Home » Género y feminismo » Coordinadora #NiunaMenos Chile critica a los medios sensacionalista y a la Justicia por no resguardar a Nabila Rifo

Coordinadora #NiunaMenos Chile critica a los medios sensacionalista y a la Justicia por no resguardar a Nabila Rifo

El Caso de Nabila Rifo conmocionó al país. Nabila, la sobreviviente y víctima del brutal ataque ocurrido el 14 de marzo del 2016. Mismo ataque perpetrado por el hombre que la dejó en coma y que le arrebató sus dos ojos. El caso ha sido cubierto de modo sensacionalista por los canales de televisión, los cuales lo han puesto en pauta en sus matinales. La transmisión del juicio ha expuesto detalles de la vida intíma de Nabila, la víctima, en base a la estrategia de la defensa del principal imputado y quien ha sido señalado por la propia Nabila como su agresor, su ex pareja Mauricio Ortega.

Revisa: VIDEO: ¿Qué tiene que ver mi vida sexual con lo que me pasó? Nabila ante la pregunta del abogado de Mauricio Ortega

Es en este contexto que la Coordinadora #NiunaMenos Chile, que agrupa a una serie de organizaciones feministas en contra de la violencia y que luchan por los derechos de las mujeres, han hecho un comunicado denunciando los incumplimientos, en cuanto a derechos internacionales a los que Chile está adscrito y en resguardo a las víctimas (Belem do Para) y al trato que durante el juicio y por la exposición de los medios, ha expuesto nuevamente al maltrato a Nabila, quien ha sido juzgada en base a antecedentes parciales de su vida y ha debido ser ella quien ha tenido que responder y no su victimario respecto a su vida. Esto, a juicio de la Coordinadora, es un problema más profundo e institucional que debe ser resuelto para evitar que otras mujeres de la violencia machistas deban ser expuestas convirtiéndolas doblemente en víctimas.

Revisa: #JusticiaParaNabila: Una historia de horror en el país donde “robar un auto tiene mayor pena que golpear una mujer”

En cuanto al trato de los medios. La coordinadora #NiunaMenos critica el sensacionalismos que, con la excusa de entregar información, han hecho una verdadera teleserie en vivo y potenciado el morbo y aprovechamiento de la historia de una mujer que sobrevivió a una de las peores manifestaciones de violencia machista conocidas en el país, tergiversando y exponiendo detalles de su intimidad o cuestionando su vida, abriéndola a opinólogos/as y personas que poco o nada aportan o tienen que ver con el caso.

Revisa: Nabila Rifo y Gendarmería desmienten a El Mercurio y publicación sobre intento de visita a su agresor en la cárcel

Revisa: Mujeres se toman la Alameda para confrontar la violencia patriarcal con el grito #NiUnaMenos

A continuación, la declaración completa de la Coordinadora #NiunaMenos Chile:

En relación al Juicio Oral por Femicidio frustrado en contra de Nabila Rifo:

Nabila Rifo, dos veces víctima.

Nabila Rifo nos conmociona, no sólo por la brutalidad de la violencia a la que fue sometida y que la dejó malherida y mutilada en un intento de feminicidio que estuvo a punto de quitarle la vida, sino también, por la violencia social e institucional a que está siendo expuesta durante el juicio a Mauricio Ortega.

Hoy, vemos con impacto e impotencia cómo las agresiones han continuado por parte de algunas instituciones del Estado que tienen la obligación de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y de reparar a las víctimas, y por los medios de comunicación que con la excusa de entregar información han hecho morbo y aprovechamiento de la historia de una mujer que sobrevivió a una de las peores manifestaciones de violencia machista vistas en nuestro país, sometiendo a Nabila a un juicio mediático paralelo.

No podemos guardar silencio ante la estrategia de la Defensoría Penal Pública que se aleja de todo estándar internacional, infringe las normas de protección de mujeres víctimas de violencia, vulnerando el derecho de acceso a la justicia que constituye la base de la exigibilidad de los derechos humanos, y olvida que el hecho de ejercer la defensa del único imputado que Nabila reconoce e identifica como su agresor, no obsta a que la Defensoría Penal – en tanto órgano del Estado de Chile- se encuentra obligada a cumplir los Tratados Internacionales de Derechos Humanos y en consecuencia debe respetar las obligaciones establecidas en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujer (Belém do Pará) y la Convención para la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). Su actuar no hace más que contribuir a la impunidad del agresor y aumentar la desprotección de Nabila y de todas las mujeres víctimas de violencias. Esta es la violencia institucional del Estado de Chile, permitida y legitimada por el tribunal oral en lo penal de Coyhaique, que ha hecho caso omiso de sus obligaciones de debida diligencia en el enjuiciamiento del agresor y la protección de la víctima, sometiendo a Nabila a un juicio moral sobre su vida personal en lugar de enfocarse en esclarecer los hechos y determinar la responsabilidad penal del imputado, permitiendo lineas de interrogatorios absurdas de las que la propia víctima ha debido defenderse ante la total ineptitud de quienes tienen la obligación de hacerlo. Al mirar las audiencias televisadas y explotadas por los medios de comunicación es difícil saber si quien está sometido a juicio es el agresor o la propia víctima.

Y esta no es la primera vez que el tribunal oral en lo penal de Coyhaique permite que esto ocurra. El mismo tribunal que hoy lleva adelante el juicio de Nabila fue denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la vulneración de derechos de una mujer que denunció haber sido víctima de violación por parte de un militar en la ciudad de Puerto Aysén. La violación quedó en total impunidad en un juicio que se caracterizó por responsabilizar a la víctima e indagar en su vida personal, exponiendo aspectos relativos a su vida privada, a fin de deslegitimar la veracidad de su denuncia y desestimar la credibilidad de su relato, a pesar de contar con las evidencias físicas y pericias médicas y sicológicas que acreditaban la ocurrencia de la violación. La denuncia se encuentra aún en el sistema interamericano a la espera de una

decisión de fondo respecto a la falta de debida diligencia por parte de las autoridades chilenas en investigar y sancionar la violencia sexual sufrida por la víctima. La sentencia del tribunal que hoy debe decidir el caso de Nabila eximió de responsabilidad penal al agresor fundándose en prejuicios discriminatorios en contra de la víctima.

Nosotras no olvidamos y esperamos que esta vez el tribunal aplique justicia y condene a quien Nabila reconoce e identifica como su agresor. En caso contrario el Estado chileno será nuevamente denunciado ante tribunales internacionales por no cumplir con sus obligaciones de protección de nuestro derecho a vivir libres de violencia.

Como mujeres organizadas en la Coordinadora Ni Una menos Chile

Denunciamos:

A los operadores de justicia del Estado chileno por estar perpetuando y ejerciendo violencia machista en el ejercicio de impartir justicia.

La victimización secundaria a la cual son sometidas las mujeres sobrevivientes de la violencia machista.

La forma en que los medios de comunicación informan sobre crímenes de violencia contra las mujeres, calificándolos de crímenes pasionales, explotando nuestros cuerpos, perpetuando estereotipos sexistas, naturalizando la violencia, haciendo morbo de ella, entrometiéndose en la vida personal de las mujeres y culpabilizando a las víctimas de su destino

Exigimos Justicia para Nabila

Que el Estado no se convierta en cómplice de la violencia machista.

Que los operadores y administradores de justicia cumplan con la debida diligencia en prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

El amor no mata, los celos no matan,

el machismo mata.

Coordinadora #NiunaMenosChile