Home » Noticias » Acusan a Van Rysselberghe de dilatar por quinta vez votación que levanta secreto del Informe Valech I

Acusan a Van Rysselberghe de dilatar por quinta vez votación que levanta secreto del Informe Valech I

La senadora de la UDI Jacqueline van Rysselberghe nos vuleve a sorprender por su gran defensa a la impunidad de violadores de DD.HH. En esta oportunidad la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos ha sido acusada por su par en el Congreso, el senador socialista Juan Pablo Letelier, de no respetar las urgencias y dilatar la votación del proyecto de ley que busca levantar el secreto de 50 años de la Comisión Valech I, y es que por quinta vez obstaculiza la votación, por lo que ha conseguido que el Poder Judicial no investigue delitos cometidos durante la dictadura cívico-militar.

Revisa: La verdad de la Comisión Valech y los porqué de la sistemática negación de Bachelet a levantar el secreto de 50 años

Según informa el medio El Mostrador, Letelier señaló: “Me parece legítimo que ella tenga una diferencia de opinión con el proyecto, me parece legítimo que vote en contra si no lo comparte, o vote a favor si lo comparte, pero lo que no corresponde es que un senador de la República no haga su trabajo, no venga a las sesiones, no asuma la responsabilidad de la comisión que ella voluntariamente preside y es por ello que me sumo a la inquietud de la subsecretaria, y en lo personal lo voy a pasar a la comisión de Ética para que ésta le represente su incumplimiento flagrante de sus responsabilidades”.

Asimismo, insistió en que la comisión presidida por la senadora UDI ha sesionado tan sólo ocho veces este año y que el proyecto en cuestión ya debiera haberse votado, considerando que tiene el carácter de discusión inmediata. Y agregó: “Es lamentable que una presidenta de un partido no dé el ejemplo, independiente de qué color político sea, de cumplir la ley. Lo absurdo es que está en abierta confrontación con la ley, hay una discusión inmediata, tenemos un plazo para votar los proyectos y ella por cuarta vez consecutiva impide que se cumpla la ley a la cual nosotros nos comprometimos a cumplir, que es en ciertos plazos votar ciertas materias que se ponen ante nosotros, independiente que nos gusten o no nos gusten”.

Esta acusación se suma a lo manifestado por la subsecretaria de Justicia y DD.HH., Lorena Fries, quien la responsabilizó el pasado día miércoles, de impedir sistemáticamente que la iniciativa legal pueda votarse en sala.

“Por desgracia no es la primera vez que tenemos esta experiencia con la senadora de la Octava Región”, recordó además el parlamentario. “Antes con otra ley que no le gustaba, sobre identidad de género, también actuó de una forma inadecuada obstruyendo el despacho de este proyecto. Y en esto lo que ella hace es un mal ejercicio de sus funciones y es por ello que consideramos que hay negligencia y creemos que el paso correcto es pasarla a la Comisión de Ética. Y si la Comisión de Ética no es capaz de resolver esto, tendremos que estudiar las otras alternativas”.

“La Ley Valech I, por la correlación de fuerzas que hubo en los ’90 en nuestro país, en el gobierno del presidente Lagos la UDI no aceptó la aprobación de la ley sin haber puesto esta dificultad para que los tribunales accedieran a la información. Transcurrido tanto tiempo es absurdo que no se le permita a los tribunales de Justicia, con el respeto a la información, acceder a información que existe en un organismo público. Se quería establecer igualdad ante la ley, y lo absurdo es que aquí lo que hay en el fondo es una senadora que no quiere permitir que los tribunales de Justicia puedan hacer verdad y justicia en casos de delitos que hubo en nuestro país”, sostuvo. También explicó que la comisión no puede autoconvocarse, ya que el reglamento del Senado establece que es el presidente o presidenta quien debe citar a las sesiones y fijar la tabla.

Por su parte, la senadora acusada negó estar obstaculizando la votación del proyecto y aseguró que citó a la comisión de DD.HH. para zanjar el tema después que el miércoles recibiera un informe de la Corte Suprema que estaba pendiente. Sin embrgo, hace dos años la actual presidenta de la UDI ya había manifestado sus reparos al proyecto porque a su juicio buscaba cambiar “las reglas del juego”; reglas que según ella generó el Estado, a fin de asegurar las condiciones para que civiles, militares, cómplices, victimarios, víctimas pudieran declarar. En dicha oportunidad, en Radio Agricultura agregó que“gran parte de los responsables del gobierno militar deben estar muy ancianos o están muchos de ellos fallecidos. Los que fueron activos en los primeros años eran los mandos más bajos; subtenientes, de ahí para abajo, recibían órdenes. A lo mejor fueron parte de quienes otorgaron antecedentes. Son temas que generan polarización en un momento complejo de nuestro país cuando necesitamos unidad”.