Home » Internacional » Asesinan a embajador ruso en Ankara. Atacante resultó ser un policía turco quien gritó “Alá es Grande, es por Alepo”

Asesinan a embajador ruso en Ankara. Atacante resultó ser un policía turco quien gritó “Alá es Grande, es por Alepo”

Este lunes, y mientras el embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov (62), hablaba frente a las cámaras en la inauguración de la exposición de fotográfica titulada “Rusia a través de los ojos turcos” en el Museo Contemporáneo de Arte del municipio de Cankaya, en la capital Ankara, un hombre, vestido como parte del equipo de seguridad del Museo, irrumpió abruptamente la intervención de Karlov apareciendo por su espalda y abriendo fuego en varias ocasiones contra él y a otras tres personas que resultaron heridas. Tras el ataque, el embajador se desvaneció ante el estupor de los presentes, entre ellos varios periodistas y camarógrafos de varios medios de comunicación que cubrían la actividad.

El hombre, al ultimar a Karlov se paró al lado de su cuerpo y hablando a las cámaras presentes levantó su arma y comenzó a gritar:  “¡No olviden Alepo!, ¡No olviden Siria!” (en dos ocasiones). Luego gritó una arenga: “No sabrán lo que es la seguridad hasta que nuestros territorios estén seguros. Sólo la muerte puede sacarme de aquí. Todos los que forman parte de esta tiranía pagarán un precio. Esto es por Alepo“. A esto, según registros y testigos, el atacante gritó “Allahu Akbar” (Alá -Dios- es Grande).

Karlov fue trasladado, junto a los otros heridos, e ingresado de urgencia al Hospital Güven de la capital Ankara, donde finalmente falleció.

El atentado al embajador ruso en Turquía se da en la antesala de la reunión que en los próximos días mantendrían Rusia, Irán y Turquía para tratar el alto el fuego en Alepo, luego que el gobierno de Bashar Al Assad, con apoyo de Rusia e Irán, han podido tomar el control de la capital Siria provocando un duro revés a ISIS y el resto de organizaciones fundamentalistas y a los países de occidente que esperaban como desenlace la caída de Al Assad.

Cabe mencionar que las relaciones entre Rusia y Turquía se habían retomado hace poco, luego de superar el incidente ocurrido en noviembre del año pasado, cuando el ejercito turco derribó un avión F – 16 de la Fuerza Area rusa que bombardeaba posiciones de ISIS en la Siria en el límite con la frontera turca.

Revisa: El derribo del avión bombardero ruso y la ambigüedad de Turquía contra ISIS que complica a la OTAN

Revisa: Reporte desde Siria: Ecos de una guerra, promovida, financiada y relatada por occidente

El atacante, que fue ultimado por la policía, fue identificado como Mert Altintas de 22 años, de nacionalidad turca y actualmente era un miembro activo de la policía de Turquía que sin embargo, según señalan medios turcos, no se encontraba en servicio al momento del ataque.

Hasta el momento se desconoce la relación de Altintas con grupos yihadistas y si está ligado a ISIS (Daesh) o a alguna célula terrorista de carácter fundamentalista y, hasta ahora, ningún grupo se ha adjudicado el ataque.

La muerte de Karlov fue confirmada horas después por la portavoz de la Federación Rusa, María Zakharova, quien visiblemente conmovida, anunció que Karlov había fallecido cumpliendo su rol de diplomático producto de lo que calificó como un atentado terrorista. Zakharova además afirmó que Rusia no se dejará intimidar y que “el terrorismo no pasará, lo combatiremos con determinación“, aseguró.

Por su parte, el presidente Ruso, Valdimir Putin, en su primera intervención pública tras el hecho, afirmó que “el asesinato del embajador Kárlov quiere dañar los lazos ruso-turcos y la paz en Siria, pero no lo conseguirán“. Además, Putin anunció represalias asegurando que “Rusia sabrá responder como lo ha hecho siempre“.

Por su parte, el portavoz del gobierno Turco, Ibrahim Kalin, confirmó que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan “llamó al presidente ruso para darle toda la información que el gobierno manejaba sobre el ataque“.

Video del ataque: