Home » Noticias » Defensa de Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos buscan sobreseer causa tras error del Tribunal en el “Caso Caval”
davalos-compagnon

Defensa de Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos buscan sobreseer causa tras error del Tribunal en el “Caso Caval”

A finales de febrero de 2015 el Ministerio Público inició la investigación por el lucrativo negocio de la empresa Caval, – de la cual es dueña en un 50% Natalia Compagnon, esposa de Sebastián Dávalos, hijo de Michelle Bachelet – por la compra y venta de unos terrenos en Machalí. Los delitos imputados a quienes resultasen responsable eran de tráfico de influencia y negociación incompatible. El caso implica cambios de uso de suelo, por lo que se involucra a la Municipalidad de Machalí.

Revisa: Renuncia de Sebastián Dávalos no aminora el golpe, pues deja en evidencia las estrechas relaciones del Gobierno con Luksic

Cabe mencionar que para hacer el negocio, la empresa recurrió a un préstamo préstamo del Banco de Chile, propiedad de Andrónico Luksic, préstamo al cual se negaron otros bancos por tratarse de personas conocidas y por no poseer suficiente capital de respaldo. El préstamo, además, fue confirmado sólo un día después que Michelle Bachelet fuera electa presidenta.

Revisa: La nueva estrategia comunicacional de La Moneda: Bachelet versus la nuera Mala y los parche curitas

Además de esta invetigación del Ministerio Público, el 10 de abril de este año, se presentó una querella por el delito de cohecho en contra de Dávalos, Compagnon y Mauricio Valero, por Caval, y contra Wilfredo Valdés, Jorge Silva y Cynthia Ross, como ex funcionarios de la Municipalidad de Machalí.

A pesar de estar en investigación, según señala La Tercera, el 22 de septiembre los intervinientes recibieron la notificación de sobreseimiento del caso. Esta fue dictada por Ricardo Libretti, juez del Juzgado de Garantía de Rancagua, señalando que “habiendo transcurrido un término superior a 30 días por la querellante, sin diligencias útiles para dar curso al proceso de su parte, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 402 del Código Procesal Penal, se decreta el sobreseimiento total y definitivo de la causa“.

Ante esto, los abogados querellantes solicitaron que se rectificara esta resolución puesto que “esta norma antes indicada (cierre por no solicitar diligencias) se refiere a delitos de acción privada y la causa denominada Caval es un delito de acción pública“.

Días después, el Tribunal señaló que no se registraban resoluciones en la causa con fecha del 21 de septiembre, por lo que las defensas de Dávalos y Compagnon solicitaron que dicha resolución de la que fueron notificados fuera ejecutoriada, para lo cual llevaron pantallazos de la notificación en línea.

Finalmente, este martes el Tribunal notificó que rechazaba la petición de los abogados de Dávalos y Compagnon de confirmar el sobreseimiento dado que la notificación fue un error del sistema computacional: “Habiéndose cumplido ordenada en autos y apareciendo de los antecedentes que por un defecto de diseño de sistema computacional de notificación a los intervinientes un proyecto de resolución antes de que se concluyera su tramitación con firma digital, proveyendo las presentaciones de los apoderados de Sebastián Dávalos Bachelet y Natalia Compagnon Soto, no ha lugar la resolución en que sustentan su pretensión“.