Home » Noticias » Crónica: Allanamiento a Comunidades Mapuche en el Wallmapu, el pan y lacrimógena de cada día

Crónica: Allanamiento a Comunidades Mapuche en el Wallmapu, el pan y lacrimógena de cada día

 

Fotografías de Fernando Lavoz y Texto de Radio Villa Francia. 

Este es el pan nuestro de cada día… pero eso no significa que no nos siga dando rabia”

 

El pasado 22 de mayo cerca de 200 efectivos del GOPE y FFEE de carabineros de Chile allanaron violentamente 3 comunidades mapuche. Estas fueron: Las comunidades Coñomil Epule, Temucuicui Tradicional y Temucuicui Autónoma.

¿La razón?

Una orden de investigar por denuncia de “Abigeato” (robo de ganado).

Durante el operativo policial una persona fue arrollada por un lanza-gases (zorrillo) una escuela rural fue afectada con bombas lacrimógenas lanzadas en su interior, en esta se encontraban niños y apoderados que realizaban una reunión, además un comunero resultó herido con perdigones los que fueron disparados a su cuerpo.

La indignación y la impotencia se mimetizan con rostros toscos y rabiosos. ¿Por qué ingresan así a nuestras casas? ¿Acaso llegan así a la casa de los ricos? Dice una lamgen que mastica aún la rabia tras presenciar como hombres fuertemente armados, con rostro cubierto y con desprecio rompían las pocas cosas que tenía en su casa. La poca vajilla que había, cuadros y cosas que no presentarían ningún peligro para nadie, solo a la mentalidad de aquellos que por ser lo que son: “Comuneros mapuche”, asumen su criminalidad y terrorismo latente.

Atropellaron al perro, el no les hizo nada, solo ladraba por las lacrimógenas… le dejaron las tripas al aire”. Es el comentario de un niño mapuche. No es la primera vez que sus brillantes y oscuros ojos presencian un allanamiento y todo indica, hasta ahora, que no será la última vez que lo haga.

Tras cada allanamiento se genera una especie de “ritual”, este consiste en reagruparse. Mientras los más jóvenes permanecen en las cercanías y se mantienen vigilantes del retiro de todos los efectivos, esto porque generalmente son el objetivo de los efectivos policiales, tengan o no tengan relación con el motivo del allanamiento. El resto, mujeres, viejos y niños se reúnen en medio de la comunidad a evaluar los daños y juntar las lacrimógenas y cartuchos de escopetas que son el legado que deja generalmente carabineros tras su paso.

“Tenemos a un peñi detenido acusado de intento de homicidio, ellos dicen que intentó matar a un carabinero. ¿Se da cuenta? Ellos llegaron como con 20 carros blindados, chalecos anti bala, disparando, nosotros no sabíamos por qué, y resulta que nosotros somos ahora los que intentamos dañarlos?. Es el relato de un werkén de la comunidad. Y agrega:

“Fíjese, llegaron tras una investigación por Abigeato (robo de ganado) pero nos llevan detenidos a dos peñis, uno, el que fue arrollado por el zorrillo, y el otro por intento de homicidio. O sea, no había pruebas para detener a nadie, hacen el allanamiento, respondemos al ataque y ahora tienen a un detenido… parece que ese es el objetivo, provocarnos, que respondamos y detener diciendo que se ajustan al derecho… derecho de los huincas que nos trae puras injusticias”.

Efectivamente. Dos fueron los peñis detenidos, uno es Esterbaldo Correo Huenchullan (quien fue arrollado por el zorrillo y posteriormente detenido) y Juan Catrio Curinao. Este último, luego de la formalización en Collipulli, quedó detenido acusado de intento de homicidio contra un carabinero. Esterbaldo quedó en libertad, orinando sangre y con serias lesiones. Tuvo que ser trasladado por sus propios familiares hasta Víctoria para ser atendido. En la formalización se generaron incidentes en las afueras, saldo: 3 comuneros detenidos más. Uno de ellos acusado de daño fiscal ¿razón? Pelear con un perro policial que le fue abalanzado para morderlo… aunque usted no lo crea.

Resultado del allanamiento:

 

Niños intoxicados por lacrimógenas. Heridos por balines y perdigones de carabineros. Un comunero arrollado por un carro lanza-gases, el que resultó detenido junto a otro peñi. El interior de las casas destruido y decenas de cartuchos de escopeta y lacrimógenas apostados en el centro de la comunidad. Por parte de carabineros se registra un carabinero herido y trasladado a un centro asistencial, no se precisa más información.

Al terminar este registro una lamgen nos dice: “Este es el pan nuestro de cada día… ya estamos acostumbrados pero eso no quiere decir que no nos de rabia”.

Video del allanamiento. Registrado por los propios miembro de una de las comunidades afectadas (hecho con sus celulares)