Home » Noticias » Caso Bomba Las Vizcachas: Parte de las pruebas de fiscalía son que Víctor Montoya es vegetariano y animalista

Caso Bomba Las Vizcachas: Parte de las pruebas de fiscalía son que Víctor Montoya es vegetariano y animalista

 

En la fotografía Víctor Montoya en el tribunal de Puente Alto. Extraído del Facebook: Familia Montoya Encina

En la fotografía Víctor Montoya en el tribunal de Puente Alto. Extraído del Facebook: Familia Montoya Encina

 

Un año y 4 meses lleva Víctor Montoya Encina en prisión preventiva en la cárcel de Puente Alto. Esto a petición de la Fiscalía, a quien se sumó en febrero de este año, no sin polémica, la Intendencia Metropolitana invocando la Ley Anti – Terrorista encabezada por el abogado Mauricio Jara quien incluso pidió mayores penas. El abogado luego fue destituido de su cargo.

El 8 de febrero del 2013 una bomba colocada el costado de un muro del Retén de carabineros de Las Vizcachas explosionó. En la explosión un carabinero quedó con daño acústico y resultó con daños leves (contusión en la espalda).

Según 2 testigos (sin rostro, los que son amparado por la Ley Anti – Terrorista) vieron una camioneta huir del lugar la que correspondería a la camioneta familiar de los Montoya Encina.

La acción se la adjudicó el grupo anarco – insurreccionalista “Amigos de la pólvora negra” quienes en una declaración hablan de la acción y eximen a Víctor Montoya señalando que no pertenece a sus grupos de afinidad y burlándose del trabajo policial a quienes llaman “tontitos” y exhortan a hacer bien su trabajo.

Víctor: El Animalista Vegano = Terrorista

 

Víctor Montoya es un joven de 23 años, egresado de Relaciones Públicas del INACAP. Un joven tranquilo, según sus cercanos, deportista y que se desenvolvía sin problemas en la comuna de La Florida. Además ayudaba a dos bandas musicales, como “representante” y planificaba una gira a Europa con una de ellas. Amante de los animales y vegano. Esto último serían características que configurarían un perfil “terrorista” según el ministerio publico.

La policía llegó a su casa esa noche incautó solo las cosas que “le parecían relevantes y sospechosas” dijeron a su madre. Entre ellas estaban CD de música (anarquista según ellos) revistas sobre Movimientos animalistas, DVD de películas (entre ellas una de la historia de ETA) y unas revistas anarquista de “armas de resistencias” y el texto “la moral anarquista”.

El vehículo fue revisado por la policía, sin encontrar absolutamente nada. Aunque durante la investigación fue encontrada “una araña muerta” prueba irrefutable de que Víctor estuvo en el lugar. Cuestión dudosa, según la defensa a cargo del abogado Rodrigo Román de Defensoría Popular, pues dicen haber encontrado una araña muerta mas no se encontró barro, resto de pasto o algo que haya situado a la camioneta en ese lugar (en el cual había bastante fango y pequeñas lagunas) Por otra parte no se encontró ni en su ropa ni en sus manos trazas de pólvora (usada en el atentado).

Todo lo que tienen son los testimonios de dos personas, testigos protegidos, que señalan haber visto la camioneta de Víctor y haber seguido a la misma hasta anotar la patente. En ella se habrían subido personas “sospechosas” cerca del lugar.

El resto de las pruebas son el testimonio de peritos que presentan pruebas de “peritajes sicológicos policiales” en las que Víctor cumpliría con el perfil de una persona que podría haber participado en un acto como este. Mismos testimonios que han sido cuestionados por la jueza del tribunal quien en audiencia ha exhortado a la fiscalía a presentar pruebas concretas y científicas, no perfiles posibles y proyectivos.

Según el capitán de inteligencia Gerardo Mediavilla, que participó como testigo de la fiscalía (y ha participado en otros juicios por casos similares) Víctor cumpliría con el perfil de la acción porque es: Animalista y Vegano. A lo que agrega que su conocimiento de otros grupos en otros países y relaciones establece que generalmente los anarquistas que accionan así lo son. (Audio abajo)

Sobre estos informes sicológicos presentados por la fiscalía el destacado siquiatra Luis Enrique Peeble, quien estuvo presente en el juicio, señala que los mismos no son confiables ni veraces. El sicólogo de la policía intenta armar con frases “posibles” “probables” plantean una falta de validez. Afirma.

Tras pasar 1 año y 4 meses entre investigación y juicio, este jueves 5 de junio se dictará el fallo del cual depende la libertad o condena de Víctor Montoya.

Audio declaración Capitán de Inteligencia Policial Gerardo Mediavilla: