Home » Noticias » Discriminación: Edificio residencial de Ñuñoa prohíbe en su reglamento el uso de la piscina a “Nanas” y sus hijos

Discriminación: Edificio residencial de Ñuñoa prohíbe en su reglamento el uso de la piscina a “Nanas” y sus hijos

Todo inició cuando María Gabriela Rubio, propietaria de uno de los departamentos de un edificio residencial ubicado en la comuna de Ñuñoa en el que vive hace seis años, invitó a la hija de la mujer (Marcela) que trabaja en su casa como Trabajadora de casa particular (“Nana”) a la piscina común del edificio debido a las altas temperaturas de los últimos días. El hecho no presentó problema, eso hasta que la asesora del hogar recibió un llamado de atención en la conserjería del edificio debido a que sus hijos habían utilizado la piscina común del recinto. De este modo ella avisó a sus jefes la situación, quienes con indignación fueron a reclamar la abierta discriminación y aclarar que ellos habían invitado a la piscina a ella y sus hijos como parte de la comunidad del edificio. Sin embargo, y para su sorpresa, les señalaron que había habido un reclamo y este estaba contemplado en el reglamento interno del edificio.

El reclamo había sido realizado por una vecina de ellos (residente del edificio) a la administración el pasado martes, molesta porque “la hija de la nana del 85 estaba usando la piscina lo que iría contra el reglamento del edificio”.

Y es que el propio reglamento interno del Edificio, concretamente en el articulo 14 del mismo, señala textual: “Se prohíbe el uso de la piscina al personal de empleados del edificio, como igualmente a sus familiares. Quedan incluidos dentro de esta prohibición, los empleados de servicio de los señores residentes y sus familiares“.

De hecho, según el mismo reglamento, cada residente pueden invitar a 2 personas más a ocupar la piscina (por ejemplo amigos/as o parientes) sin embargo, es explicito en que esos “2 cupos” no pueden ser las asesoras del hogar ni sus hijos o parientes de estas.

prohibicion-nanas-edificio-nunoa

Fue así como María Rubio, indignada, publicó en su cuenta de Facebook y Twitter lo ocurrido como familia y la clara discriminación a la persona que trabaja en su casa, subiendo de paso parte del reglamento citado. Publicación que rápidamente se volvió viral.

Revisa: VIDEO: Reconocido oftalmólogo viñamarino agrede a una asesora del hogar y su perro en ascensor de edificio

El hecho de paso recuerda lo ocurrido hace años atrás en un condominio en Chicureo, en donde también existía un reglamento que prohibía el uso de la piscina común y circular ciertas áreas, a las “nanas” que trabajaban en casas del Condominio.

 Según señaló María Rubio a La Tercera, junto a su marido están evaluando interponer un recurso de protección ante el hecho y analizar usar la ley anti discriminación (Ley Zamudio), lo que tendría asidero, pues la Ley 20.609 (Ley  Anti discriminación o Ley Zamudio) protege de discriminación o de exclusión tanto estatales como particulares. A ello, en el mismo medio, Rubio agregó: “Esto también es para tomar conciencia de lo que estamos poniendo en los reglamentos de copropiedad en los edificios. Me quedó dando vuelta una frase que nos dijo el administrador: ‘este es el típico reglamento de los edificios’. ¿En todos estamos poniendo medidas discriminatorias? Me pareció súper grave. Me interesa que se haga público para justamente llamar a estar pendientes” afirmó.

Revisa: Ratifican condena por Ley Zamudio a colegio católico que no dejó matricularse a niña porque su madre no estaba casada