Home » Noticias » Insólito: Autopista Los Libertadores descuenta dinero a trabajadoras por liberar peaje durante Terremoto 8.4 Richter

Insólito: Autopista Los Libertadores descuenta dinero a trabajadoras por liberar peaje durante Terremoto 8.4 Richter

Eran las 19:55 horas del miércoles 16 de septiembre y  las cabinas del peaje San José, de la “Autopista de Los Libertadores“, comenzaron a moverse debido a un fuerte sismo que parecía nunca acabar. Se trataba del Terremoto 8.4° Richter -con epicentro en Illapel- que afectó a 6 regiones del país. Fue en ese momento que Daamaris Carimán, cajera de la empresa, no dudó en levantar las barreras del peaje para liberar el paso a los vehículos que a esa hora transitaban de Santiago a Colina, acción que repitió durante las fuertes réplicas que le siguieron.

Daamaris salió de su cabina y en su cabeza solo podía pensar en su hija de un año y seis meses que la aguardaba en casa. Entre los nervios, y el sentido común, Daamaris justificó su acción pensando en las decenas de personas que circulaban por la autopista intentando llegar rápidamente a sus casas.
El problema, como denunció el sitio Portalnet.cl, vino al momento de cuadrar la caja (la empresa la obligó a cumplir el turno), fue allí cuando su jefa le dijo:
Cajera Peaje Los LibertadoresDaamaris, tienes una gran cantidad de ‘violaciones'(dejar pasar vehículos sin cobrar). El total eran $21.000. Entre la buena onda de la jefa esa cifra se redujo a $6.400. los que le serán descontado de su sueldo, el que no supera los $10.000 por turno como cajera part time.
Con esa platita ($150.000 mensuales) mantiene sus estudios de trabajo social y a su pequeña hija de 1 año y 6 meses.
La joven indignada subió sus descargos a su cuenta de facebook, ahí se enteró que su compañera de trabajo (foto 2) también le fue descontado dinero, por el simple hecho de usar el criterio“.

En conversación teléfonica con Radio Villa Francia, Carimán señaló que ella y otra compañera -a quien también se le descontó- liberaron el peaje porque era lo correcto, las otras personas que estaban en las casetas no lo hicieron, probablemente temiendo sanciones y descuentos como terminó ocurriendo con nosotras. A pesar de eso Daamaris y el resto cumplieron su turno hasta las 23:00 horas y, según confirma la propia afectada, la empresa envió a un prevensionista de riesgo quien evaluó los daños y vio como estaban ellas.

Damarís, quien trabaja de modo part time en el peaje y estudia Trabajo Social, señala que no se arrepiente de lo hecho y así lo hizo saber a través de su Facebook lo que fue confirmado a este medio, “se trata de sentido común, gente que quería ir a ver a sus familias, así como yo misma solo podía pensar en ese momento en mi hija y cómo estaba mientras yo estaba ahí trabajando”.

El hecho contrasta con lo ocurrido en el Líder – Walmart de General Velásquez (Estación Central) en donde se mantuvo cerrado un acceso evitando que la gente pudiera salir (revisa nota aquí) hecho que generó fuertes criticas a través de las redes sociales y que la propia empresa -en un comunicado- critico y señalaría que se iniciaría una investigación.