Home » Ecología » Las irregularidades en Proyecto Hidroeléctrico de RP Global en Tranguil y la conmoción tras la muerte de una lamngen
central tranguil panguipulli

Las irregularidades en Proyecto Hidroeléctrico de RP Global en Tranguil y la conmoción tras la muerte de una lamngen

La localidad de Tranguil ha cambiado completamente desde que iniciaron las faenas del Proyecto Hidroeléctrico en la zona, la división y la desconfianza pasaron a tensionar las relaciones de convivencia que habitualmente caracterizaba la zona. A esto se suma la extraña muerte esta semana de la lamngen Macarena Valdés, pareja del werkén Rubén Collío, quien junto a varias comunidades ha liderado la oposición al proyecto hidroeléctrico. Así, la última semana ha sido de dolor, rabia, pena e impotencia dentro de las comunidades, quienes se enfrentan a un proyecto desamparados de la regulación y fiscalización de las autoridades, constatando que estas, en complicidad con lugareños y la empresa a cargo de las obras, han hecho “la vista gorda” a las series de irregularidades que se han sucedido, las que han incluido amenazas y hostigamiento constante en contra de las comunidades que se oponen.

T2Fue el día 23 de agosto, a partir de las 06:00 horas de esa mañana, que comenzaron las faenas de instalación del cableado de alta tensión del proyecto Mini Central Hidroeléctrica de Paso Tranguil, en la localidad del mismo nombre, en la comuna de Panguipulli, región de Los Ríos. El proyecto hidroeléctrico es llevado a cabo por la empresa austriaca RP Global en conjunto con la nacional de electricidad SAESA, y busca producir 3MW de energía.

El proyecto ya lleva un avanzado estado de construcción, el cual comenzó en octubre de 2015, momento en el que las comunidades mapuche del sector, propietarias de los terrenos, se enteraron de facto del proyecto. En conversación con Radio Villa Francia, Julia Quilempan, la hermana mayor de los 8 herederos del predio, señaló que la empresa solo apareció y comenzó a construir, sin permiso ni nada. “Ellos solo llegaron a construir, sin consultarnos ni nada. Nosotros tenemos las escrituras y la posesión efectiva del terreno, pero no tenemos plata para hacer nada más, y ellos siguen construyendo“, señala Quilempan. Además esta indica que en el terreno hay incluso un cementerio donde están los restos de sus bisabuelos y sobre el cual la empresa está construyendo la central. “Con el terremoto del 60′ quedaron aplastados, pero están ahí, en la misma parte que está construyendo la empresa, esa gente está ahí enterrada. Ahí está mi bisabuelo, Pedro Quilempan y mi bisabuela, Ángela Reinahuel” afirma Julia Quilempan, quien además manifiesta preocupación señalando que el 30 de septiembre tienen fecha de finalización de las obras, con lo cual sería más difícil reclamar sobre lo que ya está construido y funcionando.

Video: Denuncia de las irregularidades en obras de la mini central Hidroeléctrica:

La extraña muerte de la lamngen Macarena 

Este 23 de agosto, en otro terreno, cuya propietaria es Mónica Paillamilla, la empresa hizo ingreso en conjunto con Carabineros para comenzar la instalación del tendido eléctrico. En el predio vive junto a su familia el werkén de la Coordinación Newen Ranguil, Rubén Collío, quienes se han opuesto junto a otras comunidades y organizaciones, al proyecto hidroeléctrico, recibiendo por esto constantes amenazas de parte de trabajadores de la empresa, quienes además son “colonos” que viven en el sector.

Mónica Paillamilla relata “que la esposa de Collío falleció el 22 de agosto e íbamos a hacer todo el proceso del velorio y resulta que la empresa empezó a hacer todas la instalación del tendido eléctrico, a cambiar la electrificación normal que hay por alta tensión (…) nunca hemos autorizado a que hagan el cambio de cableado, más que nada porque nuestra casa queda en el área de seguridad que ellos tienen“. Además, Paillamilla agrega que solicitó que la persona encargada de las negociaciones, Patricio Barrera, se contactara con ella, cuestión que hasta la fecha no ha ocurrido. También señala que este 23, cuando vio que estaban trabajando, llamó a la empresa, y dese ahí le señalaron que “no estaban en antecedentes de que había acá un velorio y que ellos contaban con todas las autorizaciones y que aun así no iban a continuar el trabajo, que lo iban a detener, cosa que no fue así porque acá vinieron con respaldo policial y vinieron a hacer las instalaciones, a botar los postes, sin autorización de nadie, de hecho nosotros solicitamos los permisos, si tenían algún permiso municipal, algún permiso de obras y no tenían ningún papel, no nos quisieron dar ningún antecedente”, relata Paillamilla. Además Paillamilla consigna que carabineros quería tomar detenido a su hermano y a su esposo, que están en el lugar viendo el cuidado de los niños ya que estaban acompañando a Collío en el velorio de su compañera.

Paillamilla agrega que dos días antes de iniciadas las obras, el 21 de agosto, “dos personas del sector que trabajan para la empresa, Osvaldo Jaramillo y Juan Luengo. Ellos fueron a mi casa (Hualapulli) a exigirme que yo sacara de mi propiedad al lamgen Collío porque él estaba revolucionando mucho a la gente y que había mucha gente que quería hacerle daño, que lo querían agredir a él y que se cuidara (…) que había gente que le quería pegar y por eso que ellos habían ido a hablar conmigo para que yo sacara a esta persona de acá para que mejorara la relación entre vecinos (…) yo le dije que íbamos a viajar para allá y entablar una mesa para conversar las tres partes“, afirma Paillamilla.

Macarena Valdes - Ruben Collio y familia

En la fotografía: Macarena Valdés junto a sus hijos y su compañero el werkén Ruben Collío.

Al día siguiente de esta amenaza, Macarena Valdés, la esposa de Rubén Collío, quien se encontraba sola junto a su bebé, apareció muerta, ahorcada en la casa, dejando incluso el almuerzo listo para sus cuatro hijos. Macarena tenía 31 años y sus hijos entre 2 y 14 años, y quien había decidido irse de Santiago para vivir una vida mejor junto a Rubén. Mónica señala en la entrevista que su muerte “tiene totalmente consternada a la comunidad porque no sabemos lo que pasó, estamos consternados, no sabemos qué pensar en este aspecto”. 

Escucha la entrevista realizada por El Puelche a Mónica Paillamilla, propietaria del predio de Tranguil:

En conversación con Radio Villa Francia, Julia Quilempan señala que la empresa los tiene divididos, “a los grupos de acá les pasaron plata y nos dividieron, al del agua potable que son colonos, al del adulto mayor y al de las Mujeres Flor del Lago, donde estaba yo, les pasaron dos millones quinientos mil pesos… a los chilenos, los colonos, les pasaron plata y a los mapuche que estaban por ser mapuche no les pasaron“, afirma ella.

Respecto a la muerte de Macarena Valdés, Quilempan indica que tienen que esperar 15 días para conocer los resultados de la autopsia y señala: “Nosotros no creemos que ella haya hecho eso, porque incluso mi esposo la había visto como a las 12 y media ese día, y él la había visto muy bien, muy contenta, tan feliz…  y no se veía como que tuviera una depresión o algo, ella siempre era así, sonriendo siempre, además tenía los niños, hay un niñito de pañales… pero nosotros estamos con Rubén, porque él es el brazo derecho de nuestras comunidades, lo vamos a apoyar en todo, porque él nos defiende”.

Tras tres días de velorio, se llevó a cabo el Funeral de Macarena Valdés, el que fue acompañado por las comunidades del sector y encabezado por el werkén Ruben Collío, pareja de Macarena, quien en un sentido discurso llamó “a transformar este dolor para fortalecerse como comunidad mucho más“.

Registro del Funeral de Macarena Valdés realizado por El Puelche:

Por su parte, y a través de un comunicado, la Coordinación Newen señaló que “el 21 de agosto de 2016, dos días antes de esta situación, dos enviados de la empresa austriaca RP Global, llegaron hasta donde la titular del predio, Mónica Painemilla, quien no ha dado ninguna autorización para realizar obras en su terreno. Estos enviados de RP Global le indicaron a Painemilla que echaran a Ruben Collío y su familia del predio en Tranguil, ya que el werken Collío estaba siendo amenazado por gente favorable a la empresa. Al día siguiente en la tarde, 22 de agosto de 2016, la esposa del werken Ruben Collío, Macarena Valdés, es encontrada muerta en su casa, en extrañas circunstancias“. Ver comunicado del 23 de agosto.

Cabe señalar que las comunidades del sector llevan tiempo movilizándose y denuncian una serie de irregularidades en el procedimiento de impacto ambiental en aquella época, en el cual la empresa “no informó sobre la existencia de comunidades mapuche, títulos de merced y la existencia de población mapuche y colonos en el lugar del proyecto, ignorando la existencia de la comunidad ancestral Quillempan” transgrediendo el Convenio Internacional 169 de la OIT, el cual incluye impactos “en la totalidad del hábitat que los pueblos originarios utilizan de alguna manera, esto incluye el río“, además tampoco se informó la existencia de un cementerio de comunidades del sector y de colonos. Revisa la declaración del 1° de agosto de Comunidades y organizaciones del sector.

La familia y la comunidad espera los resultados de la autopsia, hasta este sábado no han tenido información sobre la misma y, respecto a algunas publicaciones en redes sociales señalan desconocer su origen. “Queremos esperar los resultados de esa autopsia y saber si hay intervención de terceros en su muerte, acá hay un convencimiento sobre lo que pasó pero queremos ser responsables, aquí hay dolor y desamparo, rabia la verdad, hemos enterrado a nuestra lamngen y queremos que se sepa la verdad, es por ello que esperamos que las autoridades investiguen de verdad y al resto de la gente (el país) que nos escuchen, que sepan lo que está ocurriendo acá“, señalan desde la comunidad y familia de Macarena.