Home » Noticias » Críticas a la Clínica UC por cobro de pagaré durante urgencia a la familia de León Smith: ¿Dónde quedó la ética?

Críticas a la Clínica UC por cobro de pagaré durante urgencia a la familia de León Smith: ¿Dónde quedó la ética?

logo_ucJuan Guillermo Smith, padre de León Smith – el niño de cuatro años fallecido el pasado 24 de abril en espera de un corazón -, presentó un reclamo en la Superintendencia de Salud por posible infracción a la Ley de Urgencias. Esto debido a que, según señala, el director del Hospital Clínico de la Universidad Católica le habría pedido firmar un pagaré, lo cual está prohibido en las atenciones médicas certificadas como urgencias en cualquier recinto hospitalario del país.

Además de dicho reclamo, esta mañana el padre de León denunció públicamente por las redes sociales que mientras León estaba recién “fallecido y donando sus órganos en pabellón, volvieron a intentar y hacer que firme un documento que terminaba haciéndome renunciar a la Ley de urgencia”.

Misión y Visión Red UC

Misión y Visión Red UC

Según el reclamo presentado en la Superintendencia, la solicitud del director ocurrió luego de que León presentara varios paros cardiorrespiratorios y días antes de que se le implantara el corazón artificial por el mismo Hospital, el 14 de diciembre de 2015.

Por su parte, la entidad se defiende indicando que dicho pagaré estaba en el contexto de la importación del órgano artificial “que requirió ser importado específicamente para el beneficio del paciente“, indicó el director del Hospital Clínico de la UC, Ricardo Rabagliati, agregando que “nunca se condicionó la continuidad del cuidado que estaba recibiendo León, y se realizaron oportunamente todas las gestiones tendientes a importar el llamado corazón artificial”, el cual tiene un costo de $238 Millones incluidos los costos asociados a la implantación, dicho valor fue cubierto en un 40% por la isapre, correspondiendo al pagaré el 60% restante, es decir unos $142.800.000.

Si la Superintendencia determina que hubo infracción, el Hospital Clínico de la Universidad Católica arriesgaría una multa que va de los $11.250.000 a los $15.750.000.

La familia de León calificó la posición del establecimiento como anti-ética, sumado al complejo momento de dolar de la perdida reciente de dolor. “Nos han hecho sufrir más de la cuenta”, señaló Juan Guillermo Smith.

Sin embargo este hecho no es aislado y se han conocido más denuncias similares al caso de la familia de León -que también generó expectación en los medios y puso de manifiesto y en discusión la precariedad en políticas públicas y difusión en cuanto a la donación de órganos en Chile-. Denuncias sobre presiones -tanto personal médico como administrativo- en circunstancia y momentos de absoluta indefensión y necesidad, en donde se les exige un cheque o pagaré supeditando y obstaculizando la atención de urgencia. En muchos casos se debe al desconocimiento del derecho a “Ley de Urgencia”.

Fue en el año 1999 cuando entró en vigencia la Ley 19.650, que garantiza a las personas que están en una condición de Urgencia Vital -es decir, que necesitan una atención médica inmediata e impostergable a causa de, por ejemplo, un infarto, un accidente, entre otras situaciones que pongan en riesgo la vida, o que están en riesgo de una secuela funcional grave- ser atendidas en el centro asistencial más cercano al lugar donde se encuentran, o en cualquier otro establecimiento, sea éste un hospital o clínica.
En esta circunstancia, ningún recinto de salud puede negar la atención, ni exigir un cheque, pagaré u otro documento o dinero en efectivo en garantía para otorgarla, mientras dure tal condición. Click aquí para más información.

Un caso reciente fue el de la conocida Dragqueen “Hija de Perra, fallecida el 2014, a quien no le hicieron la certificación correspondiente de urgencia en la Clínica Dávila, quedando su familia con una deuda de $58 Millones.

Ética contradictoria 

Otras críticas que se han expresado en redes sociales están relacionadas a la posición ética establecida por la PUC, en voz de su Rector Ignacio Sánchez  y la Red de Salud UC CHRISTUS en medio de la discusión sobre el aborto terapéutico, como la de 2014 en que emitía un documento con su posición respecto al proyecto de aborto tres causales, indicando en sus conclusiones que “el modo como enfrentamos estas situaciones críticas refleja el valor que asignamos a la vida humana, nuestro respeto por el vulnerable y nuestra real solidaridad“. Por lo que anunciaba su objeción de conciencia a atender abortos terapéuticos desde una posición ética.

Mientras que en ese entonces, el Centro de Bioética de la facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile – relacionada con la misma Red de Salud UC CHRISTUS- respecto a la misma discusión, a través de una declaración pública, indicaba lo siguiente:

Declaracion Red UC