Home » Movimientos territoriales » El triste final de los locatarios del “Mall del Mueble” y el triunfo de un monstruo llamado Walmart

El triste final de los locatarios del “Mall del Mueble” y el triunfo de un monstruo llamado Walmart

Texto y Fotografías de Constanza Morales

Desazón, impotencia y rabia. Ese era el resumen de una larga jornada para los trabajadores y locatarios del Mall del Mueble ubicado en pleno Barrio Franklin.

Ya el martes la jornada había sido extenuante, mucha represión, golpeados, detenidos  y el anuncio claro del inminente desalojo- Cosa que se concretó en la mañana del día miércoles con un desmedido procedimiento policial el que incluyó, por parte de carabineros, incluso agresiones a la prensa presente.

Después de una ajetreada mañana de represión y procedimientos -declarados como ilegales por parte del abogado Rodrigo Román, quien es el representantes de los locatarios del Mall del Mueble- protagonizada por cerca de 100 carabineros, se dispuso de hora y lugar para que las tres entidades en cuestión llegasen a un acuerdo. Walmart, en un principio, reticente de sumarse a la reunión, mantuvo su postura de ejecutar las obras de construcción de un Hiper Líder en el lugar, luego de poner termino al contrato con la inmobiliaria Carmona, quien alquilaba los locales a mas de 200 comerciantes.

Ese miércoles, y después de una extensa reunión con representantes de la Municipalidad de Santiago, Walmart y locatarios del Mall del Mueble, se ratificó la pesadilla de éstos últimos; Debían abandonar su lugar de trabajo, mismo que por años los cobijó y que se había convertido también en su segundo hogar.

Representantes del Mall del Mueble apostaron por revertir la situación e incluso propusieron a la Municipalidad la opción de expropiar el terreno, acción que se vio frustrada por la nula voluntad de éste último. Sin embargo otra opción salió a modo de propuesta, esto porque la municipalidad de Santiago dispone de dos lugares; uno por calle Bío-Bío y otro por Placer con Santa Rosa, ambos, según la entidad, estos lugares son lo suficientemente espaciosos para albergar a todos los trabajadores y locatarios del Mall. Diversas reacciones provocó esta propuesta, pues la mayoría considera que mas allá de reubicarlos debieran proteger lo que consideran “un patrimonio cultural y social” de Saniago y, por lo mismo, evitar la construcción que no solo afecta a los locatarios del Mall del Mueble, sino que esta construcción perjudicaría también al resto de los comerciantes que colindan con el terreno.

mall del mueble 3

Por su parte, la Inmobiliaria Carmona Hermanos, que por 12 años se benefició del sub-arriendo de locales en el Mall del Mueble, declaró que “no tiene responsabilidad alguna en el conflicto”.

Quienes dieron vida al Mall del Mueble pidieron que se les dejara trabajar hasta ser reubicados para que ellos y sus familias no quedaran de brazos cruzados, pues la gran mayoría aún tenía sus muebles al interior del galpón desalojado, sin embargo sus peticiones recibieron una dura negativa. A partir del jueves los locatarios debieron comenzar a sacar sus cosas, Walmart amenazó con que “si al final del plazo otorgado, no retiran sus muebles, éstos serán dispuestos a granel”, vale decir, serían sacados y lanzados a la basura. Desde ese mismo día los comerciantes comenzaron, como pudieron, a sacar sus muebles desde el interior del galpón en un trámite burocrático fiscalizado con guardias, lista en mano y la mirada atenta de carabineros. Camiones, autos, triciclo y cualquier vehículo que permitiera llevarse cosas sirvió, en un desfile interminable y triste. Muchos, de los que no pudieron llevarse todo, comenzaron a vender sus muebles en la misma calle.

Así, 230 locales fueron condenados a la muerte y 2300 familias a la cesantía inmediata, estas son parte de las amargas cifras que deja el final del desalojo. Triste final para este pequeño espacio, inserto en pleno barrio Franklin, lugar de pequeños comerciantes y montones de vidas que se fueron construyendo a pulso y que por años le dieron identidad al sector, mismo que se sigue viéndose amenazado frente a estas edificaciones que van desplazando al vendedor de colaciones, a la locataria de ropa, e incluso, al vecino con su modesta vivienda. Una nueva batalla perdida frente a uno de los símbolos en el mundo de la gentrificación territorial-empresarial; Walmart, la misma cadena que en esa misma calle en pocas cuadras ya tiene dos supermercados instalados, la misma empresa que tiene la fama mundial de ser una de las con peor trato a sus trabajadores y con una política anti sindical que impone en todas sus cadenas a nivel global. Las familias desplazadas secan sus lagrimas y se aprestan a salir adelante, a levantarse y volver a empezar, otros buscan otros rumbos y rubros, mastican la rabia tras constatar el desamparo, una dirigenta del Mall del Mueble sin embargo, desde la rabia finaliza con una reflexión; “la vida da vuelta y alguna vez los pobres le ganarán a los grandes, a los ricos, algún día…“.

mall del mueble 4