Home » Comunitario » Comité de Ministros aprobó construcción del proyecto termoeléctrico más grande hasta ahora en Chile: Punta Alcalde

Comité de Ministros aprobó construcción del proyecto termoeléctrico más grande hasta ahora en Chile: Punta Alcalde

Punta Alcalde

Un nuevo proyecto contaminante es aprobado por el Estado de Chile en una de las zona que registra actualmente uno de los mayores indices de contaminación de Chile y precisamente la planta termoeléctrica mas grande construida en el país a base de carbón. 

Este lunes 17 de noviembre el Comité de Ministros (última instancia en la aprobación de proyectos con implicancias medioambientales) ratificó y aprobó la termoeléctica Punta Alcalde, de capitales de ENDESA-ENERSIS, a construirse en la Provincia del Huasco, una zona ya profundamente saturada con proyectos de altísimos costos ambientales. Esto luego de que la Corte Suprema anulara el permiso de construcción y mantuviera detenido el proyecto hasta hoy. Sin embargo el comité de ministros aprobó la nueva RCA destrabando el inicio de construcción. Se trata del proyecto termoeléctico más grande construido hasta ahora en Chile, y que será alimentado de carbón y de pet coke, dos de los combustibles más contaminantes para la generación de energía actualmente en el mundo.

De este modo, y con la aprobación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), se integra una nueva Termoeléctica a una de las peores “zonas de sacrificio” (así denominadas por su alto impacto) de este país, que evidencian lo costoso en términos humanos y ambientales del modelo de “desarrollo” que está vigente en el país.

Con preocupación se ve que algunos de los ministros involucrados en la toma de la decisión, Máximo Pacheco Matte (Energía) y Pablo Badenier (Medio Ambiente) tuvieron reuniones durante la anterior semana con Francesco Starace, Director General de ENEL (empresa italiana que controla ENDESA-ENERSIS), en donde el último explicó los planes de desarrollo que tiene la empresa para los próximos años. Sin embargo la alerta cae especialmente porque dichas reuniones tuvieron lugar en la antesala de la resolución del Comité de Ministros, y perfectamente podría ser parte del lobby para hacer aprobar uno de sus proyectos principales: Punta Alcalde.

Otra información que se ve también con preocupación, y que podría indicar que esta es una de las muchas aprobaciones de proyectos de alto coste medioambiental que se visaron políticamente y no por sus evaluaciones técnicas, es que durante el mes de septiembre el ministro Alberto Arenas (Hacienda) se reunió con sus pares de Minería, Economía, Trabajo y Energía para “destrabar proyectos de inversión”, en los cuales su principal foco es la “materialización de proyectos de inversión privada”. Esto, a la vista de lo ocurrido recientemente cobra especial relevancia puesto que entre los ministros citados estaba Pacheco, y todo parecería indicar que uno de los objetivos era destrabar proyectos en su sector, cosa que con la aprobación de Punta Alcalde queda en evidencia.

Lo que se aprobó, básicamente es el Plan presentado por Endesa – Enersis en conjunto con CAP de colocar un precipitador en una de las chimeneas de la planta de Peletts. Mismo plan que en el pasado gobierno de Piñera, defendiera la Ministra del Medio Ambiente María Ignacia Benitez quien en una frase que generó polémica señaló que “con el nuevo plan Punta Alcalde mejoraría el aire de la zona porque contaminaría menos pues CAP bajaría sus emisiones” cuestión que fue duramente criticada.

La Planta Termoeléctrica acabaría con parte importante de la fauna y flora de la zona, ya contaminada y particularmente con la caleta de los bronces. De hecho ya en el 2012 la zona del Valle del Huasco fue declarada “Zona de Latencia” (ver documento) por su alto indice de contaminación y particulado respirable de MP10.

La pregunta que queda, dado todo lo anterior, es si esta será una de las tantas Resoluciones de Calificación Medioambientales en favor de las termoeléctricas y otros proyectos de alto daño al medio ambiente en pos de criterios económicos, y no técnicos y de preocupación por los habitantes que hay en la zona, pues todo parece indicar que esta será la tendencia del actual gobierno.