Home » Noticias » La hasta hoy desconocida condena por la brutal golpiza que el hoy Diputado Ricardo Rincón dio a su ex pareja el 2002

La hasta hoy desconocida condena por la brutal golpiza que el hoy Diputado Ricardo Rincón dio a su ex pareja el 2002

Un desconocido antecedente sobre al actual Diputado Ricardo Rincón (DC) publicó hoy el medio electrónico El Mostrador. Se trata de la sentencia judicial del año 2003 que condenó a Rincón tras acreditar los hechos ocurrido en julio del año 2002, por la brutal agresión que dio a una mujer, identificada como Carolina Hidalgo, con quien mantenía una relación por casi 3 años y con quien iba a casarse.

El hecho se conoce luego de generarse una fuerte polémica por el audio que se conoció de un candidato a concejal del presidente de la juventud de la UDI en Talca quien agredió a su pareja y que le costó la candidatura y la renuncia a su militancia.

Revisa: AUDIO: Pdte de la Juventud UDI de Talca tras golpear a su pareja: “Te voy a seguir sacando la mierda donde te vea”

Según consigna el medio en base a la sentencia judicial, el hecho habría ocurrido el 22 de julio del año 2002 cuando Rincón regresaba al departamento que compartían con la mujer agredida, en la calle Nuestra Señora del Rosario, después de ausentarse por varios días. Allí se inició una discusión y él la agredió verbalmente y luego físicamente, dándole una golpiza.

Según consta en la denuncia por violencia intrafamiliar que estampó la relacionadora pública ante el 16 Juzgado Civil de Santiago en 2002, la tiró al suelo, la golpeó con los pies en todo el cuerpo y luego se sentó sobre ella agrediéndola repetidas veces con golpes de puño, especialmente en la nariz y mandíbula. Acto seguido, se fue, dejándola herida“.

La violenta escena fue acreditada por la entonces pareja de Rincón ante tribunales a través de testigos, certificado médico y constatación de lesiones. No ocurrió lo mismo con la versión del actual parlamentario, que –según consta en la sentencia, emitida en 2003– acompañó testimonios falsos, y fue encontrado culpable de la brutal agresión.

En el mismo proceso judicial,  Rincón presentó testigos falsos e intentó desvirtuar la declaración de su pareja. Así, según la versión de Rincón, “los hechos no correspondían a la realidad y solo existían ”en la imaginación” de su ex pareja, ya que aseguró ante el juzgado que, a la hora en que ella dijo haber sido atacada, él se encontraba cenando en un lugar público“. Para ello Rincón presentó testigos para acreditar que en ese momento el se encontraba en otro lado, cuestión que fue descartada por el Tribunal debido a la incongruencia de relatos dada por los testigos presentados por Rincón.

El fallo ordenó a Rincón su asistencia obligatoria, por el término de seis meses, “a terapia psicológica individual al Centro de Salud Mental Centro Comunitario Padre Hurtado”, ubicado en Las Condes, el que debía informar al tribunal al término de dicho tratamiento.

Más de un año después de emitida la sentencia, la defensa de Rincón solicitó que se declarara prescrita la pena, lo que fue rechazado por la Corte. Hasta hoy, esta historia se había mantenido bajo estricta reserva.