Home » Comunitario » Comunidad de Cocauque, Chiloé, en pie de guerra para evitar desalojo de abuelo Huilliche a favor de una Forestal

Comunidad de Cocauque, Chiloé, en pie de guerra para evitar desalojo de abuelo Huilliche a favor de una Forestal

René Nonque Llancalahuen ha vivido por más de 50 años en su predio en la localidad de Cocauque, comuna de Quellón, Chiloé. Allí pasó su infancia junto a sus padres, hoy vive junto a su esposa y compañera Blanca, en el mismo lugar y hogar en el que criaron a sus tres hijos y juegan sus nietos, y del cual hoy podrían ser desalojados por carabineros en cumplimiento a una sentencia judicial en medio de una tramitación llena de irregularidades y que la comunidad de la localidad de Cocauque denuncia como completamente irregular y de la cual están empeñados en denunciar y resistir para evitar que se concrete el lanzamiento a la calle de Don René .

A esta hora, unas 200 personas acampan en el terreno de René Ninque y esperan la llegada de Carabineros con la clara decisión de evitar a toda costa el desalojo ordenado por un Tribunal en favor de la Forestal Pansur Ltda.

Y es que desde el fin de semana pasado, diversas organizaciones sociales y territoriales de la zona, han llegado hasta el predio de Don René y han comenzado a acampar en el lugar para evitar se concrete el desalojo. Un total de 200 personas han llegado hasta el lugar, desde la Agrupaciones Huilliches de Chiloé, organizaciones sociales y de pescadores de la zona, quienes se han instalado como verdaderos “escudos humanos” y han comenzado a hacer turnos para impedir la entrada de la fuerza policial. Desde ese lugar señalan a este medio que “están dispuestos a enfrentar a carabineros para evitar el desalojo y que Don René sea lanzado a la calle“.

La comunidad se organiza para resistir el desalojo de Don René

Día nublado en la zona y varias personas preparan un fuego. Alguien pone más agua en una tetera y comienzan conversaciones respecto a como actuar cuando llegue carabineros. La información que se maneja es que un contingente de Fuerzas Especiales de Carabineros llegó ya a Quellón, y autos con policías de civil ha circulado en las inmediaciones del predio. La oficina regional del INDH ha estado monitoreando y han mantenido conversaciones con las comunidades que se encuentran en la casa de Don René.

Elías Kokauke, werkén del Consejo territorial de las comunidades de Quellón y Presidente de la Comunidad de Kokauke, en conversación con RVF, señala que “las organizaciones sociales de la zona hemos decidido resistir el desalojo y defender a Don René, porque en medio de todo esto ha habido una gran injusticia, además este no es el único caso en donde empresas, ayudadas por autoridades de la zona, se hacen de territorios ancestrales y que son parte de la vida de la comunidad. Así ocurrió -dice Elías- con el Parque Tantauco, que el expresidente Sebastián Piñera compró, en contra de lo que opinaba la comunidad. En el caso de Don René también, y por eso distintas la comunidad huilliche, de pescadores y de organizaciones sociales de Quellón estamos aquí para apoyar a Don René y resistir el desalojo“, afirma Kokauke.

Y es que el terreno donde vive hace más de 50 años René y su familia, es ocupado también para realizar ceremonias mapuche por parte de las comunidades huilliches de la zona, además es un lugar de visita constante, conocido en la zona por su hospitalidad y por su espíritu solidario con diversas causas. Ha sido este perfil el que ha motivado la reacción de la comunidad y la clara decisión de resistir el inminente desalojo a como de lugar.

En la fotografía: Don René y su esposa Blanca.

Desde ese mismo lugar, diversas organizaciones denuncian una serie de vicios judiciales para visar el lanzamiento en beneficio de la Forestal Pansur. Es en esta convicción que se han realizado una serie de acciones judiciales para impedir el desalojo y revertir la decisión del Juzgado de Garantía de Quellón.

Mauricio Mansilla Colivoro comunero de la comunidad de Yaldad, ha sido vecino desde hace años de Don René pues su comunidad queda en frente a la de este. Es por eso que Mansilla señala que también está dispuesto a resistir el desalojo, como varios en Cucauque. “Quieren desalojar a Don René, él ha vivido toda su vida en este lugar. Tiene 57 años y su madre ya vivía en el mismo lugar y ahora lo quieren lanzar a la calle a favor de una Forestal en un procedimiento viciado y lleno de irregularidades, acá está su historia, su vida, esto es injusto y no vamos a permitir tamaña injusticia”, afirma.

Es en este contexto, y desde hace un mes cuando ya la decisión judicial de la Forestal estaba en curso -ya había sentencia-, que la abogada Orietta Lllauca decidió representar a René Nonque Llancalahuen. En conversación con RVF señala no tener problemas en denunciar públicamente los vicios del proceso judicial que ordenó el desalojo de Don René y en esta línea ha presentado un recurso de protección para revertir la sentencia de desalojo y paralelamente una querella en contra del Juez del Juzgado de Garantía de Quellón, Pablo Farfán Kemp.

Según la abogada Orietta Llauca, “la tramitación del desalojo a favor de la Forestal tiene claros vicios en su proceso e incluso, a juicio de la abogada, se configuraría el delito de prevaricación. “En principio porque no se respetó el artículo 56 de la Ley 19.253 (Ley Indígena), que señala un procedimiento muy concreto y especifico en cuanto a la tramitación de estas causas, y en este caso no se respeto“, afirma Llauca.

Además, señala LLauca, “fue presentada una querella directamente contra el Juez del Juzgado de Garantía de Quellón, Pablo Farfán Kemp, por una serie de irregularidades y por obstaculizar los recursos legales a los que Don René Nonque tiene derecho, entre esto está el no remitir los antecedentes pedidos por la representación legal de René Nonque y retener documentación, la que nunca envió cuando se le pidió. Es por eso que iniciamos las acciones para pedir pronunciamiento y un recurso de protección y la orden de no innovar ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt“, agrega la abogada Orietta Llauca.

La noche se acerca y el fuego es alimentado con leña para ayudar a la espera de un desalojo que podría darse durante esta noche y que la comunidad está empeñada en resistir. “No queremos enfrentarnos con carabineros, solo queremos que se haga justicia y se revise un proceso legal que a todas luces es irregular, pero si no cabe otra opción, defenderemos el hogar de Don René, y todos acá, pescadores, comunidades indígenas, sociales y vecinos, estamos dispuestos a pelear por su familia y por esta tierra ancestral del pueblo mapuche – huilliche“, dice uno de las personas que están resguardando la propiedad.

Don René se sienta en un fardo mientras mira a su compañera de vida (Blanca). “De aquí no me saca, aquí está qmi vida, mi historia y la historia de mi gente“, dice mientras mira a lo lejos como queriendo divisar algo que no se muestra. El resto de la gente se organiza y conversa para esperar la llegada de Fuerzas Especiales de carabineros que dará curso  al desalojo, que “esperan que nunca llegue, pero si llega, resistirán”, sentencian.o

*Nota de la Redacción: En una parte de la nota, por problemas de transcripción de audio, se menciona “Cucao”, cuando correspondía señalar la localidad de “Cocauque”, corregida en el artículo posteriormente.