Home » DDHH » Bomba mediática y oportunismo político deja a sociedad lesionada y con miedo

Bomba mediática y oportunismo político deja a sociedad lesionada y con miedo

 

fotografía: @carielgarcia

fotografía: @carielgarcia

 

“Cuanto más delincuentes existan, más crimenes existirán, cuantos mas crímenes hayan más miedo tendrá la población y cuanto mas miedo en la población, mas aceptable se vuelve el sistema de control policial”.  Michel Foucault.-

 

¿Deberían ser los medios un altavoz del pánico y la histeria? ¿Deberían los políticos de forma oportunista ocupar un hecho deplorable como el bombazo en la galería del Metro Escuela Militar como una excusa de acelerar e instalar ciertas agendas políticas y legislativas? ¿Deberemos, a costa de sentir mayor “seguridad”, acostumbrarnos a vivir en un estado policial más férreo y represivo del que vivimos hoy?

 

Todas estas preguntas surgen desde lo ocurrido ayer lunes en el Sub-centro del Metro Escuela Militar, que aún sin ser investigado, distintos actores políticos ya apuntan con la mano en contra de “grupos anarquistas” como responsables del atentado. Y junto con ello, esos mismos políticos y esos mismos medios de “comunicación” que amplifican sus discursos, en vez de llamar a la calma y a la mesura, han llamado al pánico, al terror y a la sicosis.

Desde el ala política, tanto en el oficialismo con el mismísimo Ministro del Interior, como también desde la derecha opositora, se ha utilizado de forma oportunista este atentado para impulsar y acelerar “la reforma” a la Ley Anti Terrorista, la que llamativamente se estaba tratando de instalar desde hace un mes por Rodrigo Peñailillo con criticas desde organizaciones de DDHH y desde su misma coalición, esto porque esta reformulación (modernización le han llamado) está muy lejos de adaptarse y respetar los Derechos Humanos, como le fue señalado por la condena de la Corte Interamericana (Mapuches / Estado de Chile) y las recomendaciones de organismos de Derechos Humanos entre estos la propia relatoría de la ONU. Esta modernización busca adquirir más herramientas represivas, punitivas y de investigación, las cuales la mayoría van a contracorriente de lo que debería ser un estado democrático y abierto. Suma a esto la nueva institucionalidad para la Inteligencia chilena (ANI) la que también hace cerca de un mes se está empujando desde La Moneda ¿la idea? dar mayor facultad a los organismos de inteligencia para “prevenir” acciones de carácter terrorista. Entre estas iniciativas estaría el permitir “pinchar” teléfonos ante “sospechas” de posibles actos ilícitos (actualmente solo permitido en la Ley 20.000 de Ley de Drogas) mayores recursos y un cambio legislativo para apurar las lineas investigativas y ponerse en estandares internacionales. Estos “estandares internacionales”, cabe decir, han sido fuertemente cuestionados, como es el caso de EEUU y Gran Bretaña, por lesionar gravemente los derechos constitucionales y ciudadanos y quebrar el “estado de derecho” garantista (ser inocente hasta que se demuestre lo contrario) en el que está basado nuestra propia legislación, pasando a otro mas restrictivo: se es culpable hasta que se demuestre lo contrario.

La prensa y el miedo expansivo

 

Por otro lado, la prensa comercial y masiva, tanto desde una linea editorial afín a los intereses del gobierno y de la derecha política y económica, como también interesada en el rating que pueda entregar este desgraciado suceso que tuvo como resultado a trabajadores heridos, han convertido un simple atentado (afortunadamente sin victimas fatales) en un circo del terror. TVN movilizó a Amaro Gómez Pablos como si se tratase de un escenario bélico, mientras todos los canales en conjunto realizaron secciones especiales con títulos aterrorizantes y música dramática de fondo. Canal 13, también en una maniobra oportunista, buscó vincular en un intrincado y nebuloso relato a los colectivos y agrupaciones estudiantiles con los últimos bombazos ocurridos en la capital de Chile.

Mención especial la tiene el periódico La Segunda, del Mercurio S.A. (Grupo Edwards) titulando su edición de hoy martes 9 de septiembre con “El Retorno del Miedo”. Manipulación política de un suceso, búsqueda del temor al caos para que se acepte un estado represivo, o bien derechamente acto terrorista (pues tiene como fin infundir el temor en la población)

La Segunda

Y las reacciones inmediatas ya las vemos. El gobierno ha anunciado que 500 carabineros estarán “cuidando” los vagones del Metro, justo luego que la semana pasada se dieran las acciones de “Evasión Masiva” tras alzas y mal servicio. Suman también diversas alertas de “posibles bombas”, pánico ante “objetos sospechosos”, cierre de estaciones del Metro que interrumpen la normalidad de los transeúntes, que comienzan a sentirse (y lo que es peor aún, a aceptar) que se encuentran en una ciudad sitiada.

Ante el pánico, ante el temor, la masa tiende a buscar el orden, y eso parecen haberlo entendido muy bien quienes han aprovechado esta coyuntura para hacer de esta ciudad un espacio más represivo, restingido. Y lo más terrible aún, es que lo que ocurre en este momento en la capital puede ser la imagen profética de lo que será este país si se aprueban los paquetes de leyes que desde esta sensación de pánico y temor se han impulsado. Pronto tendremos que vivir con nuestros aparatos telefónicos intervenidos, con policías (oficial y legalmente) infiltrados y con una Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) casi tan omnipotente como la policía política de un régimen dictatorial.

Por otra parte el “poco tino” de la prensa no solo genera pánico, sino que envía imagenes confusa. Tal es el caso de su pormenorizada exposición respecto a la fabricación de la bomba, la cual fue mostrada, en diversos canales, con lujo de detalles y casi como un tutorial de bombas. (ver imagen en la parte final de la nota)

Sin duda hasta el momento no sabemos quiénes han realizado el atentado en el Metro Escuela Militar, pero lo que tenemos claro por ahora es a quiénes y a cuáles discursos han beneficiado. Terrorismo no es solo la bomba de ayer, terrorismo es también generar terror en la población para impulsar una agenda propia. Y parece que el gobierno, la derecha y la prensa saben bastante de eso último y en ultima instancia lo alientan.

Bomba Mega

Imagen capturada en noticiero de Mega

LA TV

Imagen capturada de CNNChile – Bomba con extintor