Home » Educación » Estudiantes se manifestaron en Plaza Italia en contra la reforma educacional de Bachelet

Estudiantes se manifestaron en Plaza Italia en contra la reforma educacional de Bachelet

 

Mientras en Plaza Italia hinchas celebraban igual el paso a octavos de final estudiantes se manifestaban en contra de la reforma

 

Fotografías y crónica de Constanza Morales

 

En pleno “Modo Mundial” del campeonato Brasil 2014 hoy se llevó a cabo el encuentro entre Chile y Holanda. En el país, las calles se vaciaron y algunas multitudes se congregaron en sus casas, trabajos u otros lugares donde ver el partido, la “fiesta” mundialera había comenzado nuevamente. Por otro lado, y en medio del inicio de la definición del grupo B a unos cuantos kilómetros de la capital celebraban el avance de la reforma educacional, otorgaban una concesión provisional para una central hidroeléctrica en Cabrero, Chillán, y concordaban en avances de la “pacificación de la araucanía” (y eso no era todo). Tal como en años anteriores, los ojos miraban a la pantalla, y los políticos pasaban la bola, todo un gol de media cancha al pueblo chileno (y la historia se repite). Luksic, Matte, Angelini y una larga lista de empresarios hacían presente su estampa en el juego del balompié en las camisetas de cada jugador y en la celebración de cada hincha; cervezas, bebidas y artículos electrónicos son algunos de ellos.

A minutos del segundo gol de los holandeses, los fanáticos comenzaban a marcharse cabeza gacha de la TV y a resignarse a “su derrota”. Otros en su porfía, fueron a celebrar rumbo a plaza Italia, centro neurálgico de celebraciones y manifestaciones.

Ya en la plaza, los hinchas comenzaron a proferir sus cánticos, algunos con tintes chovinistas, inclusive, hacia otros pueblos latinoamericanos. Carabineros se apostaban en una y otra esquina, armando su táctica en el campo e impertérritos miraban como parte de la marea roja subía al mítico caballo de la plaza; vuvuzelas, cornetas y extintores desfilaban en la fanaticada chilena.

En medio de esta locura, la cordura de un grupo de estudiantes aterrizó a algunos con la frase “Mientras Chile gana, el congreso nos caga” el equipo verde, desde el fondo, miró con recelo. Tomadas de las manos y con el fondo del éxtasis rojo, desplegaron un lienzo con el mensaje “mientras Chile clasifica la reforma nos perjudica” y se formaron en horizontal bajo la consigna “no a la reforma” haciendo alusión a la reforma educacional impulsada por la presidenta Michelle Bachelet, siendo para el movimiento estudiantil una medida cosmética frente a los problemas que presenta la educación en Chile. Se mantuvieron firmes en el lugar, gritando cánticos; por la educación, por el pueblo, por la gente.

Algunos “chooligans” enardecidos comenzaron a tirarles a los estudiantes chiflidos, churros y frases de contenido sexual y machista, no obstante, éstos ni respondieron e hicieron eco de las palabras.

Dicen que Chile es un país de orates, y tal vez tenga mucho sentido teniendo a políticos que abogan por leyes insensatas a las personas, empresarios que extienden su ego-ísmo y sentido de superioridad con sus productos y poderes y sujetos que desde una mala educación no comprenden las lógicas de dominación de los anteriores y someten a sus propios hermanos a su “marea”, siendo llevados finalmente por la corriente de la mayoría.