Home » Noticias » El Fiscal “Anti vegano” que investiga atentado en el Metro genera indignación en animalístas y veganos

El Fiscal “Anti vegano” que investiga atentado en el Metro genera indignación en animalístas y veganos

fiscal raul guzman

En la Fotografía: Fiscal Raúl Guzmán Uribe

 

Por Ricardo Acevedo

Un libro sobre el veganismo hallado en su casa, folletos y un documental de la ETA fueron pruebas más que suficientes para que fiscal Raúl Guzmán decidiera que Víctor Montoya (23) era un terrorista y peligroso delincuente. Un año y medio alcanzó a estar preso el joven estudiante de Relaciones Públicas acusado de colocar un artefacto explosivo en el Retén de Las Vizcachas, hasta que la justicia determinó su inocencia a comienzos de junio pasado.

Guzmán vuelve a hacer noticia a propósito de sus declaraciones producto del atentado registrado en la Estación Los Domínicos del Metro. El fiscal regional de la Fiscalía Metropolitana Sur, que entre sus fallidas acusaciones también cuenta el “Caso Bomba”, responsabilizó una vez más al estilo de vida vegano de estar tras el atentado. “Evidentemente aquí hay móviles de carácter antisistémico a los que no les gusta el sistema de salud, capitalista o la organización que tiene la sociedad”, señalo el fiscal.

Aunque posteriormente Raúl Guzmán se retractó aclarando que había sido un error mencionar a los veganos y agregó que se trata de un estilo de vida “saludable”, organizaciones de defensa de los animales y DDHH advierten del peligro que representa para la sociedad que personas con esta clase de prejuicios ostenten cargos en el sistema de justicia. Así lo manifestaron en una declaración pública grupos animalistas según informa “prensanimalista” señalando: “Es inaceptable que en procedimientos de inteligencia contra el terrorismo, en tribunales y en la investigación se utilice prejuicios infundados como pruebas o perfiles probables. La evidencia debe ser una herramienta fundamental para llevar a juicio a una persona; no sus creencias, su idiología o estilo de vida“. Amparándose en la Ley Antiterrorista de Pinochet y usando testigos sin rostro, ya son numerosas las causas en las que ha participado este fiscal y que han sido desestimadas en tribunales por falta de pruebas tras mantener a inocentes durante meses o años tras las rejas.

El abogado de la Defensoría Popular, Rodrigo Román, ha señalado que desde 2010 a la fecha, y sólo en la Región Metropolitana, se han registrado cinco intentos por parte del Ministerio Público para invocar la Ley Antiterrorista en diversos casos, sin que finalmente ninguno de ellos haya sido tipificado de esta manera. Diversos grupos advierten que esta situación revela un peligroso intento por criminalizar todo pensamiento o estilo de vida que refleje algún grado de disidencia con el sistema capitalista.

En el caso de los veganos y animalistas, Nicole Sandoval, de la organización Defensa Animal Vegetal, opina que es inaceptable que en procedimientos de inteligencia contra el terrorismo se utilice “prejuicios infundados” como pruebas. “La evidencia debe ser una herramienta fundamental para llevar a juicio a una persona, no sus creencias, su ideología o estilo de vida“. Sandoval agrega que el veganismo es un principio de igualdad que considera a los animales sujetos de derecho y que, en ese contexto, se trata de una visión contraria a la violencia “hacia cualquier individuo que siente“.