Home » Movimientos territoriales » Alerta en Comités de Allegados y Movimientos por la Vivienda: MINVU retiró de la Contraloría el Decreto 105

Alerta en Comités de Allegados y Movimientos por la Vivienda: MINVU retiró de la Contraloría el Decreto 105

mapocho

Fotografía “Campamento Mapocho Rebelde” – Reunión de Comité de Allegados, Stgo de Chile

La problemática de vivienda es unitaria y transversal, eso es un hecho. Cualquier cambio a leyes y decretos afecta a todos por igual y en particular a los sectores más pobres. Los distintos actores involucrados en la lucha de los sin techo y los allegados han sido persistentes en criticar la eventuales modificaciones al Decreto Supremo 49 (en adelante, D.S 49), por ser estas modificaciones inconstitucionales e ilegítimas. De hecho, el Minvu durante este año sostuvo diversas reuniones con distintos movimientos populares de vivienda y a cada uno entregó información contradictoria sobre estas modificaciones. Finalmente, sin mayor aviso y actuando a espaldas de los pobladores, el Gobierno elaboró el Decreto Supremo 105 (en adelante, D.S. 105), un proyecto de Decreto que reemplazaría al D.S. 49 y que regularía de aquí en adelante el Fondo Solidario de Elección de Vivienda (FSEV) y que, según varias organizaciones, apuntaba directamente a lesionar a las organizaciones al establecer restricciones a las mismas y generando una dicotomía a través de indicaciones que forzaba la elección “entre casa u organización social”.

Ver: Decreto Supremo 105

Minvu retira el decreto de la Contraloría

 

Hasta ahora se suponía que el proyecto D.S. 105 estaba en proceso de “toma de razón” en la Contraloría General de la República, es decir, estaba en una etapa final donde la Contraloría estudia y revisa si los distintos proyectos de Decretos Supremos cumplen con requisitos mínimos. Una vez cumplida esta etapa de “toma de razón”, la Contraloría “autoriza” que un Decreto Supremo tenga la autoridad de regular una materia en específico. En este caso, si la Contraloría autorizaba el D.S. 105, este Decreto reemplazaría al Decreto Supremo 49.  Pese a tener información de que este proyecto D.S 105 se encontraba siendo estudiado en la Contraloría en este trámite de “toma de razón”, el pasado 22 de diciembre recibimos información oficial respecto a que el Minvu (Ministerio de Vivienda y Urbanismo) había retirado el D.S. 105 del estudio de la Contraloría General de la República, lo que significa que este Decreto Supremo ya no sería dictado y por lo tanto, no tendría autoridad para regular el Fondo Solidario de elección de Vivienda.

Según pudimos indagar, fue la propia Contraloría la que “alertó” al Minvu de ciertos “errores” en el Decreto, ante lo cual el Minvu “retiró” voluntariamente el D.S. 105.

Tras esto consultamos a la gente de FELUCH (Frente de Estudio y Lucha) que han trabajado en particular en esta área de vivienda para indagar sobre las razones que tuvo el MINVU y sus implicancias. Esto fue lo que nos respondieron:

¿Qué razones puede haber en el retiro del Decreto de La Contraloría? 

A nuestro parecer, el Minvu tiene diferentes razones para retirar el proyecto de D.S.105 y por lo tanto, mantener en todas sus partes el D.S. 49. La de mayor peso sería la siguiente: que la Contraloría haya rechazado el D.S.105 por haber encontrado errores y fallas graves. En este caso, la Contraloría pudo informar al Minvu sobre estos errores, para que el Minvu los corrija. Lo complicado de este caso, es que el Minvu puede hacer correcciones al proyecto del D.S. 105, sin contar siquiera con la opinión de las diferentes agrupaciones que luchan por una vivienda digna.

Varias agrupaciones tuvieron acceso al proyecto D.S.105 (de maneras formales e informales), corroborando que el D.S. 105 repetía varios artículos del D.S.49, enfocándose ambos más que en vivienda, en desarticular a las organizaciones de vivienda y a sus dirigentes. El proyecto D.S. 105 ratificaba esta realidad, trabando más aún el acceso a la vivienda social.

Por otro lado, detectamos que con fecha de hoy 29 de diciembre del 2014, el Minvu presentó el balance del 2014 y las metas que el Minvu tiene para el 2015 (ver documento). Una de las primeras cosas que llaman la atención es que no se menciona cuántas veces en el año se harán llamados a postulaciones del Fondo Solidario de Elección de Vivienda, ni en qué momento se efectuarían estos llamados.

De esta forma, se da una clara señal al sector privado en cuanto se seguirá bancarizando la vivienda social. Se puede ver que, en nombre de la reactivación económica, se seguirá dejando en manos privados y de los bancos (bancarización) la construcción de viviendas sociales. Según el balance a que tuvimos acceso, durante el primer semestre del 2015 se hará una inversión especial para incentivar a que las constructoras privadas se enfoquen en construir viviendas sociales, según se precisa en el propio “Plan de Reactivación e Integración” (ver video).

¿Qué señala este balance?

Este balance reitera los anuncios entregados por Bachelet durante el discurso del 21 de mayo de 2014, donde se sigue incentivando la participación de privados en el proceso de construcción y entrega de una vivienda social. Es necesario recordar que la Presidenta anunció que solicitaría al Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, formular una propuesta de reforma en materia de suelo que permita implementar una política que garantice integración social y se prioricen los fines sociales sobre los particulares. Este Consejo ha sesionado durante todo este año, y durante el año 2015, el Minvu planea reunir todos los acuerdos de este Consejo y redactar con esto un proyecto de ley que regularía el suelo. Pero, se ve que más que corregir la desregulación y la política de suelo, con este posible proyecto de ley se haría una corrección mínima a la política de suelo, donde el Estado seguirá subsidiando a los privados para que estos sigan adquiriendo suelos que luego son vendidos más caros al propio Serviu (Servicio de Vivienda y Urbanismo) para la construcción de viviendas sociales

En este balance también se habla del “Comité Interministerial de Ciudad, Vivienda y Territorio”, Comité que trabajó durante el 2014 en diversos temas, haciendo algunos proyectos interesantes como la propuesta de gestión del proyecto urbano habitacional en la comuna de Iquique (ver página 9, “Comité Interministerial Ciudad, Vivienda y Territorio”). Esta solución o proyecto integral, que involucra diferentes temas sociales, lamentablemente no se han desarrollado en Chile. Sería un gran paso si, por ejemplo, para solucionar los problemas de las viviendas sociales ya construidas se buscara una solución conjunta con los Ministerios de de Desarrollo Social, Educación y Salud. Una solución completa e integral para los problemas de los barrios más populares para transformarlos en lugares que dan una vida digna,es totalmente posible. Si este año se hizo trabajar a este comité para evaluar caminos o situaciones puntuales, se puede dar perfectamente de forma permanente, lo que es beneficioso para todos y, de paso, se escucharía una demanda histórica de los pobladores.

Finalmente, destacamos que el Minvu tiene planificado para el 2015 enviar dos proyectos de ley al Congreso. El primero será el proyecto de “Ley de Aportes”. Su objetivo es hacer que los proyectos inmobiliarios se hagan cargo de los impactos que generan los proyectos inmobiliarios en el espacio público (plazas, áreas verdes, calles) y en la ciudad, teniendo el deber las inmobiliarias de pagar ciertos montos por los daños provocados, o bien, tratando de reducir estos daños.

El Minvu también tendría planificado, tal como lo mencionamos anteriormente, reformar la gestión del suelo, reformas basadas en las recomendaciones del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano. La idea es, según este documento, combatir la segregación en la ciudad y lograr que el desarrollo de las ciudades tenga en cuenta la localización de la vivienda social y, además, renovar espacios que se han destruido. Este último punto es importante, porque quiere decir que el Minvu asume su obligación de reparar los barrios conformados por viviendas sociales, barrios que son marginalizados (ver página 11 de balance señalado). Que ambas leyes se dicten es una meta importantísima para los pobladores porque regulan la política de suelo, y porque hace cargo al Estado de la obtención del suelo y de la reinserción de barrios margilanizados, teniendo en mente una vida digna de los vecinos que habitan estos barrios.

¿Por último, que debieran, según ustedes, hacer los comités y movimientos por la vivienda frente a este escenario?

Hacemos un llamado a los distintos actores y movimientos que luchan por el suelo, la vivienda y el territorio, a actuar con cautela y unidos frente las nuevas políticas anunciadas por el Estado de Chile. El Estado empieza a discutir varias demandas históricas, pero sin incluirnos ni en las discusiones ni en las decisiones.