Home » Noticias » La invisibilizada Huelga de los Trabajadores del Hotel Diego de Almagro contra el mayor empresario hotelero en Chile

La invisibilizada Huelga de los Trabajadores del Hotel Diego de Almagro contra el mayor empresario hotelero en Chile

F

ue el pasado 13 de enero cuando 25 trabajadores/as del Sindicato de la Comercial Successo Ltda, controladora de la cadena de Hoteles “Diego de Almagro“, hicieron efectiva la huelga legal, tras el fracaso en las negociaciones que se venían realizando desde el año 2016.

Todo comenzó el día 17 de octubre de 2016, cuando los trabajadores del Hotel Diego de Almagro de Arica, presentaron un proyecto de contrato colectivo a la Empresa Comercial Successo Ltda., propiedad del empresario español, Faustino Alonso González, uno de los mayores empresarios hoteleros del país, y que ya en el 2009 generaba utilidades por $ 24 millones de dólares.

El empresario entregó como respuesta -el día 30 de noviembre- que solo realizaría reajustes correspondientes al IPC, y nada más, señalando de paso que aquello se debía netamente a razones económicas de la empresa que impedían cumplir con las peticiones hecha por los trabajadores y trabajadoras. A pesar de esto, los trabajadores/as mantuvieron sus demandas en las semanas siguientes, sin embargo, por intermedio de su representante en Arica, Luisa Zurita Vergara, la empresa mantuvo la respuesta dada el 30 de noviembre con la postura de “tómenlo, o déjenlo”, abriendo las puertas (para irse) de la empresa a quienes no aceptaran.

Así, los dirigentes sindicales y asesores de los trabajadores/as solicitaron tener una reunión de urgencia directamente con Faustino Alonso González, para poder negociar y como forma de demostrar voluntad de avanzar en un acuerdo beneficioso para todas las partes. A pesar de los esfuerzos de los trabajadores/as para llegar a un acuerdo, el 22 de diciembre la empresa entregó una última oferta, ofreciendo esta vez un bono de reemplazo de 4UF por cada trabajador/a reemplazante en el caso que finalmente se votara la huelga y nada más.

Desde ese momento la postura de la empresa ha sido inflexible y el poco diálogo que han mantenido los trabajadores/as con el dueño de la empresa han sido infructuosos.

Así llegaron al 04 de enero cuando los trabajadores/as se reúnen y votan la huelga, según lo dispuesto en el artículo 374 del Código del Trabajo, y solicitaron a la Inspección del Trabajo los “buenos oficios”.

Tras esto, el 10 de enero  los miembros del sindicato mantienen una primera reunión en la Dirección del Trabajo ante la mediadora señora Marialise Tapia Herrera, con la presencia de la comisión negociadora, asesores y la representante de la empresa en Arica, señora Luisa Zurita Vergara, con quién  se conversa  sobre cada uno de los puntos tratados en el proyecto de contrato colectivo, en esta primera reunión, se acordó evaluar opciones de solución, ya que la empresa una vez más no presentaba ninguna propuesta distinta a las anteriores, por lo que se fija una segunda reunión para el día jueves 12 de Enero de 2016.
En esta segunda reunión de fecha 12 de Enero, se exploraron las diferentes opciones del contrato colectivo que permitiesen llegar a un acuerdo final, una vez más la empresa reafirmó su posición de no negociar nada más y mantuvo su respuesta original, rechazando además todas las otras peticiones.

En una segunda oportunidad, la mediadora de la Inspección del Trabajo, intercedió para convencer a la empresa de presentar una nueva oferta distinta a la entregada señalando un plazo de cinco días más, a lo que esta nuevamente se negó, señalando que no necesitaban ampliar el plazo porque la postura no cambiaría y punto. De esta forma los trabajadores/as se vieron obligados a hacer efectiva la huelga a partir de 00:01 del día viernes 13 de enero”, Señalo la abogada del sindicato Karina Olivera a Radio Villa Francia.

Por su parte, la secretaria y vocera del Sindicato de Trabajadores del Hotel Diego de Almagro Lucila Mayorga, señala que no se sienten escuchados, no han sido ni siquiera tomados en cuenta por el empresario dueño del Hotel, Faustino Alonso, a pesar de la voluntad desde el principio que han tenido como trabajadores/as. De hecho, el conflicto pasa en gran medida porque el empresario les ha señalado que “la propina” que algunos -dependiendo del área de trabajo- reciben fuera contemplado como “sueldo”, cuestión que los trabajadores/as rechazan categóricamente, esto pues legalmente no corresponde, además las propinas son variables dependiendo de muchos factores y no son tampoco altas. Los trabajadores/as exigen  300 mil pesos de sueldo y 5 mil para movilización.

Es algo más que justo, un poco más del sueldo mínimo y la locomoción que son 5 mil pesos, y con lo que trabajamos aquí, porque nosotros hacemos que el Hotel funcione, es justo y digno“, dice una de las huelguistas.

Así, la huelga fue avanzando días y ha recibido el apoyo de organizaciones sindicales de otros rubros, vecinos del sector y de los automóviles que pasan. Sin embargo acusan una invisibilización, tanto de los medios de comunicación de la región, que poco o nada han informado, como de los grandes medios, cosa que atribuyen al poder del empresario en la región y a los distintos convenios que este tiene con clubes de fútbol, canales de televisión y diversas empresas que utilizan sus hoteles para sus negocios o eventos.  De este modo, y ya superando el mes de huelga, los trabajadores/as decidieron radicalizar su postura y tres de ello iniciaron una huelga de hambre producto de las continuas negativas de la empresa a sus peticiones. Se trata de María José Jiménez, Luis Chambilla y Guillermo Ceballos, quuenes ya cumplen 13 días sin ingerir alimentos, apoyados por sus compañeros y asistidos por una enfermera quien ha estado constantemente observando y realizándoles controles para evaluar constantemente su situación.

Manifestación de trabajadores/as a las afueras del Hotel Diego de Almagro de Arica: 

¿Quién es Faustino Alonso González?

Faustino Alonso González es un mpresario español quien llegó a Chile en 1962, quien inició colocando una pequeña fuente de soda y a mediados de la década de los 80′ ya poseía más de 20 locales en el centro de Santiago, siendo la más conocida la Pizzería Il Successo. El salto al negocio hotelero lo dio en 1988 cuando compró el Hotel Diego de Almagro en la ciudad de Antofagasta. Además, Alonso se hizo de último de los Hoteles en Chile de la familia Luksic, el Hotel “El Araucano” de Concepción, lo que concretó el año 2009. Inmediatamente comenzó a expander su franquicia de Hoteles “Diego de Almagro” en Puerto Montt, Punta Arenas y Valdivia, con una inversión de US$ 15 millones de dólares todo el mismo año.

¿Cómo financia sus proyectos? Dado su perfil poco proclive a endeudarse, lo hace con capitales 100% propios, (lo que se contradice con su respuesta hacia los trabajadores donde declara y aduce problemas económicos) a excepción de aquellos hoteles que compra a terceros, donde lo hace junto a otros socios y por lo general familiares. De esta manera, actualmente 9 de los 16 que controla son de su propiedad y los otros es “accionista”, en la mayoría “mayoritario”.

Ante la constante negativa del empresario español Faustino Alonso de negociar, un grupo de trabajadores/as se trasladaron desde Arica hasta Santiago para obtener una respuesta y voluntad de destrabar el conflicto. Para ello llegaron hasta el domicilio del empresario pero este no salió.

Desde el sindicato esperan lograr pronto un acuerdo con la empresa hotelera, que tiene 16 sucursales a lo largo de Chile con utilidades de más de US$ 30 millones de dólares y solo esperan mejorar sus condiciones laborales y un reajuste que los valore y que saben que la empresa puede perfectamente darles, de lo contrario dicen que “se verán obligados a buscar otras formas para luchar, pero aún mantienen fuerzas y dignidad“, sentencian.