Home » Género y feminismo » Joven de 25 años fue detenida en el Hospital de Calama tras llegar a urgencia luego de realizarse un aborto

Joven de 25 años fue detenida en el Hospital de Calama tras llegar a urgencia luego de realizarse un aborto

Karen S., de 25 años, ingresó el día sábado hasta el Hospital Carlos Cisternas de la ciudad de Calama con sangramiento vaginal y un intenso dolor abdominal. Al ser atendida y revisada por el ginecólogo de turno del establecimiento, este habría detectado en su cabidad vaginal restos de pastillas Misotrol y constató que la joven tenía unas semanas de embarazo.

En ese momento el profesional llamó a carabineros para denunciar el aborto. La muchacha quedó en el lugar detenida apercibida por el articulo 26, por infracción al articulo 344 del Código Penal.

Desde el Hospital señalan que efectivamente la joven ingresó el día sábado, se siguieron los protocolos e instructivos y la muchacha fue atendida y, luego de encontrase en buen estado de salud, una asistente social en compañía de carabineros procedieron a notificarle su detención. La muchacha fue trasladada esta tarde de lunes 23 de marzo hasta una comisaría cercana en donde quedó detenida.

En Chile el aborto está penalizado en todas sus formas, con penas de cárcel que van de 3 a 5 años, según nuestro Código Penal -artículos 342 al 345- bajo el título de “Crímenes y Delitos contra el orden Familiar y la Moralidad Pública” vigentes en el país. Así Chile queda en el distinguido grupo de Estados que mantienen penalizado el aborto en todas sus formas, junto a Nicaragua, El Salvador, Malta, Vanuatu y El Vaticano. Hasta países tan conservadores como Irán e Israel permiten bajo ciertas causales la práctica del aborto.

Los instructivos del MINSAL

Tras la polémica generada luego de que una joven de 17 años fuera detenida en el Hospital Luis Tisné luego de que esta asistiera grave al centro de salud en mayo del 2014 tras provocarse un aborto, el que fue denunciado por el médico de turno, el MINSAL, ante las criticas por parte de organizaciones de mujeres de un “instructivo” que obligaba a los profesionales de la salud a denunciar, zanjó la polemica señalando que el instructivo no aplicaba y lo que correspondía era el resguardo de la paciente. Así en el texto enviado en ese entonces por el MINSAL a los directores de servicios de salud se especifica que “aún cuando el aborto es una conducta ilegal y constitutiva un tipo penal en la legislación chilena, no corresponde extraer confesiones a las mujeres que requieran atención médica como resultado de un aborto“. 

La declaración del Minsal fue apoyada en ese entonces por el Colegio de Matronas encabezadas por Anita Román. (ver instructivo vigente)

Desde la “Articulación Feminista” Elena Dettoni señala que este hecho, como el que le ocurrió a Karen, “es un tema gravísimo, que contraviene la relación médico-paciente y demuestra la precariedad y estado de vulneración que se encuentran las mujeres en Chile“.

Es la misma ONU – Mujeres, en su reciente encuentro en Chile, quien ha señalado que los “Derechos sexuales y Reproductivos de las mujeres” son un tema que debe ser prioritario en cuanto al avance de derechos plenos, recomendando a Chile avanzar en el derecho al aborto sin condiciones de modo de que las mujeres ejerzan plenos derechos.