Home » Noticias » La huelga más grande de la historia de China llega a su sexto día

La huelga más grande de la historia de China llega a su sexto día

13902620111_c80898a5e6_oLa huelga más grande de la historia de la China moderna entra en su sexto día de movilización, a pesar de los intentos del estado acabar con la paralización, ocupando una serie de métodos represivos. Esta movilización se suma a la realizada meses atrás por los los trabajadores textiles de Camboya, que del mismo modo buscan mejorar sus condiciones laborales y económicas (en especial las pensiones de retiro) dadas las miserables condiciones de explotación que viven.

Es el despertar de los trabajadores que, ubicados en la periferia del sistema-mundo, producen artículos que son comercializados por las grandes compañías, cuyos centros de operaciones están ubicados en Europa y Estados Unidos. En el caso de la huelga en China, empresas como Nike, Adidas, Reebok, Timberland, Saucony y Asics son las que se ven más afectadas, por ser la  fábrica Yue Yuen (la que produce la mayoría de los  calzados de las marcas antes mencionadas) la que está paralizada.

Son más de 20.000 trabajadores paralizados. La mayoría son migrantes que, desplazados del campo a la ciudad, han tenido que ingresar al sector industrial para poder subsistir. Dichos trabajadores migrantes son discriminados tanto en trato como en salario (a veces trabajando sin paga alguna), sin acceso a salud pública ni a una pensión completa, y  expuestos además a una serie de riesgos laborales que han puesto fin a la vida de numerosos trabajadores.

En respuesta a la huelga, la policía china ha procedido a reprimir brutalmente y arrestar a los trabajadores movilizados. Sin embargo, ninguna de estas medidas ha logrado ponerle freno a la lucha de los trabajadores de Yue Yuen.

Esta huelga se enmarca en un aumento significativo de las paralizaciones laborales durante el presente año en China, y se suman a las movilizaciones que han puesto en jaque al rubro del vestuario (con empresas como H&M y Zara) en las recientes movilizaciones en Camboya. Todo parece indicar un cierto despertar de los trabajadores pauperizados, que desde la periferia de este sistema económico producen la mayor parte de los productos de consumo manufacturados.

13902636396_52c778159b_o