Home » Educación » La histórica Toma de la UDP que exige educación gratuita y democratización de las Ues y pone en aprieto a Carlos Peña

La histórica Toma de la UDP que exige educación gratuita y democratización de las Ues y pone en aprieto a Carlos Peña

Más de 21 carreras paralizadas, 5 facultades en Toma y una propuesta que ha ido ganando adhesión en dónde se mezclan temas internos como la democratización de la Universidad con demandas transversales del movimiento estudiantil, la movilización de los y las estudiantes de la UDP marca un punto de inflexión y presenta un escenario de movilización más potente que el del 2011 poniendo de manifiesto la realidad de las Universidades Privadas que concentran a cerca del 57% del universo de estudiantes del país quienes mantiene un altísimo nivel de endeudamiento.

Al recorrer algunas de las facultades tomadas en la UDP se puede respirar -a una simple bocanada- la sensación de estar frente a un hecho histórico, así lo entiende varios estudiantes y es parte de los discursos en las asambleas y de las conversaciones de pasillos y de los turnos en las respectivas Tomas. El animo y la conciencia de los y las estudiantes mientras pintan lienzos y lavan unos platos, es que saben que contribuyen a romper esa división odiosa de “públicas y privadas” instalando de paso, una demanda que es transversal y que hoy toma fuerza.
No es la Universidad más barata pero la estratificación social en su interior es variopinta, con cierta diferencia a otras universidades privadas que tiende a ser más homogenea, en la misma estudia la hija de la actual presidenta Bachelet y también jóvenes con becas de sectores de la periferia. A eso se suma que desde hace un tiempo su federación de estudiantes pertenece al Confech, teniendo actualmente vocería (Nicolás Fernandez, Pdte FEUDP) y siendo parte de la mesa ejecutiva. Sus movilizaciones anteriores plantearon demandas internas, congelación de matricula y mayor participación de los estudiantes en las instancias de la Universidad. Hoy si bien se mantienen las demandas internas, exigen educación como derecho -gratuidad universal- y cuestionan a Bachelet tras su discurso del 21 de mayo en donde solo anunció gratuidad al 60% más vulnerable y solo a Universidades del Cruch. Así han ido desarrollando una discusión y petitorio interno en donde se pone de manifiesto la realidad país y el cuestionamiento a la ambigüedad del actual gobierno (revisa documento aquí).

El rector y columnista de El Mercurio, Carlos Peña, en su contradicción

El rector Carlos Peña, en una de sus ya tradicionales columnas de finde semana en El Mercurio, le aconsejaba a un gobernante “escuchar”, en otras -de las habituales columnas mercuriales- le da consejos al mismísimo ministro de educación “ser claro y preciso”, cuestión que en la práctica al interior de la Universidad no se percibe.

Su elocuencia, dicen estudiante durante una asamblea, es solo teórica, él escribe dando recetas a todo el mundo pero como dice el dicho “en casa de herrero, cuchillo de palo“. Lejos queda la imagen de Peña como el hombre que articuló la salida en el 2005 de Francisco Javier Cuadra, ex ministro de Pinochet y predecesor a Peña en la rectoría, ofreciendo una línea abierta y distanciándose del “tufo dictatorial”, cuestión que en la práctica, más allá de la reconocida elocuencia, no se logra apreciar.

Cuando la facultad de comunicación se fue a Toma la respuesta del Rector fue “que no se sentaría a conversar con los estudiantes con las facultades tomadas”. En ese momento la sede Central de la UDP se encontraba Tomada.

Si bien en la Universidad los y las estudiantes tienen participación en diferentes instancias institucionales, estas son de carácter consultivas y no resolutivas lo que deja la participación en un mero simbolismo” Así lo resume Camila Barrueto, vocera de la Toma de Sociología quien en conversación con Radio Villa Francia da cuenta de la realidad al interior de la Universidad que ha detonado en una movilización de carácter histórico que hoy tiene a más de 21 carreras en paro y varias facultades en Toma.

Es en este contexto que parte del petitorio tiene que ver con la democratización de la Universidad y que esto sea también una exigencia a todo plantel que reciba -en el marco de la posible reforma educacional- financiamiento de parte del Estado, o sea, que la gratuidad no vaya separada de la calidad y que esta última tenga como principio la democratización de los planteles universitarios como requisito.

La movilización ha ido creciendo al interior de la Universidad a la par con una postura de la dirección de carácter coercitivo que se reflejan y aplican en dar ramos por pasados, amenazas de no poder recuperar clases entre otras, a la que se suman una serie de mails de rectoría que exigen el termino de las Tomas” dice Barruetos.

Actualmente la mayoría de las carreras han votado la paralización, las asambleas son amplias y durante la noche hay bastante gente en las respectivas facultades tomadas, ahora, según dicen los estudiantes, saben que el desalojo es una posibilidad como les ocurrió a los estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado (de línea jesuita).

A pesar de esto el convencimiento es claro, como señala Enrique Perez, estudiante de Ciencias Políticas, “es necesario un cambio estructural y que se entienda que la educación debe ser un derecho social garantizado“.

afiche cronograma

Afiche: Cronograma de actividades en Toma – UDP

Actualmente hay más planteles de educación privada en movilización y en Toma y por lo mismo en la UDP aspiran y proyectan que esto se masifique, pues las universidades privadas, producto de la misma mercantilización de la educación, son actualmente quienes reciben a la mayor cantidad de estudiantes con altos aranceles y que quedan a merced del mercado y las arbitrariedades del mismo, por lo mismo señalan desde la Toma que este año las privadas tendrán -y están teniendo- un rol protagónico en el movimiento estudiantil pero no exclusivo, sino mas bien inclusivo en una lucha que es de todos y todas, sin distinción.

Este martes 16 de junio en la UDP se realizan asambleas y votaciones por carreras para ver la continuidad y proyección de la movilización y todo apunta a que esta seguirá creciendo.