Home » Educación » La Lucha de la comunidad del Liceo Experimental Artístico por sobrevivir a la educación de mercado #SalvemoselLEA

La Lucha de la comunidad del Liceo Experimental Artístico por sobrevivir a la educación de mercado #SalvemoselLEA

La crisis del LEA no partió con el terremoto de 27 de febrero del 2010, este simplemente evidenció el abandono sistemático que ha tenido el Liceo Experimental Artístico durante ya varias décadas, décadas en las que a pesar de sus carencias a logrado formar a varias generaciones de artistas en  sus ya 67 años de existencia.

Durante estos casi 5 años que han trascurrido tras el terremoto y como suele ocurrir en el mundo de la educación, en especial tratándose de una no perteneciente a los estándares formales, la solución que se les dio a los estudiantes del LEA fue temporal y e insuficiente (medidas parches). En vez de arreglar la instalación ubicada en la calle Mapocho, ubicada en la comuna de Quinta Normal, se les dio un recinto temporal, el que además de no tener las condiciones necesarias para las actividades pedagógicas que ahí se realizaban (ej: ensayos musicales), tenía una limitada fecha de “préstamo”, plazo que vence ahora.

Es por esto que en un esfuerzo conjunto, estudiantes, profesores, apoderados y ex-estudiantes se han movilizado y realizado una campaña de concientización para que se pueda iniciar el año y el LEA tenga un lugar provisional de calidad mientras se asegura la correcta reconstrucción del recinto donde tradicionalmente han estudiado.

La campaña, en términos mediáticos, ha sido exitosa. Sin embargo, aun no logran las demandas que se piden (obtener un espacio para hacer clases, manteniendo intacto el proyecto educativo que tienen), por lo que siguen en pié y prometen iniciar el año escolar 2015 en la calle si es necesario, realizando clínicas y actividades también para la comunidad. De ese modo buscan presionar a las autoridades para que se les de solución lo antes posible, y que un proyecto como el Liceo Experimental Artístico no sea botado al tacho de la basura.

Un proyecto educativo artístico para los hijos de los trabajadores

Lo que más destaca al LEA es que es una institución educativa artística cuyo destinatario principal son hijos de trabajadores y de la clase obrera. Así lo señaló David Torres, vocero de los apoderados del Liceo Artístico Experimental en el Matinal RVF, quien además destaca que este proyecto se diferencia de lo que normalmente realiza nuestro sistema educativo, que es formar mano de obra barata.

Lo que es un hecho es que parece que para las autoridades, el proyecto artístico y distinto que ofrece el LEA no parece ser bajo ningún motivo una prioridad, y eso explicaría por qué jamás el Estado se he preocupado en la reconstrucción del establecimiento, y por qué, asimismo, pareciera que no tuviesen problema alguno con que el establecimiento cierre definitivamente, y más bien, pareciera que se deseara aquello.

Esto muestra como, en la realidad, la educación es vista por las autoridades. Sin real importancia, con desinterés, y más si se trata de un tipo de conocimiento que no es medido ni por el SIMCE, si la PSU, que pareciera no incorporar “conocimientos formales”. El LEA, de este modo, es condenado al olvido de las autoridades que ven de forma doblemente mercantil la educación: como una mercancía que se debe vender y ofrecer a quien la pague, pero también como la formación de la mano de obra como un instrumento generador de mercancías para el mercado y el sistema empresarial. Y en toda esa figura, los estudiantes del LEA no figuran, puesto que su proyecto es distinto: inclusivo, transversal, de formación de habilidades blandas, de formación completa y no pragmática, cosas que parecieran molestar -o al menos no interesar- a las autoridades.

De ahí el desinterés, de ahí a que estudiantes tengan que practicar guitarra en un container, y que tengan que salir de éste para poder afinar la guitarra, tal como denuncia Pedro, vocero de ex-estudiantes del LEA. Un desinterés tal, que todo parece indicar que no hay una verdadera voluntad de salvar el proyecto, y que sin mediar la presión desde la población, el cierre es inminente.

#SalvemoselLea: una campaña para salvar el proyecto

Un proyecto como el Liceo Experimental Artístico, cuyo estudiantado pertenece casi a la totalidad a hijos de la clase trabajadora, sin el interés del Estado para su permanencia, solo puede y debe apelar al pueblo para que se haga la presión suficiente para llevar el proyecto adelante y conseguir una sede temporal y sin pre-requisitos mientras dure la reconstrucción del espacio original. Es por ello que en un esfuerzo mancomunado y digno de imitar, toda la comunidad educativa ha participado conjuntamente en una campaña de acción mediática que busque crear consciencia y adhesión respecto al proyecto del LEA. Es así como nació la campaña #SalvemoselLea, que a pesar de haber tenido la tradicional invisibilización en los medios de comunicación hegemónicos, logró una adhesión tal que obligó a los medios hablar del tema y visibilizar la lucha que llevan tanto estudiantes, profesores, apoderados y ex-estudiantes.

La campaña continúa, y como acción visible han decidido que el día martes 3 de marzo comenzar las clases, a modo de clínicas artísticas públicas, a las afueras del malogrado establecimiento en la calle Mapocho. Dicha acción tendrá la duración de un día entero, comenzando a las 8 y media de la mañana y terminando a las 7 de la tarde. La idea es tanto iniciar las clases sean cuales sean las condiciones, como asimismo abrir y dar a conocer el proyecto educativo del LEA a la comunidad, como una forma de suscitar mayor apoyo.

A la campaña se han sumado artistas de distintas disciplinas (comunicado de artistas en apoyo al LEA) y se han ido sumando gente a las campañas que por redes sociales está realizando la comunidad Leana, tanto en Facebook como en Twitter.

Registro fotográfico del establecimiento, por Constanza Morales:


 
 

Escucha la entrevista completa realizada en el Matinal RVF a los voceros: David Torres (apoderados), Javiera Castillo (representante CCAA del LEA) y Patricio Egaña (representante ex alumnos).