Home » Noticias » Golborne admite que mineras co-legislaron en Ley del Royalty: “No podíamos hacer nada sin el acuerdo de las mineras”

Golborne admite que mineras co-legislaron en Ley del Royalty: “No podíamos hacer nada sin el acuerdo de las mineras”

El ex ministro de minería y ex candidato presidencial de la derecha, Laurence Golborne, rompió su silenció tras el escándalo que involucra al ex Senador UDI, Pablo Longueira y el ex Gerente General de Soquimich (SQM) Patricio Contesse, quienes están siendo investigados por la Fiscalía por el posible delito de cohecho (corrupción) durante la tramitación de la Ley del Royalty promulgada durante el gobierno de Sebastián Piñera el 2010. Esto luego de que CIPER publicara los correos intercambiados entre Longueira y Contesse en donde éste último envió una redacción de un articulo que terminó convertido en ley beneficiando a SQM en cerca de US$50 millones de dólares.

Revisa: #Corrupción: Indicación clave de la ley del Royalty ingresada por Pablo Longueira fue redactada por el gerente de SQM

En ese entonces, el ministro de la cartera de minería que impulsó la Ley del Royalty, fue el propio Golborne, por lo que está en la mira de la Fiscalía junto con los otros ministro de Piñera que firmaron y promovieron la promulgación de esa ley que dio incentivos tributarios a las empresas mineras a cambio de recursos para la reconstrucción tras el terremoto y posterior tsunami del 27 de febrero del 2010.

Por su parte, Piñera, quien en una conferencia dijo que la ley del Royalty era una buena ley y que además contó con el apoyo unánime del Congreso tras un acuerdo político con la en ese entonces oposición (Concertación), ahora ha tomado distancia del hecho, tras el anunció de Fiscalía de llamar a declarar -en calidad de testigos- a los ex ministros involucrados,  cosa que quedó aún más en evidencia cuando el pasado miércoles, Cecilia Pérez, ex vocera de gobierno y vice presidenta de la Fundación “Avanza Chile”, plataforma política de Piñera, señaló que durante el pasado gobierno “ellos desconocían la relación entre Longueira y Contesse“.

Revisa: Cecilia Pérez: “En el gobierno del presidente Piñera no sabíamos de la relación entre Longueira y Contesse (SQM)”

Golborne, quien en su momento debió abandonar la carrera presidencial tras el escándalo de Cencosud y descubrirse que mantenía cuentas en paraísos fiscales y tras fracasar en su candidatura senatorial, se ha mantenido alejado de la política contingente y dedicado al mundo privado. Pero ha quedado, tras el cuestionamiento a la ley del Royalty, en la mira de la opinión pública y de la propia fiscalía que hoy investiga el caso. Es en este contexto que el ex “niño dorado” de la derecha chilena concedió una entrevista a The Clinic Online en donde explicó su postura respecto a la ley del Royalty y contextualizó -según él- como se trabajo para conseguir “una buena ley que benefició al país“.

Para Golborne, “era necesario recaudar recursos para la reconstrucción del país, sin provocar desequilibrios fiscales” y para ello desarrollaron una ley que incentivara a las empresas mineras a aportar, según él, con el marco ya establecido en el 2005 durante el gobierno de Ricardo Lagos que ya había otorgado la invariabilidad tributaria por muchos años. “Por lo tanto, el desafío era hacer una ley que tuviera aumentos tributarios, pero que también tuviera incentivos para que voluntariamente se sumaran“, señala Golborne.

Durante la entrevista, Golborne pone el acento en lo beneficioso de la ley y asegura que el espíritu de todos siempre fue “hacer lo mejor por el país”. Sin embargo, en la misma, reconoce que el poder y control de la discusión estaba en las empresas mineras, por lo mismo había que convencerlas o no había Royalty.

Ante la pregunta sobre la imagen que quedó -tras conocerse lo de Longueira y Contesse- de que las empresas co-legislaron la ley del Royalty, Golborne responde:

Sí, porque si las leyes no eran razonablemente aceptables para las empresas, podrían no haberlas adoptado y no hubiéramos recaudado nada. Esa es la verdad. La única forma de saber qué era aceptable, era conversar con la contraparte, y por tanto, esta conversación tenía que darse con las empresas mineras y con el parlamento. La gente puede decir: bueno, “pero el Estado debe imponer la ley”. Sí, pero el Estado debe respetar las leyes previas, en este caso la del año 2005, por lo tanto, no podíamos hacer nada sin el acuerdo de las empresas mineras“.

Respecto a si era normal que las empresas redactaran indicaciones como ocurrió con el artículo que mandó Contesse a Longueira, Golborne responde:
Es bastante normal que distintas empresas o distintos incumbentes, quieran plantear sus propias minutas. Distinto es si se acogen o no, y por qué se acogen. Lo relevante es que el funcionario público actúe en beneficio del país y no de un particular“.