Home » Noticias » JUSTICIA: Después de casí 44 años condenan a 5 Carabineros por el asesinato de un menor de 17 años

JUSTICIA: Después de casí 44 años condenan a 5 Carabineros por el asesinato de un menor de 17 años

El miércoles 7 de junio, el ministro en visita Carroza condenó a 5 Carabineros en retiro por el homicidio del joven estudiante militante y menor de edad de 17 años Patricio Manríquez Norambuena, hecho ocurrido el 21 de septiembre de 1973 en la comuna de Santiago.

El magistrado condenó a Teodoro Vogelsang Martínez, Manuel Duarte Becerra y Mario Villagrán Vasconsuelo a la pena de 10 años y un día de presidio por su responsabilidad como autores de homicidio calificado

Cabe recordar la intervención del diputado Rene García (RN) durante la votación del proyecto de “Aborto en 3 causales específicas”

“El gobierno militar, o dictadura como quieran llamarlo; mataba a las personas grandes, ustedes las matan antes de nacer“.

Revisa : El terrible listado de las niñas y niños asesinados por la Dictadura de Pinochet

Con esto también se condenó a Miguel Ángel Urra Concha a la pena de  5 años y un día de presidio y a  Osvaldo González García a  la pena de 301 días de presidio sanción que se dio por cumplida por su responsabilidad como cómplices del mismo delito.
La investigación determinó lo siguiente:

“Patricio Enrique Manríquez Norambuena, era un joven de 17 años, estudiante y militante de las Juventudes Comunistas, que vivía junto a su madre, padrastro, hermana y hermanastros menores de edad, en el inmueble ubicado en calle Pedro León Ugalde 1598, de la comuna de Santiago (…) el día 20 de septiembre de 1973, cerca de las 20:00 horas, el comisario de la Subcomisaria Rogelio Ugarte, también denominada como “la Cuarta Chica”, ubicada en calle Rogelio Ugarte N° 1712, comuna de Santiago, capitán Teodoro Vogelsang Martínez, junto a de la misma unidad González García, Villagrán Vascosuelo, Urra Concha y Duarte Becerra, irrumpieron en el inmueble antes citado, allanándolo y registrando las pertenencias que ahí había, sin orden judicial.  Una vez realizada la actuación ilícita, se detuvo en el inmueble al joven Patricio Enrique Manríquez Norambuena, y los trasladaron caminando y apuntando con arma de fuego hasta la subcomisaria Rogelio Ugarte, ubicada a dos cuadras de su domicilio, donde se le mantuvo en calidad de detenido sin previa orden judicial alguna. Los funcionarios que participaron en el procedimiento, incautaron desde el inmueble un poster del Che Guevara y unos libros de literatura  considerada contraria al régimen

Militar de esa época” señala la resolución.

Agrega que: “En horas de la madrugada del día 21 de septiembre de ese mismo año, el capitán Vogelsang Martinez, al margen de toda institucionalidad y de manera arbitraria y antojadiza, ordena la eliminación del menor Manríquez Norambuena, a los funcionarios subalternos de la misma unidad policial, en ese entonces, el subteniente Osvaldo René González García, el cabo1° Manuel Jesús Duarte Becerra, el cabo 1° Mario Juan Villagrán Vasconsuelo y el carabinero Miguel Ángel Urra Concha, los que entonces le sacan de la unidad y lo llevan caminando hasta el paso bajo nivel de calle Lira, cerca de la línea férrea, donde uno de los citados funcionarios policiales, el de apellido Duarte Becerra, extrajo un arma de fuego y le disparó reiteradamente, dándole la muerte en el lugar, dejando el cuerpo abandonado, luego retornaron a la unidad”.
En el aspecto civil se condenó al Fisco y los sentenciados a pagar una indemnización de $ 40.000.000 (cuarenta millones de pesos) a Patricia de las Nieves Henríquez Noramabuena, hermana de la víctima, por daño moral.

 

Por Otro lado el informe Rettig determino lo siguiente que el día 22 de septiembre de 1973, fue hallado el cadáver de Patricio Manriquez a un costado de la línea del tren en el sector de la calle Lira, presentando múltiples heridas de bala, según lo indica el certificado respectivo. Al momento de encontrar el cuerpo se hallaron los libros que sus asesinos habían retirado del domicilio del joven menor de edad.

La Comisión llegó a la convicción que la ejecución del estudiante y militante comunista Patricio Norambuena, se produjo una grave violación a sus derechos fundamentales, producto de la acción de agentes del Estado. Se basa esta convicción en que se encuentra totalmente acreditada la detención por testimonios verosímiles, la militancia política de la victima y el estado y lugar en que su cadáver fue encontrado.