Home » DDHH » Estudiantes compararon represión en marcha de hoy con la del “4 de agosto” del 2011 del gobierno Piñera

Estudiantes compararon represión en marcha de hoy con la del “4 de agosto” del 2011 del gobierno Piñera

Una nueva jornada de movilización estudiantil había sido convocada para hoy por estudiantes secundarios, la cual había sido anunciada hace, por lo menos, dos semanas, fecha en que solicitaron permiso a la Intendencia Metropolitana, a cargo del DC Claudio Orrego, para realizar una marcha por el centro de Santiago. A pesar de aquello, la respuesta de parte de las autoridades fue entregada de manera tardía (recién ayer) y con la negativa del recorrido solicitado, causando gran molestia en el movimiento social, y ante lo cual los voceros indicaron que se marcharía de todas formas por el recorrido previamente fijado.

Con motivo de la marcha que no fue autorizada, el gobierno dispuso un aparato de seguridad a lo largo de toda la Alameda con carros policiales y piquetes de Fuerzas Especiales, tal como ocurrió en 2011, cuando el Ministerio del Interior estaba bajo el mando de Rodrigo Hinzpeter, durante el gobierno de Sebastián Piñera.

A este cerco policial en el centro de la capital, se sumó que los liceos que permanecían en toma amanecieron sitiados por Carabineros, evitando la salida de los estudiantes a la marcha. Además, según denunciaron desde varios liceos, fueron asediados durante toda la noche con sirenas y policías de civil.

A eso de las 09:30 de la mañana comenzaron a reunirse los primeros grupos de estudiantes para asistir a la marcha – convocada hace dos semanas – en Plaza Italia. En el trayecto, controles de identidad, revisiones de bolsos y mochilas, cercos policiales con perros, debieron sortear para llegar al punto de convocatoria.

Vista desde liceo 7 se Santiago, de furgones policiales en la madrugada

Vista desde liceo 7 se Santiago, de furgones policiales en la madrugada

Ya a las 10:00 los estudiantes reunidos en Plaza Italia se disponían a comenzar la marcha, lo que fue inmediatamente impedido por Fuerzas Especiales de Carabineros, actuando con carros lanza agua (“guanacos”) y lanza gases (“zorrillos”), generando la dispersión de los manifestantes hacia el parque Bustamante. Comenzaron a actuar con furgones “cazadores”, donde ocurrieron las primeras detenciones. Ante los reiterados intentos por reagruparse para poder marchar hacia La Moneda, los estudiantes eran constantemente dispersados, golpeados y detenidos, resultando diversos puntos de incidentes en todo el centro de la capital, con gran parte de la Alameda con gases lacrimógenos.

 

Cabe mencionar que este lunes la Presidenta Bachelet indicó que Carabineros el 21 de mayo en Valparaíso no actuó como debía para evitar el ataque a locales comerciales (que resultó con un incendio y la lamentable muerte de Eduardo Lara, trabajador de 72 años), porque “debe haber pesado la experiencia del año anterior, en que de alguna manera pueden haber quedado algunos… un poquito complicados con lo que pasó con Rodrigo Avilés. Entonces, a lo mejor algo de eso pudo haber habido (…) sin duda, pero lo que digo es que eso inhibió a algunas personas”. En tanto, la madre de Rodrigo Avilés indicó que la presidenta utilizó a su hijo para exculpar a Carabineros.

Sin embargo, diversas son las denuncias de situaciones de detenciones arbitrarias, brutalidad policial e incluso torturas dentro de las comisarías, en las últimas semanas, como la ocurrida al presidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional, Roberto Zambrano.

image

Las manifestaciones han sido recurrentes durante toda la jornada, con decenas de detenidos y de heridos, situación que se repitió también en otras ciudades del país. En Concepción, una niña terminó desmayada por efecto de los gases lacrimógenos y el Vocal de Derechos Humanos de la Universidad de Concepción fue atacado con perros policiales.

Revisa el relato de Resumen.cl: Estudiante desmayada y dirigente mordido por perro de Carabineros en Marcha Estudiantil de Concepción

La jornada finalizó con 117 estudiantes detenidos en Santiago, cifra de la cual no se tuvo claridad hasta en horas de la noche, porque fueron trasladados a distintos centros asistenciales para constatación de lesiones, para posteriormente ser llevados también a distintas comisarías. Respecto a los heridos, hay contundentes registros del desato policial, con un vehículo particular chocado por un “zorrillo”, un reportero gráfico que fue detenido con una “llave”, gráficos y observadores de Derechos Humanos atropellados por motoristas de carabineros, y el caso de una niña de 11 años que fue ingresada a la Posta Central con paro respiratorio a causa de las lacrimógenas (A estas horas fue trasladada a otro recinto asistencial y se mantiene con diagnóstico reservado). Un estudiante de la Universidad Central también resultó herido, entre los que se puede constatar.

A estos apremios contra las personas, la mayoría de ellos niños y adolescentes, se suma la presencia de Fuerzas Especiales portando subametralladoras UZI en medio de las manifestaciones. Cabe mencionar que estos son sólo algunos de los hechos que se han podido documentar, sin contar los innumerables heridos, gaseados, mojados con agua con químicos y golpeados de toda la jornada.

Durante horas de la noche, estudiantes marcharon hacia el frontis de La Moneda, donde algunos llevaban velas, para denunciar la violenta jornada de represión.

La marcha secundaria no autorizada del 4 de agosto de 2011

Ante los hechos, los estudiantes  y quienes estuvieron en las movilizaciones del 2011, recordaron la cruda jornada del 4 de agosto de ese año, durante el gobierno de Sebastián Piñera, cuando la Intendencia Metropolitana, a cargo de Cecilia Pérez (RN en ese entonces), no autorizó la marcha secundaria convocada para ese día, viviéndose una de las jornadas de mayor represión recordada durante los últimos años y que generaron masivos cacerolazos en todo el país en apoyo a las demandas estudiantiles y en contra de la brutalidad policial.

Diego Arraño, vocero de la ACES, indicó a Radio Villa Francia que, a pesar de la represión, ellos no tienen miedo y que no hubo diferencia a lo ocurrido el 4 de agosto de 2011, versión que fue respaldada en la conferencia de prensa post marcha que hicieron los dirigentes estudiantiles desde la Fech, en la cual responsabilizaron al Ministerio del Interior y al gobierno por la brutal represión.

“Estas no son las imágenes de una democracia, los estudiantes tenemos claridad que hoy día cuando salimos a manifestarnos con o sin permiso no pueden haber estudiantes en el suelo, ni Carabineros que estén con una subametralladora apuntando a estudiantes únicamente por ejercer una derecho humano a movilizarse”, indicó Marta Matamala, vocera Confech y presidenta de la FeUsach.

“Fueron miles los estudiantes que salieron a la calle, pero esta marcha se ha caracterizado por la profunda violencia de Carabineros contra los estudiantes. Hay un estudiante de la Universidad Central que en este momento se encuentra constatando lesiones producto del choque de una moto de Carabineros. Hay estudiantes heridos y todos hemos visto en las redes sociales imágenes de cómo Carabineros de Chile sitió la universidad y nos hizo recordar una imagen de la dictadura. Cómo Carabineros portaba una ametralladora justamente para violentar a los movimientos sociales”, indicó, por su parte, Gabriel Iturra, vocero Confech y Presidente de la FeUcen.

Revisa el registro de Prensa OPAL: