Home » DDHH » Conoce la historia de Miguel Montecino, un chileno detenido injustamente en México que hoy busca justicia

Conoce la historia de Miguel Montecino, un chileno detenido injustamente en México que hoy busca justicia

Arrestado y enjuiciado injustamente en México, el chileno Miguel Montecino se encuentra hace más de 4 años en prisión en un proceso que fue a todas luces irregular. Se trata de un luchador político que participó en la resistencia contra la Dictadura y que hoy nuevamente vive la represión y el encarcelamiento de un Estado. Es por ello que cercanos y abogados llaman a hacer una campaña en su defensa, para que el estado chileno se haga parte en su apelación y pueda al fin salir en libertad

Una Historia Injusta

En el mes de agosto del 2010, en la ciudad de México, ocurre un hecho que hasta el día de hoy tiene a Miguel Armando Montecino Montecino, chileno detenido bajo una falsa acusación y un procedimiento completamente ilegal e irregular por parte de la policía de la ciudad. No se trató de otra cosa que un intento de asalto de la policía del Distrito Federal de México a Miguel -hecho no tan irregular en dicho país-, el cual fue resistido por éste último con un arma que portaba. De ahí es que ocurrió un tiroteo que dejó tanto a Miguel como un policía herido, y el primero desarmado y tendido en el suelo.

Es luego de aquello que comenzaron a haber una serie de irregularidades que se sumaron al hecho de que fue la policía el que intentó asaltarlo. Luego de quedar tendido en el suelo producto del intercambio con la policía del la ciudad, llega la policía judicial quienes le propinan otros 7 tiros estando Miguel en el suelo, ninguna de ellas dejándolo con compromiso vital. Luego de aquello fue enviado detenido al hospital, donde asegura haber sido torturado por la policía, quienes le introdujeron lápices en las heridas producidas por los balazos.

Luego fue extorsionado por la funcionarios del tribunal que le exigieron el pago de un equivalente de más de 20 mil dolares a cambio de rebajar la pena, lo cual fue rechazado por Miguel y su familia. Es así que en vez de los 3 u 8 años que le ofrecían de pena a cambio del monto antes señalado, Miguel fue condenado a 28 años de presidio. Los cargos por los cuales fue arrestado y encarcelado Miguel no guarda relación con lo ocurrido, puesto que se le achaca un robo de un domicilio, además de intento de homicidio, cuando en realidad Miguel actuó en defensa propia.

Las pruebas también, y del mismo modo fueron falseadas para darle veracidad a la versión de la policía. Se le intentó vincular el domicilio del supuesto robo al lugar en donde fue detenido Miguel, como asimismo se señaló que Miguel percutó 22 veces su arma, cuando en realidad el peritaje posterior indicó que solo un casquillo correspondía a su arma. Todas estas incongruencias y arreglos muestran la intención de la policía de inculpar como fuere y con la mayor pena posible a Miguel Montecino.

Miguel, el “Gitano”: una historia de lucha y de resistir la represión y la prisión política

11001831_599033966897759_8660248016941761891_nEsta no es la primera prisión que tiene Miguel Montecino, es más, tampoco es esta su primera prisión injusta ni tampoco la primera vez que es torturado por agentes del Estado. En Chile, donde desde 1984 comenzó a ser parte del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, anteriormente ya militando desde 1976 en las Juventudes Comunistas. Fue detenido por las fuerzas represivas de la dictadura en Curicó el año 1986, donde es torturado durante 8 días por agentes de la CNI, achacándoles el haber participado en el atentado a Pinochet, formación de grupos de combate, entre otras cosas. Participó en la huelga de hambre seca durante el año 87 que los presos políticos realizaron.

Posteriormente el año 88 fue trasladado a la cárcel pública, en donde fue uno de los líderes en la gran fuga que los presos políticos realizaron el 29 de enero de 1990. Luego fue nuevamente detenido al intentar rescatar a unos compañeros desde afuera de la cárcel, y nuevamente se le pusieron cargos falsos, esta vez pide permiso al tribunal para poder abandonar el país, y termina asilándose en Francia.

Por tanto, no se trata de la primera vez que Miguel ha sido perseguido injustamente y ha recibido apremios ilegítimos. Es más, su historial de lucha en la resistencia fue un factor más de persecución, puesto que en el juicio en su contra en México, la CIA presentó un informe de por haber una ficha de terrorismo internacional de Miguel, lo que es uno de los motivos de lo alto de la pena de presidio que se le ha dado al Gitano. Esto último hace justamente pensar en el carácter político de su presidio, ya que se utiliza su pasado de lucha y resistencia como un argumento -y quizás el único, dado que no existen pruebas reales en su acusación- para su privación de libertad.

La lucha por su liberación

marcha Miguel 2
Familiares, cercanos y compañeros han desde el primer momento luchado para que realmente exista justicia en el caso de Miguel Montecino, es así que sus abogados han apelado a la sentencia, el primer lugar buscando quitar el delito de intento homicidio (por no haber ni premeditación y por ser el disparo en defensa) por simplemente el de lesión, como posteriormente han solictado un recurso de amparo que solicita la revisión del proceso, que incluye el motivo de la anterior apelación, como asimismo cuestionar la versión del robo, del cual no existen pruebas. A su favor esta que el magistrado que vió el amparo anterior reconoció irregularidades en el proceso, y de acogerse en esta instancia, podría permitirle a Miguel salir en libertad o en el peor de los casos, salir en libertad vigilada.

Sin embargo los mismos abogados reconocen que sería esencial para lograr que Miguel salga en libertad, que el consulado chileno en México intervenga en este proceso. Hasta ahora el Estado de Chile no ha prestado real apoyo a Miguel. El mismo estado que aprisionó y persiguió a Montecino durante la dictadura y los años posteriores, sin jamás haber reparado esos daños, hoy no es capaz de darle el apoyo y la ayuda necesaria cuando nuevamente vive una persecución injustificada.

Los abogados y cercanos de Miguel saben que de haber una verdadera participación del consulado chileno en el caso, es muy posible que se tenga la presión suficiente para que los tribunales se vean obligados a investigar seriamente lo que realmente aconteció aquel día. Anteriormente, como en el caso de Florence Cassez, el estado mexicano ha tenido que velar por la búsqueda de la verdad y velar porque los procesos judiciales realmente funcionen. Es por esto que están también realizando una campaña que busque visibilizar el caso de Miguel Montecino, y así lograr el apoyo suficiente y que desde ahí se presione al estado chileno para que se haga parte en la apelación del caso de Miguel, y de una buena vez se haga justicia, y pueda salir en libertad (revisa página de Facebook en apoyo Miguel Montecino) .