 7 años de impunidad donde el carabinero asesino sigue gozando de total impunidad y libre por las calles, inclusive, registra un ascenso dentro de la propia institución.

En una entrevista con Catalina Catrileo, esta nos comenta sobre como han sido estos 7 años sin Matias, 7 años de impunidad y de lucha por la justicia en donde como familia se han ido interiorizando en la lucha del pueblo mapuche y en reivindicar la lucha de Matías, asesinado por la espalda por un agente del Estado.

Entrevista de Richard Curinao (werken.cl) a Catalina Catrileo: