Home » Movimientos territoriales » Absuelven a grupo de mapuche acusados de terrorismo tras años en prisión preventiva

Absuelven a grupo de mapuche acusados de terrorismo tras años en prisión preventiva

Años de prisión preventiva, condenados por los medios, vinculados a las FARC y ahora absueltos ante el silencio de los medios y quienes los acusaron

Este miércoles 11 de junio, el Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de Temuco, por la unanimidad de sus miembros,  dictó el veredicto absolutorio a favor de los comuneros mapuche Elvis Millán Colicheu, Miguel Tapia Huenulef, Andrés Gutiérrez Coña, Jorge Cayupán Ñirripil, Angel Reyes Cayupán y otros 2 comuneros, acusados por el Ministerio Público y el querellante particular Gobierno de Chile, por los delitos de homicidio frustrado terrorista, amenaza terrorista, incendio terrorista y robo con violencia.

Sin la cobertura mediática que tuvieron sus causas y que habitualmente tienen estos casos en el inicio, cuando se presumen culpables hasta que se demuestre lo contrario, se dio la absolución a este grupo de comuneros, y de paso terminó un ciclo negro en la justicia chilena.

Los comuneros participaron en la denominada “Gran Huelga Mapuche” del año 2010 exigiendo garantías en sus juicios. Además, debieron pasar largo tiempo en prisión preventiva tras la presión del ministerio público y el gobierno.

En el caso de Miguel Tapia Huenulef fueron 27 meses de prisión preventiva. Andrés Gutiérrez Coña pasó 25 meses en prisión preventiva. El resto cumplieron en promedio 18 meses.

La acusación del Ministerio Público se remonta a los hechos ocurridos el año 2009 cuando un grupo de sujetos desconocidos ingresaron al domicilio de los cuidadores del Fundo San Leandro de la Comuna de Lautaro, lugar donde sustrajeron una escopeta y diversas especies, para luego quemar 2 galpones y una parte de la siembra de trigo.

Se trata de un caso emblemático, toda vez que es el último de los procesos incorporados bajo el amparo de la ley 18.314 sobre conductas terroristas, invocados bajo el primer mandato de Michelle Bachelet, y el último caso de los comuneros que durante el año 2010 fueron protagonistas de la extensa huelga de hambre que remeció a la opinión publica nacional, al constatar la arbitrariedad en la invocación de una legislación de excepción a más de una treintena de mapuche que se encontraban encarcelados en diversas prisiones del sur de Chile, incluyendo a 4 menores de edad.

Sus casos también estuvieron cruzados mediáticamente por un reportaje del programa “Contacto” de Canal 13 y por las acusaciones del Senador RN Alberto Espina, quien entregó una carpeta de “inteligencia” (Operación Fenix) vinculando a los mismos con las FARC tras la incautación del computador del Comandante Raúl Reyes en Ecuador, cuestión que fue desechada durante el proceso y que la propia Corte Suprema Colombiana declaró ilícitas las pruebas.

Los casos fueron revisados y trabajados por CIDSUR quienes se hicieron cargo de la defensa de gran parte de los comuneros y que mantuvieron la tesis de la inocencia de los mismos logrando finalmente demostrarlo y logrando la histórica absolución. (revise casos CIDSUR).