Home » Noticias » La UDI evalúa cambiar su nombre para mejorar su imagen y alejarse de los casos de corrupción

La UDI evalúa cambiar su nombre para mejorar su imagen y alejarse de los casos de corrupción

En la sede de calle Suecia 286 se viven momentos complejos en medio de los escándalos políticos que han significados los casos Penta, SQM y Corpesca. La crisis, que ha afectado a varias personas de la colectividad, incluyendo a directivos importantes y fundadores -como lo son Jovino Novoa y Pablo Longueira- han llevado incluso a pensar en redefinir el proyecto de la colectividad lo que incluiría un cambio de nombre, idea que cada vez toma más y más fuerza previo al Congreso del partido fijado para abril.

Fue en abril del 2014 cuando el Senador Hernán Larraín, planteó reformular el proyecto del Partido que incluso proponía a cambiar el nombre para enfrentar de mejor manera la reciente y dura derrota electoral del 2013. En ese momento la propuesta no tuvo gran acogida, sin embargo tras los polémicos casos Penta, SQM y Corpesca (entre otros) sumado a que Larraín ahora ocupa la presidencia, han provocado que la colectividad se planteé seriamente un cambio profundo para mejorar su imagen frente a la ciudadanía, esto teniendo presente que, según todas las encuestas, la UDI es el partido político peor evaluado y con el más alto rechazo.

La situación de Jovino Novoa, uno de los fundadores y hombres fuertes de la colectividad -que ya fue condenado en un juicio abreviado en el marco del “Caso Penta”- ha echado por tierra la tesis de “persecución política” y de “somos inocente hasta que se demuestre lo contrario” que la directiva del partido esgrimió como argumento monolítico frente a la prensa. A esto se ha sumado las investigaciones que la justicia ha comenzado en contra del ex candidato presidencial de la UDI, Pablo Longueira, un histórico del partido y -para muchos dentro de la colectividad- un símbolo, por lo que el golpe ha sido casi mortal. A esto se suman los casos del Senador Iván Moreira -quien reconoció “su error”- la Senadora Ena Von Baer y los cuestionados Ernesto Silva (predecesor de Larraín en la presidencia), Felipe De Mussy (también de la directiva). Incluso el “Caso Caval”, que lograba “empatar” con el oficialismo en cuanto a casos cuestionados, terminó también afectando a la UDI debido a los operadores políticos también involucrados con la empresa de Compagnon (nuera de la presidenta) y Valero, dueños de la empresa Caval, que ha ido develándose en medio de la investigación llevada por la Fiscalía de Rancagua.

La posibilidad de que la UDI cambie su nombre no ha dejado indiferente a la gente la que, en su mayoría, ha tomado la opción con burlas y criticas con el hashtag #PongaleNombrealaUDI