Home » DDHH » Felipe Durán, el fotógrafo detenido que relataba la represión y lucha Mapuche: “El Wallmapu ha quedado tuerto”

Felipe Durán, el fotógrafo detenido que relataba la represión y lucha Mapuche: “El Wallmapu ha quedado tuerto”

*Lee este artículo en Inglés y/o su versión en Francés.

Felipe Durán, fotógrafo independiente comprometido con las luchas populares, y en especial con la lucha del pueblo mapuche, se ha dedicado en los últimos años en convertir su lente en los ojos testigos de la represión del Estado de Chile en el Wallmapu. Hoy se encuentra detenido luego del allanamiento ocurrido a las 4 de la madrugada del martes 22 de septiembre, en donde en el sector de Chomío, Padre Las Casas, es aprehendido junto a Cristián Levinao, quien se encontraba desde el 15 de julio en la clandestinidad. Se le ha formalizado por infracción a la Ley de Control de Armas, y se le ha dado 45 días de prisión preventiva mientras dure la investigación. Se trata de una persecución y detención política de un fotógrafo cuya verdadera arma no es la que se le achaca desde fiscalía, sino su cámara y lente, que capta y transmite la lucha de un pueblo por su liberación, frente a la opresión del Estado y las forestales. Con su detención, se acalla y se le pone un velo a la visión y la cámara más comprometida y más capaz de dar con la verdad profunda del llamado “conflicto mapuche”.

Felipe Duran: Allanamiento comunidad Cacique José Guiñón (2012)

Felipe Durán: Allanamiento comunidad Cacique José Guiñón (2012)

Felipe Durán, la ventana al mundo de la lucha mapuche

Felipe Durán (conocido como Felipón entre sus cercanos) es de formación fotógrafo, con estudios en el Instituto Profesional ARCOS, quienes lo conocieron en ese tiempo señalan que desde un inicio Felipe fue un interesado en las temáticas sociales y desde ahí ha dedicado su carrera de forma entera a trabajar dicha temática. Según consigna Mapuexpress, Felipe llegó hace algunos años a Temuco como colaborador de la agencia UPI y desde ese momento se dedicó con compromiso a la temática de la lucha del pueblo-nación mapuche en el Wallmapu. Su paso siguiente fue el completo compromiso con dicha temática, asentándose en el Wallmapu, donde vive hace ya más de 5 años, hoy trabajando desde la Asociación de Reporteros Independientes, ARI, y como foto reportero freelance.

Pero no solamente ha trabajado dicha temática, sino que ha acompañado distintas luchas populares. Otro fotógrafo, Fernando Lavoz de AFI, recuerda haberlo conocido en una de estas luchas, fue en Aysén durante el levantamiento social en dicha región durante el verano del 2012. “Felipe tenía un instinto para saber cuando y como estar, su compromiso era claro, no solo con obtener una buena foto sino también con contar lo que estaba pasando y que eso se supiera“, dice Lavoz. Luego se encontraron más veces, siempre en el marco de luchas sociales. Más adelante se volvieron a encontrarse en la cárcel de Angol, en una visita a los presos políticos mapuche, como también se le vio a Felipe apoyando a los deudores habitacionales del ANDHA Chile en su bajada y el primer acampe en el río Mapocho.

Felipe Durán: fotografía de la serie "Los nadie"

Felipe Durán: fotografía de la serie “Los nadie”

Su cercanía con el pueblo mapuche y su lucha lo fue convirtiendo en un testigo recurrente de la violencia que sufre dicho pueblo ante la represión policial, y fue su cámara la que ha ido retratando sus logros y pesares. Dichas fotografías, que han recorrido el mundo, han logrado vencer la desinformación y mostrar el verdadero rostro del estado chileno en el Wallmapu.

Es tal su importancia para visibilizar la lucha mapuche, que sus fotografías son vistas como la contraparte, la visión desde las comunidades. Un fotógrafo de una agencia internacional, en conversación con RVF, relata que justamente acudían a él para tener esa visión, la cual era prácticamente la única que podría ver la totalidad del conflicto. “Cuando se quería tener una visión completa o agencias de noticias internacionales querían contar un relato más completo y no tan parcial como ocurre, se le contactaba y él ayudaba mucho en la relación con las comunidades”, dice el fotógrafo que prefiere mantener en reserva su identidad. Es por ello, y por su gran factura en la realización de las mismas imágenes, que Felipe Durán se había convertido en los últimos años en el fotógrafo obligado por los medios internacionales para conocer los detalles de los enfrentamientos, recuperaciones y la vida cotidiana de las comunidades mapuche en lucha. Medios de todo el mundo, como la BBC y el Miami Herald ocupan estas imágenes para relatar un conflicto que muchas veces se sabe más del mismo fuera de Chile que en este propio país. Este mismo fotógrafo nos cuenta que con Felipe ahora detenido, y de prolongarse dicha detención, se pierde justamente esa visión, la del fotógrafo más vinculado a las comunidades, tratado como uno más, y convertido en una especie de “ojo oficial del pueblo mapuche” para el mundo, en una cámara que siempre denuncia, que siempre acierta en mostrar de forma frontal y franca lo que esta aconteciendo.

Felipe Durán: Manifestación en contra de represa en río Pimaiken (2011)

Felipe Durán: Manifestación en contra de represa en río Pimaiken (2011)

Es por ello, que las muestras de afecto y apoyo no se han hecho esperar. Desde la misma Asociación de Reporteros Independientes (ARI) se ha emitido una declaración (ver aquí) de apoyo a un fotógrafo consecuente, ante lo que se considera una persecución por su trabajo fotográfico, reconocido por medios nacionales e internacionales y se destaca que Felipe había recibido amenazas y hostigamientos del grupo ultraderechista Húsar.

También, la Asociación de Fotógrafos Independientes (AFI) emitió una declaración (ver aquí) de apoyo en donde se niega la acusación de tener armas, y se señala que la única arma que manejaba era su cámara Canon que le ha permitido relatar la realidad del conflicto y la represión del Estado a través la policía.

La comunidad mapuche Coñomil Epuleo, en proceso de recuperación territorial. también emitió una declaración (ver aquí) denunciando un montaje para detener al fotógrafo y a Cristián Levinao. Reconocen la labor fotográfica de Felipe Durán señalando que a través de su cámara fotográfica retrataba la barbarie a las que son sometidas las comunidades día tras día, tanto en controles diarios de sus integrantes como los violentos allanamientos que estas han sido objeto, incluyendo armas de guerra para irrumpir en nuestro territorio”. Piden además que Felipe sea tratado como un preso político mapuche (PPM).

Fotografía: Felipe Durán

Fotografía: Felipe Durán

Felipe y los medios de comunicación independientes y populares

En el mundo de los medios de comunicación independientes y populares la noticia de la detención de Felipe también a calado fuerte, ha sido un duro golpe . Su imagen -la de Felipe con su cámara- ha inundado las redes sociales y sus fotografías son hoy testimonio de su trabajo pero también de los elementos que lo constituían en un “ser peligroso” pues en poco tiempo Felipe se había convertido en uno de los “ojos en el Wallmapu” y su registro ayudaba a relatar la parte que los medios de masas y tradicionales deliberadamente omiten. “El Wallmapu ha quedado tuerto, el Estado de Chile lo ha golpeado y le ha arrancado un ojo”. Por lo mismo desde las organizaciones mapuche, sociales, políticas y mediales, acusan un “Montaje” en contra del fotógrafo con la finalidad de frenar su trabajo y censurar su registro, es de este modo que se multiplican las consignas y afiches pidiendo su libertad inmediata en lo que se acusa como una “persecución a su trabajo, que es la única arma que el tenía y ocupaba con puntería certera”. Hoy Felipe se encuentra en prisión preventiva -decretada por el Tribunal por 45 días mientras dure la investigación- y sus ojos están ausentes en el Wallmapu, hoy los medios han quedado tuerto y una historia se está contando parcialmente, es cierto hay otros y otras que trabajan para que los relatos de las comunidades y oprimidos se sigan contando, pero lo de Felipe es una señal de alerta, es la amenaza velada a todos y todas quienes reportéan los conflictos sociales, por lo mismo su ausencia no es solo un fotógrafo menos, es un claro golpe a la libertad de comunicar y de los pueblos de contar su visión de los hechos e informar, hoy es Felipe, pero mañana puede ser cualquiera.

Parte del trabajo del foto reportero Felipe Durán: