Home » DDHH » INDH cuestiona a carabineros por impedir ver a detenidos y Ministro Burgos responde que es un “tema interpretativo”
Observadores del INDH durante marcha estudiantil

INDH cuestiona a carabineros por impedir ver a detenidos y Ministro Burgos responde que es un “tema interpretativo”

Este martes 10 de noviembre, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), emitió un comunicado interpelando a Carabineros de Chile, por cuestionar e impedir que el INDH haga uso de una de sus facultades y funciones, que es la ingresar “de uno o más Consejeros, Director o a su personal a recintos públicos donde una persona esté o pueda estar privada de libertad”, para así poder constatar e indagar cómo se han llevado a cabo los procesos de detención, y si estás han sido conducidas sin la vulneración de los derechos personales y de integridad del detenido.

Dicho comunicado se ha emanado desde la institución encargada de velar por los Derechos Humanos en el país, luego de el impedimento de ingreso de los funcionarios del INDH a comisarías en Temuco y Antofagasta”, y que esto respondería a un nuevo instructivo enviado por el general director de Carabineros, Bruno Villalobos Krumm, a distintas comisarías del país.

Sin embargo, y como correctamente señala el comunicado del INDH, este impedimento, aunque emane desde la cúpula de la institución policial, contraviene y pasa por encima de las obligaciones que tiene Carabineros con el INDH, según consta en la Ley 20.405, en especial en su Artículo N°4, en donde se explicita que una de sus atribuciones es la de “comisionar a uno o más consejeros, al Director o a su personal para ingresar a recintos públicos donde una persona esté o pueda estar privada de libertad”.

Artículo 4, Ley 20.405

Artículo 4, Ley 20.405

Del mismo modo, dicha información y dicho deber de los aparatos del Estado (incluyendo Carabineros y Policía de Investigaciones) de permitir y asegurar el ingreso a recintos en donde existan personas detenidas, es confirmado por los mismos documentos y protocolos internos que tiene Carabineros, reconociendo el rol fiscalizador y garante de los derechos del detenido que tiene el INDH. Es así que en el documento “Protocolos para el mantenimiento del orden público” de Carabineros (documento liberado luego de la agresión a Rodrigo Avilés con el chorro de un carro lanza-agua el pasado 21 de mayo) señala explícitamente el derecho que tiene el INDH a revisar, fiscalizar e indagar respecto al procedimiento de una detención, y del estado actual del detenido que se encuentra privado de libertad. Esto citando el cumplimiento de la Ley 20.405, además de una serie de convenciones internacionales de Derechos Humanos suscritas por el Estado de Chile.

Extracto de "Protocolos para el mantenimiento del orden público", de Carabineros de Chile.

Extracto de “Protocolos para el mantenimiento del orden público”, de Carabineros de Chile.

Todo esto parece indicar que la práctica que ha llevado a cabo Carabineros al menos en las dos comisarías antes señaladas, está en oposición contra las funciones que el mismo Estado y el legislador le ha otorgado al Instituto Nacional de Derechos Humanos, que no solo tiene el rol de reparar las anteriores violaciones a los DDHH, sino tiene el rol de educar y de velar el actual cumplimiento de los derechos fundamentales en el Chile de hoy, lo que hoy es dificultado por la negativa de Carabineros al ingreso en ciertas comisarías a los consejeros de dicha institución a las zonas donde se encuentran los detenidos.

Burgos y el problema “interpretativo”

Al poco circular de la declaración del INDH, salió el Ministro de Interior, Jorge Burgos, a respaldar el accionar de Carabineros, al tiempo que intentaba poner paños fríos a la situación. Según la versión de Burgos, se trataría más que nada de un “tema interpretativo”, ya que según el personero de gobierno, el INDH no tendría la facultad de interrogar a los detenidos, dado que esto podría “chocar con el derecho a la defensa” del detenido, el cual tiene derecho a guardar silencio. A lo que inmediatamente el INDH, a través de su directora, Lorena Fríes, salió a desmentir que bajo ningún motivo se trata de un interrogatorio, y menos con la investigación criminal, sino que “sólo verificamos que en el proceso de detención y antes de la formalización, estén condiciones dignas y que no tengamos que ejercer nuestras acciones legales, por ejemplo, frente a actos de tortura”, señaló.

Revisa: Estudiante secundario fue detenido en manifestación contra el SIMCE. Organizaciones de DDHH denuncian Torturas

Bruno Villalobos Krumm, general director de Carabineros, también se sumó a la versión del ministro del Interior, justificando las dificultades planteadas al INDH para cumplir su rol que por ley tiene facultada, a la imposibilidad de entrevistarse con los detenidos, bajo el argumento de resguardar los derechos de los detenidos, cuando justamente la presencia del INDH tiene como fin resguardar los derechos e integridad de los detenidos.

Sin embargo, y para intentar solucionar este impasse, Jorge Burgos señaló que se creará una mesa de trabajo para resolver las diferencias entre el INDH y Carabineros.

Hasbún acusa al INDH de defender a “encapuchados y delincuentes”

Distinto ha sido el planteamiento del diputado por La Florida, Gustavo Hasbún (UDI), quien ha estado realizando una intensa pre-campaña en la Araucanía en miras de las próximas elecciones parlamentarias, donde corresponde la comisaría de Temuco, cuestionada por el INDH. Hasbún, en vez de justificar la acción inhibitoria de Carabineros para que el INDH conozca el estado de los detenidos, se lanzó directamente en contra de dicha institución y su directora, Lorena Fríes. Así Hasbún señaló que la directora del INDH “más que la zar de los Derechos Humanos, Lorena Fries se ha transformado en la virgen de los encapuchados, terroristas y delincuentes”. La acusa además de tener una ideología de izquierda y de fustigar constantemente a las fuerzas armadas y de orden público.

Sin embargo, los comentarios de Hasbún fueron aún más allá, señalando que para el 2016 se debería reducir el presupuesto para el INDH, y asignarlo a otras áreas, restándole importancia a la labor realizada por la institución.