Home » Noticias » Correo con industriales pesqueros complican a Senadora Jacqueline van Rysselberghe por financiamiento de campaña
Senadora Jacqueline van Rysselbergue, Luis Felipe Moncada (Asipes)

Correo con industriales pesqueros complican a Senadora Jacqueline van Rysselberghe por financiamiento de campaña

Durante esta mañana se conocieron los correos entre un asesor de la senadora UDI Jacqueline van Rysselberghe y el Presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), correos que están en el poder de la Fiscalía Centro Norte y que son parte de la investigación por cohecho que implica la Ley de Pesca.

El Presidente de Asipes era Luis Felipe Moncada, quien acaba de renunciar a su cargo para enfrentar su defensa en el Caso Corpesca, que lo tiene como imputado. Por su parte, la Senadora gremialista es miembro de la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura, desde 2014 a la fecha y fue su presidenta hasta marzo de 2015. (Ver ficha)

Los mails enviados, a los que hace referencia el diario El Mostrador, datan de noviembre de 2014, fecha en que se discutían modificaciones a la Ley de Pesca, en un proyecto de Ley que supuestamente beneficiaría a los artesanales al darles menos restricciones en cuanto a las capturas de pesquerías acompañantes de la especie objetivo. En una indicación se nombran como “pesquerías pelágicas pequeñas” pero que a criterio del presidente de la Asociación Gremial de Pequeños y Medianos Empresarios Pesqueros (Pymepes), Alfredo Irarrázaval, se trataría de sardinas y anchovetas, materia prima exclusiva de los industriales.

Irarrázaval explica que dicha indicación “beneficia a los artesanales pero también a los industriales, porque todos los pescadores de sardinas y anchoveta trabajan para la Asipes, porque la Asipes es la única que tiene las plantas que hacen harina de pescado. Y de la sardina y anchoveta se hace harina en casi un 100%. Toda esa pesquería va a la actividad de harina de pescado y aceite. Pueden decir que esto beneficia a los pescadores, pero aquí el tema no es quién pesca sino quién procesa y para qué lo hace y eso permite que Asipes tenga control en la región”.

Correos y platas políticas

La misma Senadora, como presidenta de la Comisión de Pesca en esa época, estableció el 24 de noviembre como fecha tope para que los interesados ingresaran indicaciones y, según señala el diario electrónico, tres días antes de esa fecha, Juan Paulo Morales, jefe de gabinete de van Rysselberghe, envió desde su mail personal un mensaje al correo privado del presidente Asipes, adjuntando una indicación al proyecto de Ley, para ser revisada. A lo cual Luis Felipe Moncada responde explicando los alcances, comenzando en su mensaje con “Estimada Coca: El Art. de la LGPA en la letra f) se refiere al establecimiento de un porcentaje de desembarque de especies como fauna acompañante”. Moncada sugiere que los alcances de la indicación serían negativos en cuanto a la conservación de dicha fauna acompañante.

De esta forma, meses después, y antes de dejar la presidencia de la Comisión de Pesca, la Senadora retira la indicación junto a varias otras, con resistencia de parte de la Nueva Mayoría, “Sin embargo, dicha indicación, que había presentado la senadora UDI y que beneficiaría a los artesanales, tenía una indicación gemela, incluida por el senador del MAS Alejandro Navarro. De esta forma, y pese a la retirada de la parlamentaria gremialista, la iniciativa sigue con vida y llega hasta la sala del Senado para concluir con su segundo trámite constitucional, entrando de todas formas al cuerpo legal” señala el medio.

Por otra parte, Joel Chávez, ex funcionario de van Rysselberghe, e imputado por la emisión de facturas y boletas falsas, hace referencia a los métodos de financiamiento de la campaña senatorial de la Senadora y menciona además la cercana relación entre la Senadora y el presidente de Asipes. Agrega también que era él quien se hacía cargo de firmar e ingresar las indicaciones, “Yo las tenía que firmar, enviar y presentar la indicación en el Congreso. Todas las indicaciones de la Ley de Pesca o de otras leyes me las mandaba, las imprimía y firmaba para presentarla a la secretaria”, dice Chávez.

Por su parte, Irarrázaval, de los pequeños y medianos industriales, cuestiona la independencia de la Senadora, señalando que “Si ella le pedía opiniones a Luis Felipe Moncada para tomar decisiones de política pública estamos en graves problemas, porque ella tuvo un gasto reservado, el más alto que ha tenido un senador en la historia de la Región del Biobío. Tuvo aportes reservados de más de 300 millones ante el Servel. Si hay dineros pesqueros en la campaña de Jacqueline Van Rysselberghe no sería extraño. Lo que veo es que la senadora está en el cargo de presidenta de la Comisión de Pesca sin independencia, más bien con una dependencia directa, con un nexo directo hacia la Asipes, ya que no tiene libertad para tomar decisiones, para formarse una opinión y emitir un voto o presentar una indicación. Lo hace consultando a la industria pesquera. Este correo puede ser la pequeña punta del iceberg”.

Los correos

Correo del 21 de noviembre de Juan Pablo Morales a Moncada:

Asunto: “Indicación/Senadora van Rysselberghe” “Estimado Luis Felipe: Por especial encargo de la senadora van Rysselberghe, adjunto documento con indicación al proyecto de Ley del Boletín Nº 9097-21”. “En el caso de aquellas pesquerías pelágicas pequeñas en que las especies constituyan una pesquería mixta y que se encuentren sometidas a un programa o plan de conformidad con el artículo 7º A, se podrá autorizar que la totalidad o un porcentaje de las capturas efectuadas en cualquiera de dichas especies sean imputadas en forma conjunta a la sumatoria de las cuotas globales que al efecto se establezcan. Para los efectos antes indicados, se permitirá el desembarque de los recursos previa calificación de estos”.

Respuesta de Moncada:

“Estimada Coca: El Art. de la LGPA en la letra f) se refiere al establecimiento de un porcentaje de desembarque de especies como fauna acompañante” “En los casos que la fauna acompañante se haya agotado y exista remanente sin captura de la cuota de la especie objetivo (en este caso la sardina), la Subsecretaría puede autorizar la continuidad de la operación en la región y organización correspondiente, autorizando a SERNAPESCA impute la captura de la especie minoritaria (la anchoveta) a la especie dominante, en una proporción de una es a tres, con un límite equivalente al 25% de la cuota global de captura fijada para la especia minoritaria. La indicación lo que hace es saltarse estos topes en negrita, que fue establecido para que no se pesquen al barrer y hasta su extinción las especies minoritarias. Si se pescan como si fueran una sola, puede terminarse con acabar la que en su momento sea minoritaria” “Por otra parte, es efectivo que el Art. 7 A establece un programa de investigación que permite elaborar un plan de reducción del descarte, de 3 años de duración y que este no dice que la especie descartada se pueda traer a puerto, en vez de eliminarla, lo que sería favorable. Pero la indicación plantea autorizar que la totalidad o un porcentaje de las capturas efectuadas en cualquiera de dichas especies sean imputadas en forma conjunta a la sumatoria de las cuotas globales que se establezcan lo que es similar a lo que la ley indica pero no le pone topes de ninguna índole” “Con un criterio de conservación, me da la impresión que de aprobarse la indicación se acabarían las cortapisas y se podría pescar haciendo tabla rasa de los porcentajes, lo que puede ser malo. Porque si pescamos la especie minoritaria hasta acabarla, y luego cambian las condiciones y la actual pase a futuro por una etapa de decaimiento, no tendríamos la especie que debiera en ese momento pasar a ser lo objetivo y reemplazarla. Hay en lo pedido un planteamiento que merece duda desde la conservación”