Home » DDHH » La brutal represión y denuncias de tortura tras marcha por aniversario de muerte del sindicalista Juan Pablo Jiménez
Represión en Marcha conmemorativa por Juan Pablo Jiménez. Frente Fotográfico, Stgo 21 de febrero 2017

La brutal represión y denuncias de tortura tras marcha por aniversario de muerte del sindicalista Juan Pablo Jiménez

En el marco de la marcha en conmemoración de la muerte del sindicalista Juan Pablo Jiménez diversas organizaciones sociales y sindicales se dieron cita en pleno centro de Santiago para realizar una marcha exigiendo verdad y castigo por lo que consideran un asesinato a sangre fría en contra del dirigente sindical ocurrido el 21 de febrero del 2013 y que la PDI y los tribunales determinaron como un lamentable accidente producto de una “bala loca” disparada a 1 kilómetro de distancia.

Revisa: A 4 años de la muerte del dirigente Juan Pablo Jiménez su familia y el mundo sindical aún clama verdad y castigo

La marcha, que exigió “verdad y castigo”por la muerte del sindicalista y que se planteó también en contra de la reciente Reforma Laboral, inició pasada las 19:00 horas en la Plaza de Armas de Santiago y continuó por el paseo ahumada y por calles interiores del centro de la capital hasta llegar a la Alameda. Allí un grupo de personas intentó manifestarse en plena Alameda, siendo duramente reprimida, situación que se prolongó varios minutos en distintos puntos.

Registro de Prensa Opal:

En la Comisaría: Golpes y tortura

Más de una treintena de personas fueron detenidas al termino de la marcha, las que fueron trasladadas hasta la 3era Comisaría de Santiago. Allí se vivieron momentos tensos y varias organizaciones, incluyendo de Derechos Humanos, señalan que hubieron golpizas y torturas, algunas de estas registradas por los propios detenidos/as. Según denuncia Yori Aguirre, integrante de la Asamblea Territorial de Conchalí, en conversación con Radio Villa Francia, relata que “al interior del galpón donde se encontraban los detenidos/as dentro de la 3era Comisaría, las personas fueron golpeadas y algunos incluso terminaron con lesiones de gravedad”. La situación al interior del galpón donde se tenían a las personas detenidas se volvió caótica cuando una chica, identificada como Catalina, perdió el conocimiento y se desmayó en el lugar debido a una crisis asmática, debiendo ser llevada hasta un centro asistencia. l momento fue registrado por una de las personas detenidas al interior de dicho galpón.

Ver registro:

El relato de los detenidos es reafirmado por Observadores/as de Derechos Humanos presente en el lugar. Inclusive, un Observador del INDH fue impedido de registrar y se le quitó el teléfono generándose una discusión con personal uniformado, debido a que por ley los observadores del INDH pueden ingresar a las comisarías para ver situación de las personas detenidas mientras no interrumpa el procedimiento judicial, argumento que señaló el propio Observador, reclamo que no fue atendido por los encargados de la Comisaría, por lo que el INDH anunció acciones por el impedimento que tuvo el Observador al interior de la 3era Comisaría.

Algunas de las personas detenidas fueron llevadas hasta el Consultorio 1 (SAPU) de Santiago para constatar lesiones y ser atendidas. Posteriormente fueron regresadas a la Comisaría y horas después fueron dejadas en libertad.

En las afueras de la Comisaría se vivieron también muy tenso, en donde se generaron enfrentamientos verbales entre carabineros y personas que esperaban saber de los detenidos/as. Fue en ese momento cuando un contingente de carabineros salió a detener y golpear, ocupando un palo de coligüe, a personas que se encontraban en las afueras de la Comisaría ubicada en calle Agustina esquina San Martín.

Revisa el registro de FTS:

Tras el incidente, fueron detenidas más personas, al mismo tiempo que otras eran liberadas tras haber estado horas detenidas tras la marcha.

Según la Observadora de Derechos Humanos SUTRA, Verónica Brito, al interior de la Comisaría se registraron golpes y agresiones de parte de carabineros en contra de detenidos. A esto agrega la gravedad -según ella- de lo acontecido con el Observador del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), quien fuera impedido de hacer su función de la que está facultado por ley indicando que uno de los carabineros incluso le arrebató y rompió el celular con el que intentaba registrar.

Entre las denuncias registradas de los detenidos durante la jornada de marcha, está la de Alexis Muñoz, quien resultó detenido en la marcha y fue dejado en libertad en la noche. Al salir relató lo vivido al interior de la Comisaría, denunciando torturas físicas y psicológicas. En este último punto, relató las amenazas realizada por funcionarios policiales quienes le quitaron su celular para revisar fotografías familiares, señalándole que iban a ir por su familia y su hija.

Revisa el testimonio: 

En la madrugada la mayoría de las persona fueron liberada con excepción de dos jóvenes, identificados como Cristian Fuenzalida y Joaquín Saez, quienes pasaron a control de detención la mañana de este miércoles “por maltrato de obra de obra a carabineros”, quedando con citación al tribunal y posteriormente fueron dejados en libertad.