Home » Analisis » Los otros Fundamentalismos: El extremismo “cristiano” y Movimientos de supremacía blanca

Los otros Fundamentalismos: El extremismo “cristiano” y Movimientos de supremacía blanca

En momentos en que el la prensa a nivel global y los gobernantes de diversos países hablan de “amenaza latente”, refiriéndose en particular al fundamentalismo islámico de grupos como “ISIS o DAESH” (revisa “Qué es el Estado Islámico“), que han golpeado con ataques terroristas en países europeos como el ocurrido en París el pasado 13 de noviembre, y al que han respondido -estos países- sumándose a la “guerra contra el terrorismo” impulsada hace ya más de una década por EEUU, llama la atención que, si bien las amenazas son ciertas, no es menos cierto también que los peligros latentes no provienen necesariamente del fundamentalismo islámico, tema que ha generado debate y una simplificación riesgosa que ha generado una “islamofobia creciente”. El problema del terrorismo y, particularmente del Fundamentalismo, parece ser mucho más amplio que las simplificaciones que hoy se ven habitualmente en los medios. El fundamentalismo, cualquiera sea su raíz y corriente, religiosa, racial y de supremacia, es un peligro latente y transversal que, sin embargo, no es tratada medialmente de la misma forma; no es lo mismo -según consta en los hechos, un ataque perpetado por un hombre blanco ultra conservador, que por un hombre musulmán.

El pasado viernes 27 de noviembre un ataque a mano armada en contra de una clínica de planificación familia -en donde se realizan abortos legalmente- fue perpetrado por un hombre blanco y que terminó con la vida de 3 personas -dos civiles y un policía- y dejó a otras nueve heridas en la localidad de Spring, Colorado. El atacante fue identificado como Robert Lewis Dear, de 57 años y según los primeros antecedentes su ataque habría estado motivado por su posición contra el aborto y motivado por las campañas en contra del trabajo de las clínicas de planificación familiar (Planned Parenthood) llevada a cargo por grupos ultra conservadores pro vidas. Esto, pues según testigos del ataque, el hombre habría gritado “no más partes de bebés”.

robert lewis dear

En la fotografía: Robert Lewis Dear

Este hecho ocurrió en las afueras de una de las clínicas “Planned Parenthood” (Maternidad/Paternidad planificada) en Spring, Colorado, que se especializa en salud reproductiva y que dentro de los servicios que presta están los abortos de forma segura y legal, entre otros métodos de planificación familiar.

Según un reporte de la NBC -primer medio en llegar al lugar- una fuente policial, señaló que Robert Lewis Dear -al ser detenido- habría gritado: “No más partes de bebés!”, hecho también consignado por la BBC. Ante esto los funcionarios declararon a la prensa que se trataba “definitivamente de motivaciones políticas”, sin embargo esto aún es parte de la investigación y la policía ha señalado que será muy meticulosa en el proceso.

El centro de salud emitió un comunicado que dice: “Compartimos la preocupación que tienen muchos americanos de que los extremistas están generando un ambiente venenoso que alimenta el terrorismo doméstico (interno) en este país. No retrocederemos jamás en brindar cuidado en un ambiente seguro, de apoyo, del que millones de personas dependen y confían”.

¿Qué son los Centros Planned Parenthood?

Los Centros Planned Parenthood son una corporación sin fines de lucro que actualmente cuenta con 59 filiales y 700 clínicas a lo largo de EEUU y entre sus servicios está el aborto legal y seguro. Su origen se remonta a 1916, cuando la la enfermera y activista social feminista Margaret Sanger, creó el primer centro para el control de la natalidad y la planificación familiar en Brooklyn, New York, en momentos que el aborto y los métodos anti conceptivos eran ilegales. Por su activismo Sanger fue detenida y encarcelada por un tiempo. En 1942, el Centro paso a denominarse Federación Americana de Planificación Familiar (Planned Parenthood Federation of America) y mantuvieron el activismo ayudando en la distribución y educación de anti conceptivos que aún era ilegal. Muchas mujeres a lo largo del país -ya con varios centros a lo largo de EEUU- fueron asistida por este Centro para poder abortar o recibir anti conceptivos ayudando además, en muchos oportunidades, en llevar diversos casos de mujeres hasta la justicia. En 1973, tras el caso de la Corte Suprema “Roe v/s Wade” legalizara el aborto en el país, los centros se multiplicaron y las “Planned Parenhood” se convirtieron en Centro de abortos legales y seguros. Sin embargo los Planned Parentthood no solo realiza abortos, que representa solo al 3% de sus servicios -esto según su informe 2013 – 2014 en donde se cifraron en 370.000 abortos-, además se centran en servicios anti conceptivos, exámenes de detección de cáncer, papanicolau, colonoscopía y mamografías para detección de cáncer, entre otros. Para su funcionamiento el Estado financia gran pare de estos servicios.

Esto ha llevado a los Centros Planned Parenhood a estar en el blanco de grupos ultra conservadores y en algunos periodos han sido víctimas de ataques y campañas de desprestigios, así ocurrió durante la década de los 80′ con la llegada a la casa blanca del Repúblicano Ronald Reagan, quien fue un abierto detractor del aborto y de las clínicas. En ese tiempo, motivados por discursos y una campaña mediática brutal, algunos centros fueron atacados con bombas, cosa que también ocurrió en la administración Bush.

Grupo fundamentalista “Center for Medical Progress” y su campaña del odio

Los ataques a este tipo de centros de salud aumentaron en los últimos meses debido a un video creado y publicado en julio por el grupo fundamentalista cristiano conservador “Center for Medical Progress” (Centro para el Progreso Médico), denunciando un supuesto lucro con tejidos fetales que harían las clínicas de planificación familiar. Según el grupo fundamentalista los videos son parte de una investigación profunda de meses, pero a medida que fue pasando el tiempo despúes de su publicación se evidenció la edición malintencionada de las grabaciones, extrayendo frases recortadas de una persona de “Planned Parenthood” en conversación con dos actores que hacían de compradores. En el video, la administrativa de la clínica habla de valores en dinero, frase que “Center for Medical Progress” extrae del contexto para denunciar que había una transacción monetaria, sin embargo, los valores que se expresan (entre 30 y 100 dólares) son los costos de recolección y transporte de tejidos, como lo indicó a la prensa el centro de salud, tejidos que son donados por las mujeres que se hacen abortos, todos procedimientos abalados por la ley en Estados Unidos.

El video que fue ampliamente difundido por la TV estadounidense fue utilizado también por algunos políticos republicanos conservadores para exigirle al Gobierno que retirara el financiamiento para estos centros dedicados a la salud de la mujer, debido a que estarían lucrando, lo que se demostró que era falso y se denuncia una campaña engañosa e incitadora del odio de parte de grupos fundamentalistas cristianos.

El abogado de Planned Parenthood emitió en esa oportunidad una carta a la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de EEUU, denunciando la campaña de este grupo, y que por medio de una empresa falsa creada por David Daleiden, director de Center for Medical Progress, se intentó comprar un hígado fetal por 1.600 dólares a Planned Parenthood, lo cual la institución no aceptó, puesto que “los tejidos fetales sólo pueden ser adquiridos por investigadores para estudiar y desarrollar tratamientos para enfermedades y afecciones como el VIH, la hepatitis, defectos congénitos del corazón, degeneración de la retina, el Parkinson y otros”, como se indica en la editorial de julio de yornal.cl. A su vez, el presidente del Consejo de Política familiar de Florida, el ultra conservador, John Stemberger, acusó a Planed Parenthood de “vender partes de bebé (fetos)” y pidió al Gobernador Rick Scott, que investigara y quitara el financiamiento del Estado a las clínicas, esto en base al video ya citado. El medio Politifact -especialista en corroboración de datos y premisas- investigo la acusación de Stemberger llegando a la conclusión de que era falsa (ver aquí).

Historial de los ataques y de los grupos fundamentalistas cristianos y supremacistas blancos

Ha habido por lo menos 9 ataques criminales en contra de estas clínicas desde que el video fue lanzado, sin embargo los ataques son habituales: “Desde 1977 a 2014, según la ‘National Abortion Federation – NAF (Federación Nacional del Aborto)’, 8 personas que hacen aborto han sido asesinadas y 17 intentos de homicidios; ha habido 42 ataques con bombas y 182 incendios provocados, y más de 1500 situaciones de vandalismo a las clínicas” como se indica en el artículo “las clínicas de aborto están quemándose pero a nadie parece importarle” en “Broadly”, sección mujer de la revista VICE.

En el artículo “Conoce a los terroristas en la guerra contra la mujer” de Broadly se denuncia a los grupos fundamentalistas cristianos por la incitación al odio que generan en la población, por la amplia difusión que tienen en la prensa, la utilización para campañas políticas en torno al tema y por no haber sanciones a quienes hacen amenazas a través de las diversas redes sociales. El artículo denuncia que los creadores de los videos, “Center for Medical Progress”, está integrado por extremistas anti aborto y que algunos de sus miembros tendrían vínculos directos con terroristas procesados por hechos similares. Troy Newman es uno de sus fundadores y presidente del grupo extremista “Operation Rescue”, procesado por planificar un ataque de bomba a una clínica en 1988, en 1990 encabezó un seguimiento a un doctor que realizaba abortos, George Tiller, quien fue asesinado en su iglesia por un extremista pro-vida en 2009.

Troy Newman tienen 45 sitios web asociados a su nombre, entre ellos uno que tiene una lista de doctores que realizan abortos, con su foto, dirección de las clínicas y números de teléfono, según indica la página, “no estamos fomentando ni incitando a la violencia de ningún tipo a las clínicas, a los abortantes o al personal. Nosotros denunciamos actos de violencia de las clínicas de aborto y proveedores en los más duros términos”.

El terrorismo interno (domestic terrorism) está definido por el FBI como actividades que involucren actos peligrosos para la vida humana que violen la ley federal o de estado: que parecen buscar (i) intimidar o coercionar a la población civil; (ii) influenciar a la política de un gobierno por medio de la intimidación o la coerción.

Recordado es el caso de las denominadas “milicias nacionalistas de Oklahoma”, EE.UU. quienes en el año 1995 hicieron volar un edificio federal y mataron a 168 personas. Este hecho aumentó la popularidad de estos grupos de ultra derecha y con los años el problema se fue masificando y despertando gran preocupación en las autoridades de EEUU.

Pero EEUU no ha sido el único país que registra este tipo de ataques. En el 2011, en Noruega, Anders Behring Breivik (32), un cristiano de ultra derecha, con un fusil de asalto y una bomba, asesinó a 92 personas. Su motivación, según confesó a las autoridades, era erradicar “la ideología del multiculturalismo”, oponiendose al Islam y al marxismo, que Behring considera “ideologías del odio”. Lo llamativo fue la confesión que hicieran los servicios de inteligencia noruegos (denominados PST), quienes señalaron que “temían un ataque terrorista islámico, pero no de un cristiano de ultraderecha”.

supremacista blancos eeuu

De hecho, la edición de este lunes 30 de noviembre del diario británico “The Independent“, deja en evidencia que el mayor problema en EEUU, en cuanto a ataques terroristas en suelo estadounidense no proviene del “fundamentalismo islámico” sino de los grupos de derecha y supremacistas blancos del propio país del norte de américa. Esto basado en un estudio realizado por el Think Tank “New American Foundation”. Uno de los voceros de la Fundación, David Sterman, señala que “hay una creencia popular de que el terrorismo de los EEUU proviene de países extranjeros y por lo mismo es visto como un problema la inmigración… y claro, pues los ataques del 9/11 fueron llevados a cabo por personas que venían de otros países, sin embargo, de 330 casos que hemos examinado desde el 11 de septiembre, descubrimos que el 80% -de los ataques llevados a cabo en estadounidense- han sido efectuados por ciudadanos estadounidenses“.

estadistica new foundation american

Gráfico: Ataques de Yihadistas (barra 1). Ataque de grupos de ultra-derecha y supremacistas (barra 2).