Home » Noticias » A los 89 años fallece Agustín Edwards Eastman, dueño de El Mercurio: Artífice del Golpe y cómplice de la Dictadura
Agustín Edwards Eastman. Fotografía de Manuel Villar.

A los 89 años fallece Agustín Edwards Eastman, dueño de El Mercurio: Artífice del Golpe y cómplice de la Dictadura

A los 89 años de edad, el dueño de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, falleció la jornada de este lunes 24 de abril, según ha confirmado su propia familia.

Edwards se encontraba en un delicado estado de salud luego de la operación a la que se sometió en Estados Unidos. En su retorno a Chile, Agustín Edwards fue tratado en su casa en donde se implementó una cama clínica y mantenía asistencia médica, con enfermera incluida.

Revisa: El complejo estado de salud y agonía de Agustín Edwards Eastman, el dueño de El Mercurio

Agustín Iván Edmundo Edwards Eastman (89), el quinto de la Dinastía de los “Agustínes”, nació en París Francia en 1927 durante el auto exilio del clan Edwards en Europa, luego que Carlos Ibañez del Campo asumiera el gobierno de Chile. Su padre -el cuarto de la dinastía de los Agustínes- fue Agustín Edwards Budge y su madre fue María Isabel Eastman Beéche.

Agustín Edwards Eastman tuvo un rol activo en la política chilena y se convirtió en uno de los personajes más influyentes en la parte final del siglo XX en Chile, continuando la linea de intervencionista e injerencista de sus predecesores, pero una de ellas tuvo un cariz particular. Edwards Eastman tuvo una fijación particular con Salvador Allende. Así fue como evitó a toda costa que este ganara las elecciones en 1958, 1964 y ya en 1970, cuando este (Allende) finalmente gana, reafirmó sus fuertes lazos (que ya tenía) con la CIA.

Tras el termino formal de la Dictadura cívico – militar, y luego del secuestro de uno de sus hijos, Cristián Edwards, Agustín se volcó a la religión (de protestante a católico) y fundó la Fundación Paz Ciudadana, institución que se ha convertido en una de las obras más preciadas del empresario y donde ha logrado reunir personas de distintos partidos políticos (Concertación y Chile Vamos), del mundo militar, religioso y académico, impulsando fuertemente la denominada “Agenda Ciudadana Anti Delincuencia”

Revisa: El mito de la puerta giratoria o la percepción de la delincuencia v/s la realidad. La Dictadura de Paz Ciudadana

Durante la Dictadura, El Mercurio fue el órgano oficialista quien, junto a sus otros medios como el diario La Segunda y Las Últimas Noticias (LUN), encubrieron y legitimaron la violación sistemática de los Derechos Humanos, desmintieron las denuncias de Detenidos Desaparecidos y generaron montajes comunicacionales, hecho por el cual el año pasado el Colegio de Periodistas de Chile, decidió expulsar -como un acto de reparación histórica- a Agustín Edwards Eastman del gremio de periodistas en Chile. Revisa: Agustín Edwards es expulsado definitivamente del Colegio de Periodistas al no apelar a sanción  del TRED Si bien Edwards Estman se había retirado de la primera línea de sus negocios -y manejo de El Mercurio- fiel a su estilo procuró mantenerse informado y pidió a sus colaboradores y encargado de empresas y medios -colocados por él mismo-entregarles reportes detallado de lo que sucedía en sus empresas. Paralelamente Edwards aprovechó de viajar por el mundo a través de su yate, pasión que compartía con un grupo de empresarios y ex oficiales de la Marina en el denominado “Club Náutico”, y avocarse a su salud, viajando en reiteradas ocasiones a Estados Unidos, donde mantenía intereses económicos, familiares -varios de sus hijos están radicados allá- y se realizaba chequeos y operaciones médicas. Fue en el último de estos viajes en donde su salud empeoró gravemente lo que lo mantuvo en las últimas días en un estado de agonía y rodeado por su familia más cercana.

El rol de Agustín Edwards Eastman, previo y durante la dictadura cívico militar, es un hecho bastante conocido, sin embargo no necesariamente tan documentado. Por ejemplo poca gente sabe que El Mercurio compró el nombre de “El Siglo” (diario del PC Chileno proscrito durante la dictadura) tras llegado los gobiernos de la Concertación el PC Chileno descubrió que el nombre del diario le pertenecía a El Mercurio. Tras algunas negociaciones y conversaciones Edwards no se hizo mayor problema y terminó devolviendo el nombre al PC. También es poco conocido el hecho de que, en plena crisis a principios de los 80? Edwards Eastman recibió directamente plata del gobierno quien lo “apoyó” financieramente para sus gastos. Edwards Eastman, a diferencia de su bisabuelo y el resto de sus predecesores, no aumentó la fortuna, es más, esta fue disminuyendo. Fue así como perdió su participación en la CCU (a manos de Luksic), el Banco A. Edwards y muchos negocios más. Y todo apunta a que la dinastía de los “Agustínes” terminará con él. Esto, a pesar de que existe un sexto Agustín, se trata de Agustín Edwards del Río, empresario y que trabaja actualmente en Las Últimas Noticias, con ya más de 60 años y sin hijos.

Revisa: Entrevista a Víctor Herrero: Detalles sobre la biografía desclasificada de Agustín Edwards Eastman