Home » Noticias » OPINION: Por Alberto Buitre “La candidatura de Guillier, una gran farsa”

OPINION: Por Alberto Buitre “La candidatura de Guillier, una gran farsa”

 

Por Alberto Buitre

¿Cómo es posible que un candidato que es apoyado por cuatro partidos esté empeñado en aspirar a la presidencia por la vía independiente? ¿Cuán baja autoestima deben tener esos partidos para ir a recolectarle firmas a un aspirante que no quiere tomar su bandera? Estas y otras preguntas venían a mi cabeza cuando miraba tan cerca cómo podía el gesto agrio y la pose incómoda de Alejandro Guillier cuando en la sede del Partido Comunista se cantaba “El pueblo unido”, al momento de ungirlo como su abanderado.  Qué espectáculo tan deprimente.

Pero ese es Guillier. El Guillier timorato. El Guillier advenedizo. El Guillier mercantil. El Guillier que se desinfla más y más con el paso de los días. El Guillier que pasará a segunda vuelta no por mérito propio sino por la pura inercia de los números que cargan las organizaciones que, por razones que no me explico y no quiero explicarme, continúan apoyándolo. Lo diré claro: la campaña de la Nueva Mayoría está destinada al fracaso.

Alejandro Guillier compite con la personalidad de una patata y en su haber insípido está arrastrando la nómina de la Nueva Mayoría, particularmente de los partidos Socialista y Comunista que así demuestran que están muy cómodos cobrando regalías de viejas glorias.

Luego entonces la fórmula luce complicada cuando la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, está rebasándole por la izquierda, atomizando el voto del espectro. No hay que ser un genio para concluir que esto sólo favorece a Sebastián Piñera. Me imagino al magnate de derecha riéndose en su escritorio de la pobre competencia que tiene enfrente. Es la carrera remasterizada de la tortuga y la liebre. Sólo que, en este caso, la tortuga Guillier, más que lento, luce determinado a perder ante una liebre ya no tan veloz, pero más arrogante y peligrosa.

Parece tonto preguntárselo a estas alturas, pero ¿no tenía la Nueva Mayoría mejores cartas a estas alturas? ¿Daniel Jadue, el alcalde de Recoleta, quizá? No lo sé, ¿alguien que sí haya hecho algo por Chile en su carrera política? La candidatura de Guillier está tan mal llevada, tan mal elegida, que hasta sospechas ¿Ha sido a propósito salir a perder en las próximas elecciones presidenciales?