Home » Noticias » Ana Tijoux y Lila Downs “El amor, desamor y demandas sociales se toman el Municipal de Santiago”

Ana Tijoux y Lila Downs “El amor, desamor y demandas sociales se toman el Municipal de Santiago”

El domingo 6 de agosto se presentarán en el Municipal de Santiago,  la cantante mexicana Lila Downs junto a Ana Tijoux y su proyecto Roja y Negro canciones de amor y desamor, Downs viene a mostrar su nuevo disco “Salón, lágrimas y deseo”,  placa compuesta por boleros que expresa la situación que se vive en México, EEUU y el resto del mundo, Dos Mújeres que hoy representan, la lucha del feminismo mediante su canto Latinoaméricano y un real compromiso con demandas sociales y políticas, se unen para un espectacúlo que dará que hablar.

Lila Downs

Ana Lila Downs Sánchez, nació el 9 de septiembre de 1968 en Heroíca Ciudad de Tlaxiaco, Oaxaca, es una cantante, intérprete, compositora, productora discográfica, actriz y antropóloga mexicana. Además de cantar en español e inglés, también interpreta melodías en diversos idiomas nativos de su país, como Mixteco y Zapoteco, así como Maya, Purépecha y Náhuatl. Reivindica sus raíces mexicanas y de los pueblos indígenas, además de la música regional de Oaxaca.

Ha apoyado diversos proyectos culturales y sociales dando voz a los migrantes e indígenas, a partir de 2003 Lila ha ofrecido conciertos en beneficio del Fondo de Becas Guadalupe Musalem en apoyo a mujeres indígenas de escasos recursos para que continúen con sus estudios.

También durante el Conflicto magisterial de Oaxaca manifestó su apoyo hacia la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), donde participó en mítines y marchas lo que propicio que fuera vetada del estado ya que el entonces gobernador de Oaxaca (Ulises Ruiz Ortiz),  junto con el entonces presidente municipal de Oaxaca de Juárez (Antonio Hernández Fraguas) impidieron que realizara presentaciones en esa ciudad durante tres años siendo su regreso a esta en 2010 cuando ofreció un concierto en la Plaza de la danza de la Ciudad de Oaxaca.

Tras su anterior disco “Balas y chocolate”, la cantante mexicana se adentra en un universo introspectivo con sentimientos como el desamor y la melancolía, otro eje principal de su albúm es el empoderamiento y lucha de la mujer, con temas escritos por ella como “Peligrosa” y “Ser paloma”, en los cuales participarón las chilenas Mon Laferte y Carla Morrison, respectivamente.

Por otro lado piezas clásicas del bolero como “La mentira” de Álvaro Carillo y “Piensa en mí” de Agustín Lara son parte importante de su nuevo albúm “La historia es un poco larga, pero es para explicarte lo esencial que es para mí el bolero y ya que es muy difícil de cantarlo porque hay que ser muy verdadero con él. Yo no puedo cantar una canción que nada más se escuche bonito y ya; tiene que haber una intención en la letra y tiene que haber profundidad”, expresó la artista galardonada con cuatro Latin Grammy y un Grammy.

Para su undécima producción de estudio, que grabó entre la Ciudad de México, Nueva York y Oaxaca, también tuvo como invitados al cantante argentino Andrés Calamaro y al cantaor flamenco Diego el Cigala, con el que interpreta la ranchera “Un mundo raro” de José Alfredo Jiménez.

Foto de caratula del disco “Balas y Chocolate”

Lila Downs

Roja y Negro

Por su parte Roja y Negro proyecto que integran Raimundo Santander (Guitarra), Ana Tijoux (Voz) y Ramiro Durán (Guitarra), es esa dualidad entre el amor y el desamor, polos constantes que llevamos todos en el
cotidiano. La música nos acompaña en todos esos momentos y por sobre todo cuando estamos en ese
proceso de desamor, intentando rescatar aquellos momentos, en el silencio interno, allí aparecen los
boleros, los valsecitos, los tangos. En Chile nadie se escapa de este sentir, vivimos entre justicias e
injusticias, vemos a diario amor y desamor en todas las situaciones.
El trío, logra cautivar a su público e introducirlo en el más exquisito placer de escuchar una canción bien
interpretada, bajando de los grandes escenarios y volviendo a ese lugar que tanto nos llama cuando
estamos enamorados o desenamorándonos, en que nunca falta la copa de vino y el bolerito de fondo.
Ya estrenados en Chile, en la primavera del 2016, el trío volvió a Argentina, donde sus inicios nacieron allí.
Existe tal complemento, simple por sobretodo, que es como tomar la guitarra y comenzar a componer, es
así como nació Asaltango, mientras iban camino a tocar. La guitarra de Santander sonaba, mientras Tijoux
le acompañaba con las letras de un tango, que otro estilo iba a salir de allí, si estaban en terreno trasandino
no?, y así es como van componiendo. Todo va sucediendo entre estilos que ninguno de los tres tiene
marcado, todo se va experimentando y probando en el transcurso de sus ensayos, no le temen a
incursionar en esta nueva travesía musical, pues ellos saben que en la música las fronteras son invisibles.
Más estudiosos e inquietos, día tras día, sacan del baúl del recuerdo canciones, esas que se cantaban en
cualquier sitio acompañadas de una guitarra un domingo por la tarde.
Sin estilos marcados, es como nace Roja y Negro con esa necesidad de jugar, de quitar el susto, de
romper las fronteras de los estilos musicales y las expectativas que se generan en su entorno.
Tijoux, en su proyecto principal con el que ha pisado los escenarios más grandes del mundo, hace tiempo
buscaba una sonoridad más acústica, más pequeña y simple, bajarse un poco de los grandes escenarios, y
darse el placer de tocar para un público más íntimo, más reducido, en un escenario más desenchufado, solo
con guitarras, salirse de esta vorágine de la industria musical. Al escucharles, se evidencia que el objetivo
se va cumpliendo.
Roja y Negro, en sí mismo tiene una historia política detrás, los recuerdos más dulces de la infancia de
Tijoux, vienen de su familia, de padres miristas, donde el rojo y el negro estuvieron siempre en los libros, los cuadros, en la música. En esta pasión, en el amar, en el bombeo de energía, creatividad, con todos sus
errores, sus falencias, sus rincones. Toda su historia política, con esta dualidad de amor y desamor. En el
futuro disco quieren cantarlo como “Amor o Muerte Venceremos, retomando este inconsciente histórico que
se tiene en sus familias políticas. Todo cantado con respeto, intentando faltar el respeto también, pero con
cariño, es eso lo que quieren demostrar.

REVISA: Ana Tijoux: “No podemos pensar un feminismo, un antipatriarcado, sin un anticapitalismo”

En Roja y Negro, hoy en día están abocados a componer, tocar y grabar canciones, ir paso a paso con calma, han señalado, sin mucha expectativa, es un experimento, que claramente disfrutan y se evidencia al escucharles. Teniendo un proyecto que se está armando, donde el interés es grabar un disco haciendo un Homenaje a
las Mujeres latinoamericanas influyentes en la música, algunos nombres que se barajan son Beatriz Pichi
Malen (Mapuche-Argentina); Cecilia La Incomparable (Chile); Luzmila Carpio (Bolivia); Susana Vaca (Perú) y la misma Lila Downs (México). Con un show que deleita en donde se interpretan grandes canciones de la historia, de grandes compositores, mezclado con canciones que ellos mismos han ido componiendo.

Foto de Roja y Negro

Foto por Claudio El Poc

El Concierto

Con un show de más de dos horas, en donde cada uno muestra sus nuevas producciones, Lila con su disco “Salón, lágrimas y deseo y Roja y Negro con las propias, compartirán escenario durante algunas canciones, como lo hicieron el 2015 en el Teatro Nescafé de las Artes.

Las entradas para el recital están a la venta, con precios que van de los $3.000 a $49.000, y se pueden comprar en el Municipal de Santiago o a través del sistema Ticketek.