Home » Internacional » El derribo del avión bombardero ruso y la ambigüedad de Turquía contra ISIS que complica a la OTAN

El derribo del avión bombardero ruso y la ambigüedad de Turquía contra ISIS que complica a la OTAN

(Fuentes: Al Jazeera, RT, The Guardian, BBC, Bussiness Insider)

Durante la mañana (09:10 AM horario Siria), fue derribado un avión bombardero ruso SU-24 por dos F-16 de la Fuerza Aérea de Turquía. El avión cayó en territorio sirio, y si bien tanto piloto y copiloto lograron eyectarse en paracaídas, uno de ellos fue atacado y alcanzado por disparos antes de tocar tierra, mientras del otro aún no se tiene claridad si se mantiene detenido o bien también fue asesinado por fuerzas rebeldes no identificadas.

Esto, como era de esperar, ha generado gran tensión y polémicas entre Turquía y Rusia, en una serie de acusaciones cruzadas. Si bien el argumento principal de Turquía para justificar el ataque es que el SU-24 ruso invadió su espacio aéreo, y que advirtieron al menos 10 veces la situación, el hecho es que el avión fue efectivamente derribado en espacio aéreo sirio y no en espacio aéreo turco. Por su parte, distintos portavoces rusos han asegurado que el bombardero jamás salió del espacio aéreo sirio, y que por lo mismo el ataque sería totalmente injustificado. Estados Unidos, si bien reconoció que al parecer si existieron las advertencias radiales de la Fuerza Aérea de Turquía, no confirmaron ni desmintieron si el avión ruso entró en espacio aéreo turco.

Informaciones posteriores indican que el gobierno turco informó de la situación a la ONU (ver imagen al final del artículo), en donde, a través de una carta señalaron que la transgresión del SU-24 a espacio aéreo turco duró 17 segundos, adentrándose solo 2,1km de la frontera sirio-turca. Quedan con ello las dudas respecto a los 10 llamados de emergencia previos, puesto que estos tienen que haberse realizado, -de creer dar veracidad a la versión de Turquía- de forma preventiva y no durante los 17 segundos de violación de espacio aéreo. Queda también la duda de la versión del gobierno de Erdogan sobre que el avión que fue derribado se encontraba en territorio turco en el momento del lanzamiento del misil aire a aire por parte del F-16 de la Fuerza Aérea de Turquía.

Por su parte, y cuando se confirmó por parte del gobierno ruso el derribo del avión de guerra, el presidente de Rusia, Vladimir Putin salió a apuntar directamente a Turquía y a su política internacional. En primer lugar señaló que la acción realizada por Turquía se trataba de una “apuñalada por la espalda”, haciendo alusión a las buenas relaciones que se mantenían entre ambos países antes del incidente. Además de aquello, y tal vez más importante, llamó al gobierno turco de “cómplices de los terroristas”. También señaló hoy -en medio de la reunión que mantenía con el rey de Jordania- que “desde hace mucho tiempo han detectado que una gran cantidad de petróleo y productos derivados, se exporta al territorio de Turquía desde los territorios ocupados por el Estado Islámico”. Finalmente se preguntó: “¿quieren llevar a la OTAN a servir al Estado Islámico?”.

Revisa: ¿Qué es El Estado Islámico (ISIS), cómo se financia y quiénes los apoyan?

Junto a todo aquello, el mandatario ruso ha prometido represalias en contra de Turquía, además de la ruptura de relaciones y de suministro de gas a dicho país.

Y es que efectivamente el gobierno de Erdogan en Turquía no ha sido claro un su combate contra el terrorismo, en especial contra ISIS. Si bien nominalmente han declarado su decisión de combatir al Estado Islámico, lo que se puede constatar es que tan solamente han realizados los esfuerzos mínimos para asegurar que el Estado Islámico no sea un real peligro en su territorio, pero a la vez considerarlos como fuerza útil para controlar a las milicias kurdas del PKK, fuerza que reinvindica territorios que se encuentran en control del estado turco. Es así que Srdja Trifkovic, editor de asuntos exteriores de la revista Chronicle, señala que el 80% del tonelaje de las bombas arrojadas por Turquía caen contra las fuerzas kurdas de liberación, que han sido una de las dos fuerzas terrestres que se enfrentan al Estado Islámico, y sin lugar a dudas la gran fuerza que ha logrado mantener a raya al Daesh, en especial en la zona de Kobane.

Revisa: Expulsan al Estado Islámico (ISIS) de Kobane: Un verdadero triunfo de la izquierda en la hazaña del pueblo Kurdo

Es por ello, sumado a las acusaciones de ser la ruta por donde fluye el negocio del petróleo de ISIS, ha puesto a Turquía en una posición profundamente incómoda, y que incomoda también a la OTAN, la cual parece no estar dispuesta a más errores por parte del gobierno de Erdogan. Si bien se le ha aceptado la actitud ambigua y vacilante respecto a la lucha contra el Estado Islámico, el incidente del ataque al avión ruso genera un problema mayor, y plantea dudas respecto a las verdaderas intenciones del gobierno turco, que luego de los atentados en París son difíciles de ser sostenidos públicamente. La OTAN debe decidir si seguir o no siendo aliado y amigo de un país que parece ayudar, por debajo de la mesa, al Estado Islámico.

Es por ello quizás que el vocero del la Fuerza Conjunta que combate ISIS (y principalmente al gobierno de Bashar Al Assad), Steve Warren, señaló que esto “es un incidente entre los gobiernos de Turquía y Russia”, y que “que no es un asunto que involucre a las fuerzas conjuntas”. En otras palabras, ha un desentendimiento tanto del Pentágono como desde la OTAN de lo hecho por Turquía, esperando que por ello también disminuir o frenar la escalada de acusaciones diplomáticas, sanciones e intervenciones que pueden tener lugar. Lo que es claro es que ya Rusia ha prometido tomar acciones, aunque hasta el momento no se sabe en detalle de qué se tratan.

Hollande y Obama realizan conferencia conjunta, y quedan dudas si el Estado Islámico es la prioridad a combatir

WireAP_6940593aeb664687bf14f5b16e44b40e_16x9_1600

El presidente de Francia, François Hollande se encontraba de visita oficial en Washington, en donde en conjunto con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dieron una conferencia de prensa la cual duró aproximadamente una hora, y que se centró especialmente en el apoyo y esfuerzos conjuntos de ambos países en contra del terrorismo. Sin embargo en la medida que los personeros fueron desarrollando sus ideas, fue quedando bastante claro que la prioridad de las potencias de la OTAN no es la eliminación del Estado Islámico, sino que sigue siendo el derrocamiento del gobierno de Bashar Al Assad, argumentando que las diferencias con Rusia se centran en dicho aspecto, y que no se puede acabar con el Estado Islámico mientras no exista una salida del gobierno de Assad, postura que comparten ambos mandatarios. Esto siembra ciertas dudas de cuales son las prioridades de ambos países (y de la OTAN en general) respecto al Estado Islámico, puesto que parece más importante la postura que existe de Rusia respecto al gobierno de Al Assad que lo que está realizando respecto al Estado Islámico (que es atacarlo mediante misiones aéreas). Y es aquella es la razón, y no una diferencia respecto a la intención de combatir a ISIS, por cual ambas potencias (Rusia y la OTAN) no están actuando en conjunto en un escenario en donde todos predican estar luchando contra el terrorismo, pero en donde en la práctica parecen más importantes las agendas e intereses propios.

749f9a60-bf6e-499b-bf74-f2613eb63eed

58809c85-1f77-4198-9324-d4099406053e

Comunicación del gobierno de Turquía a la ONU