Home » Noticias » Emilio Berkhoff fue condenado a 5 años por porte ilegal de arma y fue absuelto de 8 cargos. La historia de un Montaje
Emilio Berkhoff

Emilio Berkhoff fue condenado a 5 años por porte ilegal de arma y fue absuelto de 8 cargos. La historia de un Montaje

Este viernes 27 de marzo alrededor del mediodía, el Tribunal Oral en lo Penal de Cañete leyó la sentencia en contra de Emilio Berkhoff Jerez. Así, la Magistrado Leticia Rivera sentenció a 5 años y un día de presidio efectivo, por el delito de porte ilegal de arma de fuego y municiones. Pena que deberá cumplir en la cárcel de Lebu. La defensa de Berkhoff anunció que pedirá la anulación de la sentencia pues considera que esta es injusta y que solo buscó poder justificar el largo proceso que Emilio ha debido soportar, condenándolo en sólo UNO de los nueve delitos que le achacaban.
Por su parte el representante del Ministerio Público, Juan Yáñez, pudo respirar ya más tranquilo, esto luego que el mismo Tribunal absolviera la semana pasada a Berkhoff de 8 acusaciones, 6 de incendio y 2 de robo. Acusaciones que eran parte de la tesis del Ministerio del Interior para demostrar la participación de Emilio en actos terroristas en la Araucanía.

El inicio del Montaje

El sábado 29 de diciembre del 2012 el, en ese entonces, Ministro del Interior Andrés Chadwick, señalaba a los medios -con satisfacción- que se había detenido a “uno de los operadores más importantes de las organizaciones violentistas de la zona de La Araucanía”. La cuña hacía referencia a la detención de Emilio Berkhoff Jerez, joven antropólogo activista de la causa mapuche. Así, desde La Moneda, se ligaba a Berkhoff con la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) y se le adjudicaba responsabilidad y jerarquía máxima dentro de dicha organización, instalando su culpabilidad previa a cualquier juicio.
Su detención se efectuó en la tarde del viernes 28 de diciembre (2012) en un control realizado por el GOPE de carabineros en el sector de Ranquilhue en Tirúa. Junto a él fueron detenidas 3 personas más, su pareja, un adulto y un menor de edad. El control por parte de carabineros se debió a una denuncia interpuesta por la familia del fallecido latifundista, Santos Jorquera, por “amenazas”. En el control funcionarios del GOPE encontraron un revólver calibre 38 y balas de diferente calibre.

El rol de la familia de José Santos Jorquera, el colaborador de la dictadura

José Santos Jorquera falleció de causas naturales en octubre del 2011 a los 76 años. Su nombre es conocido por el pueblo mapuche y su historia retransmitida constantemente. Su declarada antipatía a los mapuche y su historia de colaborador de la Dictadura, prestando parte de sus predios como centro de tortura, y lugar donde fueron vistos por última vez varios actuales detenidos desaparecidos –por lo que fue funado el 2007 por agrupaciones de DDHH y mapuche– lo había puesto a él y su familia en oposición a la lucha reivindicativa que varias comunidades mantenían – y mantienen – en los alrededores de Puerto Choque. Fue él quien hizo la denuncia y sindicó a varios comuneros como los responsables del ataque al Fiscal Elgueta, caso en el que varios integrantes de la CAM fueron detenidos. Tras morir, su familia ha seguido la misma línea y no han sido pocos los roces. De hecho, varios comuneros/as señalan que las policías (carabineros y PDI) y hasta Fiscales y autoridades locales visitan frecuentamente el fundo de los Santos Jorquera pues en ese lugar hay instalado un “bar clandestino”, lo que les permite tener resguardo permanente.
Esta familia fue la que hizo la denuncia contra Emilio Berkhoff y ahí es ahí donde radica el origen de los supuestos informes de inteligencia policial que el Ministro Chadwick señalaba sin problema a la prensa.

El 3 de febrero del 2013, Emilio quedó en prisión preventiva, no por el porte ilegal de arma, sino que por “maltrato de obra a carabineros” producto de una causa pendiente que mantenía Berkhoff luego de incidentes en una marcha en mayo del 2010.
Tras esta arbitrariedad, Berkhoff inicia una huelga de hambre el día 18 de febrero, en donde exige, ante la acusación que pesa sobre él, tener los mismos beneficios de un preso político mapuche.
El gobierno sufre un revés y el 11 de marzo del 2013, Berkhoff sale de la cárcel y queda con arresto domiciliario, sin embargo el proceso sobre él proseguía.
El 4 de abril en la madrugada la PDI realizó un allanamiento en su domicilio en Puerto Choque, Tirúa. La diligencia había sido emanada del TOP de Cañete y se debía a que había una nueva denuncia, esta vez por “quema de camiones” en el fundo Tranaquepe, en Lleu-Lleu. Emilio logra escapar y, desde un lugar no identificado, emana un comunicado y se declara “en rebeldía y en clandestinidad” ante la evidente persecución política en su contra y las nulas garantías al debido proceso. En el allanamiento se incautó un computador y un pendrive. Ese mismo día la Fiscalía desmintió que se estuviera investigando a Berkhoff por otras causas, cuestión que con el correr de las horas quedó en evidencia ser cierta.

La batalla paralela de Elisa 

elisa jerez

Emilio, su hijo y su madre, Elisa Jerez.

Elisa Jerez, madre de Emilio, inició una lenta y dura batalla durante todo el proceso judicial que vivía su hijo. Fue la primera en salir a responderle al Ministro Chadwick a través de los medios y, desde la precariedad, iniciar una ardua tarea por medios para lograr contar la historia de su hijo, relatos muy alejados al perfil de “líder terrorista” que desde La Moneda acahacaban a Berkhoff. Cuando Emilio fue dejado en libertad, tras el control de detención luego de que este fuera detenido por el GOPE el 28 de diciembre, esta aplaudió al magistrado, mismo que cuestionó la presencia de abogados del Ministerio del Interior y suspicazmente pregunto cual era el interés del gobierno con Emilio. El Magistrado dejó en libertad a Berkhoff mientras durara la investigación, sin embargo por una causa pendiente este fue tomado detenido -el peso de una marcha pasada- sin embargo, más allá del duro golpe, Elisa prosiguió. Desde su Facebook iba publicando su periplo, relatando un perfil de Emilio, simple, de un hombre que se va a vivir con su pareja e hijo a Lleu-Lleu, que cuidaba a sus gallinas y vivía del campo, imagen muy distinta a la del foragido terrotista que forzosamente se intentaba instalar.

A medida que avanzaba el proceso este se complicaba, no era un cargo, ni dos…terminaron siendo nueve. Sin embargo no decayó. Pero no solo vociferó a los cuatro vientos la persecución que estaba viviendo su hijo, a la que se sumo seguimientos a ella misma y mas de un contratiempo y mal rato. También reivindicó la posición de su hijo, la de activista de la causa mapuche, causa que busca una autonomía y reconocimiento de un pueblo, mismo que han abrazo y del cual se sienten parte y vibran. Sin ser “relatora judicial”, ella iba “posteando” los pormenores de las audiencias y el juicio. Las incongruencias de los peritos, los testigos de “a oídas” y  los reveses de la fiscalía, todo aquello fue parte de ese relato que iba publicando, comentando en medios y charlando con cercanos a quienes confesaba que, si bien ha sido todo muy duro, la libertad de Emilio es una recompensa que vale la pena y, de paso, un logro que es parte de esa causa abrazada, la de terminar con la persecusión arbitraria de los y las luchadores/as mapuche.

El largo periplo judicial de Emilio Berkhoff

El 5 de abril el abogado de Berkhoff Jaime Pacheco, anuncia que Emilio será formalizado por el Ministerio Público por 7 delitos ocurridos entre junio del 2012 y enero del 2013
Así comienza una cronología de hechos extraños que mantuvieron la presión, proveniente del propio gobierno, en contra de Berkhoff para lograr su prisión efectiva y demostrar así un triunfo “contra el terrorismo”.
Los hechos se sucitaron así:

15 de abril 2013: El abogado Jaime Pacheco informa a la prensa que hay 5 “testigos protegidos” para acreditar nuevos delitos. Denuncia además que la primera declaración fue previa al delito de porte ilegal de armas, por lo tanto se estaba investigando al acusado previo a su detención.
14 de mayo 2013:  Detienen a Berkhoff en un control de identidad.
15 de mayo 2013: Emilio Berkhoff queda nuevamente en prisión preventiva.
23 de mayo 2013:  Es formalizado por incendios reiterados, robo con intimidación y porte ilegal de armas. La fiscalía presenta una lista de 14 testigos “no identificados” que señalan ser víctimas de Berkhoff.
10 de julio 2013:  Berkhoff es formalizado por maltrato de obra a carabineros en Temuco, (hecho ocurrido en mayo 2010) se acusa lesiones graves
11 de septiembre 2013: Es declarado culpable por maltrato de obras por lesiones menos graves.
16 de septiembre 2013: Se le sentencia a 541 días de pena remitida y continúa en prisión preventiva por el otro caso en el Tribunal de Cañete.
27 de marzo 2014: El tribunal de Cañete cierra la investigación y da un plazo de 10 días a la Fiscalía para presentar la acusación. La defensa pide que se revele la identidad de 14 testigos que presentó la Fiscalía, ante lo cual esta se niega y afirma que dichos testigos “son la prueba más fuerte que tienen”.
7 de abril 2014: La Fiscalía pide 30 años de cárcel para Berkhoff: 10 años por robo con intimidación, 15 años por incendios a maquinarias forestales y 5 años por porte ilegal de armas.
22 de mayo 2014: Revocan la prisión preventiva a Berkhoff ya que no existe proceso en curso vigente. El caso queda paralizado por apelación de Fiscalía al Tribunal Constitucional para no levantar la facultad de testigos protegidos a los 14.
18 junio 2014: Berkhoff queda con arraigo nacional y firma mensual.
20 de agosto 2014: El Tribunal Constitucional ratifica la orden de revelar la identidad de los testigos
26 de septiembre 2014: Fiscalía retira a los 14 testigos para protegerlos
15 diciembre 2014: Ministerio Público pide a la Corte de Apelaciones reponer 38 pruebas que habían sido desestimadas
19 diciembre 2014: Se aprueba reponer las pruebas, en su mayoría eran declaraciones de Carabineros y PDI
3 marzo 2015: Comienza el juicio contra Emilio Berkhoff en el Tribunal Oral en lo Penal de Cañete.
19 de marzo 2015: Es absuelto de las acusaciones de 2 robos con intimidación y 6 incendios a maquinarias forestales. Sin embargo es declarado culpable de porte ilegal de armas. La Fiscalía pide 5 años y un día de cárcel, y la defensa pide 3 años de libertad vigilada y libertad vigilada intensiva.

El Tribunal Oral en lo Penal de Cañete dio 10 días a Emilio Berkhoff para hacer efectivo su ingreso a la cárcel para cumplir su pena. Berkhoff ya ha pasado tiempo cumpliendo pena y esta sería considerada, más allá de que su defensa tratara de revertir la medida. Inmediatamente varias personas recordaron el distinto trato que ha recibido Emilio en comparación con el Latifundista, ligado al “Comando Trizano” -grupo paramilitar de derecha y anti mapuche en la Araucanía- quien, luego de una discusión con René Urban, otro latifundista conocido en la zona y que cuenta con protección policial, fue detenido tras allanar su casa le fue descubierto un nutrido arsenal de guerra (septiembre 2012), sin embargo, a pesar de ser formalizado y decretarse cautelares -de no acercamiento a Urban- luego de 3 meses, este solo cumplió una pena remitida y firma mensual, sin jamás pisar la cárcel.

jorge octavio temer san martin

En la imagen Jorge Temer San Martin. Al lado, parte del arsenal encontrado.