Home » Con Manzanitas » ¿En qué consiste y en qué cambia el fin del Binominal? ¿Qué es el Sistema D’Hondt? Te lo explicamos aquí:

¿En qué consiste y en qué cambia el fin del Binominal? ¿Qué es el Sistema D’Hondt? Te lo explicamos aquí:

Este lunes 27 de abril fue promulgada la Ley que pone fin al Sistema Binominal y que entrará en vigencia en el 2017. En un acto realizado en La Moneda y que tuvo como protagonista la firma de Bachelet, se puso fin al binominal un anhelo de muchos/as que demoró casi 25 años, pero que hoy deja la interrogante de saber si el cambio es cosmético o bien es profundo y de paso, si el nuevo sistema será más representativo o no.

El Binominal:

El sistema Binominal permitió muchas veces que candidatos/as que sacaban menos votos que sus contrincantes obtuvieran un escaño, esto debido a la distorsión que se generaba (33% igual a 66%) y a las coaliciones, obligando a tener que “doblar” para lograr que el compañero/a de lista obtuviera el escaño. La mayoría de los partidos de las coaliciones: Concertación (hoy Nueva Mayoría) y Alianza- se vieron perjudicados en alguna elección y, más allá de sus criticas, también beneficiados. Así por ejemplo Renovación Nacional (RN) se vio beneficiada 31 veces, La Unión Demócrata Independiente (UDI) se benefició en 28 oportunidades, la Democracia Cristiana (DC) en 9 ocasiones, el Partido Socialista (PS) obtuvo 8 parlamentarios gracias al binominal, el Partido Por la Democracia (PPD) en 6 veces obtuvo escaños por el binominal, el Partido Radical Social Demócrata (PRSD) en 2 ocasiones y el Partido Comunista (PC) obtuvo 1 parlamentario gracias al binominal.

Este fue reemplazado por un Sistema Proporcional Corregido -que finalmente se terminó llamando “Sistema Proporcional Inclusivo”, esto pues la mayoría de las leyes del ejecutivo llevan ese concepto: “inclusivo” -como fue el caso de la Ley de Inclusión Escolar- pero también porque en lo discursivo este cambio anuncia inclusión a los sectores políticos que debido al binominal no habían podido tener representación en el Congreso. Tema no menor en momentos en que la participación política va en descenso  y la representatividad política se encuentran hoy cuestionadas en medio de un escenario de desconfianza y deslegitimidad que va en ascenso.

El cambió se concretó en el Congreso en enero de este año, antes que estallara en pleno el Caso Penta y en particular el Caso SQM y Caval, que han generado una crisis de legitimidad de la clase gobernante y que motivó la creación de un consejo asesor presidencial (Comisión Engel) que propone también cambios en la ley electoral y el financiamiento de campañas, que a la luz de la nueva ley (sistema proporcional inclusivo) conlleva muchas interrogantes.

El nuevo sistema electoral proporcional “inclusivo” o corregido 

El “nuevo” sistema de elección de parlamentarios/as es similar al de elección de Concejales, esto es; Los partidos presentan listas y así van determinando a quienes pondrán en el consejo. Generalmente esto asegura -como ocurre en la mayoría de los concejos municipales- que los grandes partidos y respectivas coaliciones aseguren representantes. Se elimina el binominal al romper el empate (dos bloques) estableciendo cupos impares para evitar dicho “empate” artificial del binominal.

Pero la pregunta que mucha gente se hace es ¿En qué consiste este cambio?

Primero, se aumentará el numero de parlamentarios/as:

Se aumenta la cantidad de Diputados/as: De 120 a 155.
Se aumenta la cantidad de Senadores/as: De 38 a 50.

Segundo, se re diseñan los distritos:

Habrán 28 Distritos en el caso de la elección de Diputados/as. Revisa: Los 28 Distritos.
Habrán 15 Circunscripciones -uno por cada Región- en la elección de Senadores. Revisa: Las 15 Circunscripciones.

Sin embargo en 5 regiones se seguirá eligiendo 2 senadores (manteniendo en parte el sistema Binominal). Estas son: Las regiones I, la XV, la III, la XI y XII, que mantendrán 2 cupos para los senadores/as.

La justificación del aumento en primera instancia es que en los distritos y circunscripciones habrá más escaños por lo que probabilísticamente, hay más opciones para obtener un escaño. Esto se lograría con la nueva distribución, sin embargo esto no asegura necesariamente representatividad a los sectores políticos excluidos.

¿Se gastará mas dinero en parlamentarios/as? 

Esto ha sido parte de la polémica. El gobierno ha señalado que no se gastará ni un peso más del erario nacional en el aumento de parlamentarios. Esto, según ha señalado a la prensa el propio Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, debido a que no cambia mucho a los 49 senadores que hubieron durante los años anteriores en donde se contaban senadores vitalicios y designados. Sin embargo esto no es tan exacto. El regimen parlamentario lo ve el propio Congreso y, contando también a los 35 nuevo Diputados/as implicaría en sí más gasto, tanto en dieta como en gastos de oficina, insumos y todo lo que un parlamentarios/a utiliza. Se ha planteado que habrán reasignaciones y que el propio Congreso resolverá de su presupuesto el aumento de gasto, cuestión que se irá resolviendo en los años que queden antes de que entre en vigencia el nuevo sistema proporcional inclusivo. Lo que sí es claro es que el gasto sin duda aumentará y el Congreso y el Ejecutivo deberán resolver como se financiara.

Flexibilización para la creación de nuevos Partidos

Parte de las medidas será flexibilizar las restricciones en la creación de un Partido político. Mientras en el sistema binominal se requería un número de firmas equivalente al 0,5% de las personas que votaron en la última elección de diputados, ahora se requerirá sólo de un 0,25%. En tanto, los candidatos independientes necesitarán el patrocinio -firmas- de un 0,5% de los electores.

Se cambia el sistema binominal por el sistema o Método D’ Hondt ¿en qué consiste?

La nueva ley comenzará a regir desde el año 2017 y entre los cambios que se anuncian está la implementación del Sistema o Método D’ Hondt (similar al que ya se usa para la elección de concejales en las elecciones Municipales). Este sistema -que  en parte ya existía ya en el Binominal- consiste en un método “proporcional” donde los cupos a elegir se determinan en base a la proporción de votos que obtiene cada lista.El sistema D’Hondt determina el coeficiente, según los votos obtenidos, y se reparte en las listas con más votación una vez que se haya dividido por los escaños en disputa.

Las criticas:

Es un sistema que fortalece aún más los partidos ya existentes y con “maquinaria electoral” robusta. Es un sistema muy parecido al de España -en donde se reparte mayoritariamente entre el PP y PSOE con baja representación de otros partidos- modelo que se discutió durante su trámite legislativo. Esto porque los distritos y circunscripciones se agranda, encareciendo el despliegue de la campaña en sí., haciendo más complejo para partidos pequeños con menos financiamiento.

Este sistema ha sido fuertemente criticado en España por los sectores progresistas y de izquierda (parlamentaria) pues hace más difícil conseguir un escaño a los partidos pequeños frente a los grandes.

Cuota de Genero:

Con la nueva ley, el total de postulantes de un partido o lista debe tener al menos un 40% de mujeres y no más de un 60% de candidatos hombres. Esto corre para las primarias (que no pueden exceder el 60% para asegurar los cupos de candidatas mujeres) esto conlleva un incentivo -por ley- de unos 12 millones de pesos a los partidos que presenten candidatas mujeres. Esta medida será hasta el 2029.

¿Gana el que tiene más votos?

No necesariamente. Se mantiene un sistema de Listas y Pactos, favoreciendo a la creación de coaliciones y potenciando las ya existentes. Esto se dirime con el Sistema de D’Hondt que es un sistema de coeficiente donde los cupos en disputa se determinan en base a la proporción de votos que se obtiene por listas.

Simulación electoral

Para explicar de modo gráfico como sería el nuevo sistema electoral utilizando el sistema D’Hondt realizaremos una simulación tomando los datos del Servel de la elección pasada (2013) y aplicándolas con el nuevo sistema -proporcional inclusivo- las cosas serían así:

En Diputados:

Debemos sumar los Distritos 16 y 20 (que ahora -en la nueva ley- sumados serán el Distrito 8)

En el 16, Lampa, Til Til, Colina, Quilicura y Pudahuel, salieron electos: Patricio Melero (UDI) y Gabriel Silber (DC).

En el 20, Estación Central, Cerrillos y Maipú, salieron electos: Pepe Auth (PPD) y Joaquín Lavín Jr. (UDI).

Simulador nuevo sistema electoral - Diputados

Con el nuevo sistema electoral los Diputados/as electos/as  del nuevo Distrito 20 serían los siguientes:

  • Alejandro Almendares Calderón (RN)
  • Lorena Rojas Mendoza (RN)
  • Patricio Melero Abaroa (UDI)
  • Joaquín Lavín León (UDI)
  • Pepe Auth Stewart (PPD)
  • Gabriel Silber Romo (DC)
  • René Rovira Soto Gonzalo (IND)
  • Lorena Pizarro Sierra (PC)

Ahora revisemos: La candidata Claudia Mix (PH) y José Fuentes Soto (PI) tienen más votos que Gabriel Silber (DC) y René Rovira (IND en el listado de la NM) pero con la nueva ley electoral -que mantiene el sistema de reparto proporcional-  terminan obteniendo cupo parlamentario a pesar de tener menos votos. 

En Senadores:

Circunscripción 7 (Santiago Poniente). Comprendían las siguientes comunas: Colina, Lampa, Quilicura, Pudahuel, Tiltil, Conchalí, Huechuraba, Renca, Quinta Normal, Lo Prado, Cerro Navia, Independencia, Recoleta, Cerrillos, Estación Central, Maipú, Santiago, Buin, Calera de Tango, Paine, San Bernardo, Alhué, Curacaví, El Monte, Isla de Maipo, María Pinto, Melipilla, Padre Hurtado, Peñaflor, San Pedro, Talagante.

Senadores que salieron electos por la circunscripción 7 en el 2013: Andrés Allamand (RN) y Guido Girardi (PPD).

Simulador nuevo sistema electoral

Si hubiese estado vigente el actual sistema electoral corregido -en la Región Metropolitana- los resultados serían los siguientes: Senadores/as elegidos:

  • Laurence Golborne Riveros (IND, pro UDI)
  • Manuel José Ossandón Irarrazabal (RN)
  • Andrés Allamand (RN)
  • Guido Girardi (PPD)
  • Soledad Alvear (DC)

Ahora revisemos: Aquí no hay mucha variación salvo que con la nueva ley electoral -que mantiene el sistema proporcional de reparto- obtendrían también cupo senatorial: Laurence Golborne (IND – UDI) y Soledad Alvear (DC). Esto se debe a que se mantiene el reparto y habrán más cupos (5). Un factor también complejo es que aumenta el costo de las candidaturas, pues el despliegue de las campañas senatoriales son mas altos y las circunscripciones mas grandes y las posibilidades de partidos más pequeños (a los de los 2 bloques NM – Alianza) siguen teniendo pocas probabilidades, quizás hasta menos que antes. 

Se acaba el sistema binominal que por casi 25 años imperó en el equilibrio político de dos fuerzas que cómodamente gobernaron sobre la herencia de la Dictadura Cívico – Militar -que encabezó Pinochet- y se consagró en la Constitución hoy vigente. Un sistema que era el reflejo de la desconexión y poca representatividad de un sistema político pensado, diseñado y hecho para el beneficio de una élite empresarial. Sin embargo el sistema que lo reemplaza no varía mucho -por ejemplo a una democracia participativa y más directa- un avance que podría ser imperceptible y que en las próximas elecciones develará si la crisis de legitimidad y representatividad se sigue agudizando o no.