Home » DDHH » Corte Suprema otorga la libertad condicional a Guillermo González Betancourt, condenado por el “Caso Degollados”
caso-degollados-nattino-parada-guerrero

Corte Suprema otorga la libertad condicional a Guillermo González Betancourt, condenado por el “Caso Degollados”

Durante el día de ayer, en fallo dividido, la Segunda Sala de la Corte Suprema emitió un fallo ratificando la resolución -previa- de la Corte de Apelaciones de Santiago, que concedía la libertad condicional a Guillermo González Betancourt, condenado a cadena perpetua por el secuestro y asesinato de los profesores Manuel Guerrero, Santiago Natino y José Manuel Parada, que, tras ser secuestrados, murieron degollados a manos de agentes de Carabineros el 30 de marzo de 1985.

Revisa: Víctimas de la Dictadura se encadenaron al ex Congreso, al igual que en 1979, por beneficios a violadores de DDHH

El 7 de septiembre la Corte de Apelaciones acogió el recurso de amparo interpuesto por el abogado de González, Maximiliano Murath Mansilla, en contra de la Comisión de Libertad Condicional, el cual no le había concedido el beneficio por tratarse de un caso de violación a los derechos humanos, los cuales según la legislación internacional, son inamnistiables e imprescriptibles, y debieran ser ejemplificadores para los delitos de Lesa Humanidad.

Esta resolución se suma a la reciente salida en Libertad Condicional para otro de los condenados por el mismo caso, Alejandro Sáez Mardones, en agosto de este año, en que la Tercera Sala de la Corte Suprema, de la misma forma, ratificó una resolución de la Corte de Apelaciones.

Revisa: Corte Suprema ratifica libertad condicional para Alejandro Sáez Mardones, condenado a perpetua por el Caso Degollados

De este modo, el fallo señala: 

“De conformidad al artículo 3°, inciso 2°, del citado Decreto Ley, a los condenados a presidio perpetuo se les podrá otorgar la libertad condicional, en la medida que satisfagan esos requisitos generales y además cumplan el específico previsto para ese supuesto, consistente en haber cumplido 20 años de encarcelamiento, todo lo cual está fuera de discusión en el presente caso”.

Además, continúa, “(…) cabe agregar en la especie las diversas decisiones de la autoridad penitenciaria, representativas de su convicción acerca del proceso de reinserción social del condenado, a saber, el otorgamiento del beneficio intrapenitenciario de salida dominical desde el año 2002, salida de fin de semana desde enero del año 2003 y salida controlada al medio libre desde junio del mismo año, las que constituyen etapas significativas en el proceso administrativo que conduce a la libertad condicional y que en la especie han ido apartando paulatinamente y en forma exitosa al penado de la privación total de la libertad que le fuera originalmente impuesta (…)  el tratamiento penitenciario  y la libertad condicional están íntimamente ligados entre sí, como que la segunda es la culminación del primero, cuyo progreso satisfactorio ha de incidir en las perspectivas de éxito de ese modo de cumplir un saldo de la pena de encierro”.

Decisión adoptada con los votos en contra de la ministra Muñoz y del abogado integrante Pizarro, quienes fueron partidarios de revocar la sentencia apelada y rechazar el recurso de amparo.

Revisa el fallo de la Corte Suprema: