Home » Noticias » En el día del Patrimonio: Los 108 años de lucha territorial de los pobladores del Barrio Monterrey en Conchalí

En el día del Patrimonio: Los 108 años de lucha territorial de los pobladores del Barrio Monterrey en Conchalí

Por Marianela González

En diciembre de 1925, cansados de esperar que el estado les proporcionara las condiciones necesarias para una vida digna, los pobladores del Barrio Monterrey, provenientes del fundo La Campana, en la zona norte de Santiago, iniciaron una lucha por el agua potable que, debido a la fuerza que cobró, desembocó en la aprobación de una ley que favoreció con este recurso vital a todos los barrios de escasos recursos. De esta lucha también resultó una división administrativa del territorio que se plasmó en la creación de la comuna de Conchalí, pero lo más importante es que la unión y la pelea de los vecinos pasó a la historia como el inicio del movimiento social poblacional de Chile.
Ciento ocho años después del nacimiento de este barrio, en mayo de 1907, los pobladores de Monterrey siguen el ejemplo de sus ancestros y se alzan para exigir vida digna, pero esta vez contra el municipio y el empresariado, a quienes culpan de pisotear su historia, contaminar, destruir el barrio y las tradiciones.

barrio monterrey

Desaparece el patrimonio ante los ojos del municipio

Antiguas casas de fachada continua, centenarios árboles que en otoño tapizan las anchas veredas con un degradado follaje y que en verano cobijan con ingente sombra el descanso de ancianos y el juego de los niños. Este es parte del paisaje de un barrio que el año 2007 fue declarado patrimonio social, cultural e histórico de la comuna de Conchalí y que hoy corre el riesgo de desaparecer producto de la creciente industrialización.

Rodrigo Araya, vecino del sector y miembro de la organización de defensa del barrio, bautizada como “Barrio Monterrey en Movimiento”, explica que debido a las prerrogativas que generó el plan regulador metropolitano de 1982, el municipio entregó patentes y libertades para que las fábricas se instalaran entre medio de las casas y sin ningún tipo de fiscalización, “aquí nos encontramos con empresarios que han sacado patentes para taller y han montado verdaderas fábricas. Nos hemos cansado de denunciar pero la municipalidad no ha asomado la nariz”, denuncia Rodrigo.

El año 2013 el plano regulador sufrió una modificación que frena el avance industrial en la zona, sin embargo, los vecinos insisten en que los productores, instalados al lado de sus viviendas, operan en completa impunidad afectando la salud y la calidad de vida de todos.

“La vida de barrio ha ido desapareciendo, ya no podemos salir a pasear o sentarnos a conversar en la vereda, muchos menos crear huertos o jugar a la rayuela, como estábamos acostumbrados, porque las calles están llenas de camiones y autos que se estacionan en cualquier lado, destruyéndolo todo. Hay basura industrial en las calles y los ruidos de las fabricas alteran los nervios; hay empresas al lado de las casas que tienen a los vecinos con daños estructurales y no los dejan descansar porque funcionan noche y día, incluso sábado y domingo”, asegura Araya.

Barrio Monterrey en Movimiento 

El 2011, los vecinos comenzaron a denunciar la angustiante situación y a enviar cartas al municipio pidiendo cierre de las fábricas y la suspensión de entrega de patentes, pero nunca tuvieron respuesta, aseguran. Dos años después, la paciencia se perdió, los más jóvenes se sumaron a la pelea de sus padres y abuelos, y el movimiento se radicalizó; los vecinos salieron a las calles, ocuparon el municipio, fueron a los ministerios e incluso a la Moneda, todo para exigir soluciones.

Desde la presidencia nos respondieron que este era un problema que tenía que resolver el Serviu y este a su vez le pasó la pelota municipio. Llevamos cinco años peleando y recién hace cuatro meses logramos establecer una mesa técnica con el alcalde Carlos Sottolichio, de la que no ha surgido ninguna propuesta concreta. Ha sido él (Sottolichio) el que más trabas ha puesto y lo único que nos ha dejado en claro es que los empresarios se van a agrupar para llegar a algún tipo de acuerdo, pero nosotros hemos sido tajantes en exigir el cierre de las industrias“, sentencia Israel Yamaguchi, vecino y miembro de la mesa técnica.

Los vecinos cuentan que han sido innumerables las veces en que han intervenido en los concejos municipales, que han enviado carta a cada uno de los concejales y nunca han tenido respuesta de alguno de ellos, “Los hemos presionado a todos pero ha sido el vano, el único que accedió a concedernos una reunión fue el comunista Ricardo Montero, él nos escuchó pero no ha hecho absolutamente nada”, cuenta Rodrigo Araya.

Día del Patrimonio en defensa del Barrio Monterrey 

Mientras a lo largo de todo Chile se celebra la décimo cuarta versión del día del Patrimonio Cultural, los vecinos de Conchalí festejan los cientos ocho años de existencia y tradición del barrio más antiguo de la comuna, con un evento en la vía pública destinado a seguir movilizando a los vecinos por la defensa del territorio y la expulsión de las fábricas.

El evento, que tiene un carácter familiar y de rescate de las tradiciones, está apoyado por los miembros de la Asamblea Territorial de Conchalí, quienes llevan más de un año luchando contra las políticas del municipio, que han privilegiado el lucro por sobre el bienestar de los vecinos, en varios sectores de la comuna. También estarán presente destacados artistas como Porta Voz, Subverso, Daniela Millaleo, Salvaje Decibel y Secuazes, entre otros, (ver afiche actividad).

El objetivo de la actividad que lleva por nombre “Día del Patrimonio en defensa del Barrio Monterrey”, será exigir al alcalde Carlos Sottolichio y a los concejales, que no viven en la comuna, que formalicen por decreto municipal el trato especial de patrimonio que tiene el sector y que se cuide el barrio, las tradiciones y la calidad de vida“, sostuvieron los vecinos.