Home » Noticias » La millonaria y polémica restauración de la Plaza de Armas de Stgo que no contempló a los trabajadores de la misma

La millonaria y polémica restauración de la Plaza de Armas de Stgo que no contempló a los trabajadores de la misma

plaza de armas

Plaza de Armas de Santiago de Chile. Fotografía: A la izquierda Julio 2013 – A la derecha Diciembre 2014

Un viejo dicho dice que: “Para gustos…los colores”. Pues la esperada y anunciada “remodelación” (así entre comillas) de la Plaza de Armas de Santiago de Chile ha sido criticada por muchos y defendida por otros.

Fueron $1.920.722.922 pesos en total los gastados en los arreglos de la Plaza de Armas, alrededor de 4 millones de dólares. “No es una remodelación” se apuró en decir a la prensa en la inauguración la Alcaldesa Carolina Tohá (PPD), señalando que “muchas personas dieron a entender o transmitieron que esto era una remodelación… pero es una restauración… uno no anda remodelando cada tres periodos una plaza”. – Eso en alusión a la ultima remodelación que se hizo hace casi 15 años en el periodo de Jaime Ravinet – Agregando: “no puede ser que cada 3 alcaldes, venga un nuevo alcalde y le cambie el rostro a la plaza” (ver video).  Y es cierto, la alcaldesa tiene razón, por lo menos desde la Municipalidad siempre se hablo de “restauración” y “mejoramiento”. Así lo consigna la misma página web de la Alcaldía en publicación de diciembre del 2013 (ver aquí).

Sin embargo la mayoría esperaba que dicha restauración (y no remodelación) fuera notoriamente sustancial tras los $1.838.796.935 de pesos gastados por la Municipalidad de Santiago y el resto en parte fondos de privados $27.818.352 pesos. Sumados a los $54.107.625 pesos por parte de la Subsecretaria de Prevención del Delito en concepto de cámaras en la Plaza de Armas las cuales uno puede ver las 24 horas desde una página web. Pero tras la inauguración la gente no vio mayores cambios. Se reconoce las luminarias, se habló de que habían puesto 40 arboles más, que la mayoría no sabe donde están. Un trabajador ambulante de la Plaza, José González, señala que la verdad, él no ve mayores cambios, “las luces puede ser, pulieron las bancas y se ve más carabineros en estos días, pero así como cambios? No, no se ve mucho como para la plata que dicen haber gastado”.

Presupuesto Municipalidad en restauración: 

Presupuesto Muni Stgo

Esta visión es compartida por gente que frecuentemente visita o trabaja cerca de la Plaza de Armas. Ahora, lo que cuesta entender es que de todo el dinero gastado no se haya podido arreglar las instalaciones indignas que ocupan los trabajadores de la plaza. Así lo señala un familiar de uno de los trabajadores que quiso mantener su nombre en reserva.

Los trabajadores que hacen aseo y mantienen la Plaza no fueron considerados

Y es que a pesar de la rimbombante inauguración y la altísima cantidad de dinero utilizado, sumado a los atrasos en las obras que casi hizo que se cambiara la empresa (como se había planteado en octubre) las obras no contemplaron las instalaciones que a diario ocupan los trabajadores que mantienen limpia y cuidada la Plaza de Armas.

Las instalaciones que ocupan, ubicadas en el sector poniente de la misma, (frente a la Catedral) siguen en las mismas paupérrimas condiciones. Allí se encuentran los camarines que  ocupan alrededor de 10 trabajadores, los que dependen actualmente de Aseo y Ornato (y cuidado de Jardines) de la Municipalidad, y antes dependían de una empresa externa.

El lugar, que se supone funciona como camarínes, lugar para comer y bodega, no fue contemplado en los arreglos de la Plaza de Armas. Se gastó más en el show de la inauguración que lo que hubiese salido arreglar las instalaciones de los trabajadores de la Plaza.

La polémica seguirá respecto a los gustos que unos y otros puedan tener de la “restauración” de la Plaza, sin embargo invisibilizado han quedado en esta discusión los trabajadores que son realmente los que hacen que la Plaza sea lo que es, más allá de los arquitectos y paisajistas millonariamente contratados.

Registro de las condiciones actuales de las instalaciones de los Trabajadores de la Plaza de Armas: