Home » Noticias » Columna en The Washington Post advierte que Trump avanza peligrosamente al sistema de educación chileno del voucher

Columna en The Washington Post advierte que Trump avanza peligrosamente al sistema de educación chileno del voucher

Betsy DeVos, es el nombre de la persona elegida por el presidente electo Donald Trump, para asumir la Secretaría de Educación, y por estos días ha generado una abierta discusión y guerra de declaraciones por su trayectoria y por sus ideas que apuntan hacia la privatización de la educación pública y profundizar el modelo de Escuelas Charter. Todo esto en medio de lo que fue su comparecencia a la audiencia de confirmación en el Senado en donde debió responder y precisar una serie de frases polémicas dichas por ella en el último tiempo y sobre su vinculación con el mundo empresarial y político. De este modo, DeVos asumirá en su cargo el próximo viernes cuando comience de manera oficial “la era Trump” en Estados Unidos.

DeVos es conocida como una defensora y promotora del modelo de “Escuelas Charter”, y ha presionado para que haya escuelas autónomas (de estatutos propios o “charter”) y que se utilicen fondos públicos para financiar esas escuelas de gestión privada. DeVos además es multimollonaria y una reconocida financiasta del Partido Republicano, y si bien en primera instancia se planteó en el ala critica del Partido contra Trump, una vez que este fue electo su postura fue conciliadora y, para Trump, fue una buena oportunidad para hacer un gesto al Partido que lo llevó, a pesar de todo, a la Casa Blanca.

Si hubiera que hacer un símil, Betsy DeVos podríamos decir que ella es una versión estadounidense de Patricia Matte (versión chilena) y sus vidas e ideas sobre educación no son muy distintas, aunque con matices.

Es en este contexto que las académicas Jennifer Pribble y Jennifer L. Erkulwater de la Universidad de Richmond revisaron en una columna publicada ayer martes en The Washington Post, los planteamientos de DeVos y su visión sobre educación que apunta hacia el sistema de “voucher” implementado en Chile y, como advierten las mismas académicas en la columna publicada, esto “es una advertencia para los educadores estadounidenses“. Y es que, según la columna, “Chile ofrece un relato instructivo y preventivo sobre cómo el sistema de ‘voucher’ escolares afectan a la educación“.

Inician su argumentación recordando que en Chile el sistema de “voucherización” fue iniciado por el Dictador Augusto Pinochet creando la posibilidad de que el dinero (por estudiante) pueda ser utilizado en la educación pública o privada (a elección, lo que se conoce como “Libertad de Enseñanza” que no es otra cosa que “Libertad de Mercado”). De hecho, recuerdan, el sistema fue introducido por los economistas e ideólogos del libre mercado (Chicago Boys).

Cuando esta visión dominó la escena, a partir de 1980-1990, el gasto público en educación se redujo esencialmente a la mitad –de un 5 por ciento a 2,5 por ciento del producto interno bruto . Además, el Estado hizo relativamente poco para regular que hicieron las escuelas privadas con los recursos del vocuher“.
De este modo la Educación Pública fue disminuyendo. En 1981, el 78% de los estudiantes que asistían a una escuela pública. En el 2013, solo el 39% lo hacía.

Según la columna, esto fue distorsionando el sentido de educación, las escuelas privadas en algunos casos mejoraron rendimiento pero a base de elegir solo a los mejores estudiantes y en condiciones más ventajosas, incluso “hasta el 2015 las escuelas privadas (particulares) podían limitar que estudiantes querían tener“.

Si bien señalan que hay diferencias entre Chile y EEUU, el hecho de que ya en 14 Estados se haya implementado un sistema similar (Escuelas Charter), hace preocuparse.

Al igual que en Chile, los programas de elección de escuelas de Estados Unidos pueden llegar a reforzar las desigualdades de clase y raza sin fiscalización. Cuando se supervisan las escuelas, la elección de escuela ha aumentado la integración racial en las escuelas de zonas altamente segregadas”, afirman las académicas.

Y finalizan señalando: “En Chile, el sistema de voucher no ha mejorado las oportunidades de educación para muchos niños pobres y de sectores rurales. Por el contrario, ha aumentado las desigualdades socio económicas y ha provocado un descontento y protestas.”