Home » Movimientos territoriales » Corte Suprema ratifica condena a Emilio Berkhoff de 5 años y 1 día por porte ilegal de armas

Corte Suprema ratifica condena a Emilio Berkhoff de 5 años y 1 día por porte ilegal de armas

Luego de un juicio repleto de sucesos extraños que comenzó el año 2010 por una condena de maltrato de obras a Carabineros, este martes 7 de julio la Corte Suprema ratificó la pena de 5 años y un día por porte ilegal de armas contra Emilio Berkhoff, ex estudiante de antropología que fue sindicado como una de las cabezas de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) por el Ministro del Interior, Andrés Chadwik, durante el gobierno de Sebastián Piñera. Berkhoff fue acusado en un principio por 6 delitos de ataque incendiario, 2 de robo y uno por porte ilegal de armas, quedando absuelto el 27 de marzo de 8 de las 9 acusaciones que formaban parte de la tesis del Ministerio del Interior para demostrar la participación de Emilio en actos terroristas en la Araucanía y que incluían dentro de los demandantes a tres empresas Forestales: Malleco, Mininco y Volterra. Finalmente, fue condenado sólo por porte ilegal de armas.

La razón para ratificar la pena por parte de la Corte Suprema, quienes en fallo dividido confirmaron el rechazo, fue la inadmisibilidad del recurso de queja presentado por la defensa de Emilio, ratificando el dictamen de la Corte de Apelaciones de Concepción y no tomando en cuenta el tiempo que el imputado pasó en prisión preventiva. El abogado del joven, Jaime Pacheco, argumentó en el recurso que la condena estaba basada en prejuicios, estereotipos y preconceptos apoyados por la ideología e ideas política de Berkhoff, situación que queda clara al analizar la cronología de los hechos de este caso, y que han ayudado a difundir medios de comunicación como La Tercera, El Mercurio y TVN, quienes han afirmado, a pesar de no tener pruebas de ello, que Emilio es parte de la Coordinadora Arauco Malleco, justificando de esta manera los años de cárcel que el ex estudiante tendrá que cumplir.

Revisa: Emilio Berkhoff fue condenado a 5 años por porte ilegal de arma y fue absuelto de 8 cargos. La historia de un Montaje

Además Pacheco afirmó que a pesar que en el derecho interno ya se han agotado todas las instancias de apelación, debido al alto contenido político del juicio y la vulneración de derechos fundamentales, específicamente el derecho a un debido proceso, cabe la posibilidad de recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para apelar a la discutible condena contra Emilio, hecho que fue confirmado a Radio Villa Francia por Elisa Jerez, madre de Emilio.

La lucha de una madre

Elisa Jérez no ha parado de batallar por la causa de su hijo desde que comenzó este juicio político. Denunciando las graves irregularidades del proceso, declarando que no existe justicia con “testigos sin rostro”, lo que fueron parte fundamental de la causa y que quedaron desestimados por el Tribunal Constitucional, gritando contra “los perros (que) se alistan para salir de caza” y afirmando: “aquí estamos, ya no les tememos, ¿a quién podríamos temer si ya todo nos lo han hecho?”.

Yo no soy la madre de Martín Larraín, por suerte… Yo no soy la madre de Cristian Dávalos, por suerte… Yo no soy el terrateniente que guarda un arsenal de guerra en la Araucanía, por suerte… Yo soy la madre de Emilio Berkhoff Jerez, un cabro hecho de dignidad y consecuencia. Yo soy la madre de un perseguido político, de un perseguido por el Estado chileno y las transnacionales forestales”. Estas son parte de las palabras que difundió Elisa luego de la ratificación de la condena que la tendrá a ella, y a los dos hijos de Emilio, 5 años sin él en casa.

En una conversación con Radio Villa Francia la madre de Emilio afirmó que solo después de 6 meses lograron conocer los cargos por los que se estaba juzgando a Emilio, dejando de lado el derecho al debido proceso que todos los ciudadanos poseen y utilizando tácticas de regímenes totalitarios. Además, otro hecho cuestionable dentro del caso, es el uso por parte de la fiscalía de “testigos de oída”. Luego que el Tribunal Constitucional declarara inaceptable el uso de testigos anónimos y, de esta manera, detuvo el juicio en el año 2014, los demandantes agregaron a 90 testigos- que variaban entre Carabineros, personal de la PDI y peritos de ambas instituciones- que habían hablado con informantes y declaraban en nombre de ellos, o sea funcionan en base a “me dijeron” y no ha hechos comprobables. “Este es un mensaje claro del Gobierno, Emilio no es mapuche, es chileno y solidariza con la demanda, y además él vive desde el ser mapuche, ahí está el mensaje del gobierno, esto le pasa a cualquiera que se le ocurra solidarizar con el pueblo mapuche

Al no lograr condenar a Emilio a 30 años de prisión efectiva, como se pedía en principio por los 9 cargos que se le imputaban, la fiscalía negoció los 5 años que deberá cumplir” asevera la madre del joven. Y es que no existen pruebas contundentes de las dos ocasiones que “encontraron” a Berkhoff con armas sin licencia, en la primera oportunidad dos funcionarios de Carabineros declararon que no vieron al joven con un arma cuándo se produjo el arresto, y en la segunda testigos afirmaron que el joven sin llevar guantes tiró un arma lejos del lugar donde lo encontraron para esconderla, sin embargo las pericias muestran que no existían huellas dactilares de Emilio en el arma en cuestión. Según sus declaraciones, los jueces de Cañete, lugar donde se llevaba la causa, utilizaron pruebas que a pesar de encontrarse dentro de la lista oficial, no fueron presentadas en el juicio. Finalmente, películas, entrevistas que Emilio dio a los medios y diversos textos que el leía fueron las “pruebas irrefutables” por las que lograron concluir que el joven podía utilizar el artefacto contra las fuerzas de orden público.

Al conversar sobre su apreciación de la condena final, recuerda el caso del latifundista Jorge Temer San Martín- ligado al “Comando Tizano”, grupo paramilitar de derecha y antimapuche- quién en septiembre del 2012, luego de una discusión con otro latifundista conocido en la zona, fue detenido tras el allanamiento de su casa por parte de la PDI debido a gran arsenal de guerra que mantenía Temer en su vivienda, a pesar de esto solo cumplió con una pena remitida con firma mensual sin llegar a pisar una cárcel. Elisa espera que en el juicio en la Corte Interamericana de Derechos Humanos les dé la razón declarando nula la sentencia contra su hijo, claramente las pruebas en su contra no logran concluir la culpabilidad de Emilio en este extenso proceso que deja al descubierto un nuevo caso de montaje político.