Home » Entrevistas » El Che de los Gays sobre monumento a Pedro Lemebel: “A él no le gustaban esas cosas, nada que ver con lo que él fue”
El Chey de los Gays y Pedro Lemebel. Fotografía de Johnny Aguirre.

El Che de los Gays sobre monumento a Pedro Lemebel: “A él no le gustaban esas cosas, nada que ver con lo que él fue”

Esta tarde en la Cámara de Diputados se aprobó por 90 votos a favor y 19 abstenciones el proyecto impulsado por la Diputada comunista Karol Cariola que pretende autorizar un monumento en homenaje al fallecido escritor y poeta Pedro Lemebel, el que se ubicaría en la comuna de Recoleta.

Revisa: Falleció a los 62 años el escritor Pedro Lemebel: El cronista de la marginalidad

Sin embargo, y a pesar de que es tranversal la admiración al fallecido escritor, poeta y cronista, y quien además fue un activo militante de la diversidad sexual, no todos han estado de acuerdo con homenajearlo con un monumento (o estatua) y la discusión se ha tomado las redes sociales en base a lo que fue y representó.

Es en este contexto que Víctor Hugo Robles, conocido como “El Che de los Gays”, quien además fuera amigo y cómplice militante de Lemebel en el activismo de la diversidad sexual, conversa con Radio Villa Francia y da su parecer sobre este “homenaje” y lo que fue Lemebel en vida.

¿Qué te parece este homenaje de un monumento a Lemebel? 

“Lo primero que hay que decir es que Pedro se merece todo y mucho más, su obra es monumental, poética, literaria, política, eso antes que todo. Ahora, ¿transformar eso en un objeto? creo yo que tiene que ver más con una estrategia política electoral, porque para los que conocimos bien a Lemebel sabemos que poco o nada tiene que ver un monumento con él, nada pero nada.”.

Revisa: El Che de los Gays: “Pedro Lemebel no era de los huecos bien portados, era subversivo y resentido, un luchador”

¿Por qué dices que lo del monumento nada tiene que ver con Lemebel?

“Lo del monumento se aleja mucho de lo que fue Lemebel, lo que fue su vida, más cercana a las cosas calientes, a lo humano, no a esas cosas frías, alejado de lo divino y las pontificaciones. Los monumentos son lugares, son tan feos, fríos y que, la verdad, son solo para que caguen las palomas. Honestamente creo que obedece más a una estrategia estalinista del PC para apropiarse de la figura de Lemebel”.

¿Crees que hay aprovechamiento político con lo del monumento a Lemebel?

“Es que conociéndolo (a Lemebel), con sus sarcasmo e ironía, fíjate que él nunca pensó que se iba a morir, hasta los últimos minutos en la clínica Arturo López Pérez él siempre bromeaba con dejar sus propiedades, no dejó ni testamento, él creía que iba a vivir por siempre, por lo mismo eso de los monumentos, no, no le gustaba, obvio si pensó que nunca se iba a morir. Además siempre dudo de los premios, de los reconocimientos, lo necesitaba para su propia obra y aceptaba, porque él no tenía los contactos que se yo, de Isabel Allende, un García Márquez escritores que viven o vivieron de las regalías, por eso los aceptaba, pero desconfiaba, porque él siempre fue de la calle, de enamorarse de lo popular, de lo que él mismo era, no de los grandes salones y solemnidades. Entonces aquí hay elecciones y bueno, se intentan apropiar de su maravillosa, loca y subversiva figura”.

marcha-lemebel-y-che-de-los-gays-portada

El Che de los Gays y Pedro Lemebel- Manifestación a principio de los 90′

¿Qué homenaje entonces crees tú sería más el estilo de Lemebel?

“Un monumento no. ¿Por qué no un colegio o una biblioteca? Mira, el único monumento que le gustaría sería un monumento al pico (ríe Víctor Hugo), esa es la verdad, él se reiría mucho con eso, a carcajadas viendo la cara de espanto de los momios, pero eso, como broma. Fíjate que en Argentina por ejemplo al Pedro le hicieron un homenaje, una Biblioteca lleva su nombre, (en Paraná, Provincia de Entre Ríos, Argentina, una biblioteca lleva el nombre de Pedro Lemebel) eso si tiene que ver con él, parece que los argentinos lo aprecian más como fue o lo entendieron mejor.

Esto es una cosa política y electoral creo yo y muy contradictoria. A Lemebel  le preocupaba y le seguiría preocupando visceralmente tanta impunidad y que hasta ahora haya tan poca verdad en materia de DDHH, esos son nuestros verdaderos monumentos, hacer justicia, él estaría preocupado de eso no de pedazos de cemento o de lo que sea un monumento. Eso porque él era una figura de a pie, tan humano y tan universal, y eso de elevarlo a ese lugar divino con un monumento en donde el nunca va a estar, nada tiene que ver con lo que fue Lemebel. Quizás hacer políticas publicas permanentes para las travestis, los transexuales, el SIDA, algo que de verdad vaya con lo que fue su militancia y su obra. Pues veamos ¿Cuántos libros de Pedro Lemebel o relativos a las luchas de las diversidades sexuales en Chile dispone el sistema de bibliotecas públicas? eso sería hacerle de verdad un homenaje, a lo que fue, de lo que escribió y de lo que se enamoró toda su vida”.