Home » Internacional » Los 43 estudiantes desaparecidos de Iguala, México. Familias exige al gobierno que los devuelva con vida

Los 43 estudiantes desaparecidos de Iguala, México. Familias exige al gobierno que los devuelva con vida

Fotografía: Desinformemonos.org

Fotografía: Desinformemonos.org

A más de una semana de la violenta represión policial, el posible hallazgo de los cuerpos de los normalistas desaparecidos, tras dar con fosas con osamentas en la zona, encienden los ánimos en México y familias dan ultimátum de 24 horas al gobierno con la consigna: “Con vida se los llevaron, con vida los queremos”.

 

Luego de cumplirse más de una semana (26 de septiembre) de una de las más condenables acciones policiales del último tiempo, que terminó con el asesinato de 6 personas, con (inicialmente) 57 estudiantes desaparecidos y con más de una decena de heridos en Iguala, Guerrero, en México, parecen haber noticias -desalentadoras, de confirmarse- respecto al paradero de muchos de los estudiantes que aun permanecen desaparecidos (43). El hallazgo de una fosa clandestina en donde podría encontrarse los restos de algunos de los estudiantes revive y recuerda este funesto caso, a su vez que confirma un historial de violencia policial sistemática que se ha volcado contra los movimientos sociales, y que en este caso recayó contra los estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Este 26 de septiembre a eso de las 21:30 hora local, los estudiantes normalistas se encontraban en los buses que los habían transportado a Iguala desde Ayotzinapa a pedir fondos para sus estudios y manutención cuando la policía abrió fuego hacia ellos, asesinando a 3 estudiantes. Luego ocurrieron otros ataques de la policía que dejaron a otras 3 personas muertas. En el intertanto, aproximadamente 57 estudiantes fueron detenidos sin ser registrados en ninguna comisaría, y de los cuales 43 seguirían desaparecidos hasta este momento.

Las críticas, que principalmente van en contra de la policía y el gobierno municipal de Iguala, no se hicieron esperar. Esto porque se considera que este nefasto acto incluyó el uso de armas de servicio de agentes policiales municipales, usando fuego letal en contra estudiantes y transeúntes, con además la detención ilegal y desaparición de estudiantes. Todo esto supera ampliamente las atribuciones que tienen las fuerzas policiales y que nos habla sin duda alguna de “matanza”, “desaparición forzada” y “terrorismo de Estado”. También se sospecha (y todo parece indicar que fue así) que además de la policía local, también participo en la matanza el cártel Guerrero Unido.

Durante el día de hoy 4 de octubre, y por la referencias dadas por unos de los 30 policías detenidos luego de la brutal represión, es se ha logrado encontrar una fosa clandestina con cuerpos calcinados, y que muy probablemente correspondan a los restos de estudiantes aun desaparecidos. Desgraciadamente la autoridades del estado de Guerrero no han precisado aún si efectivamente se trata de los restos de los normalistas, como tampoco ha sido capaz de precisar cuantos cuerpos han sido hallados.

De confirmarse que el hallazgo corresponde a los estudiantes de Ayotzinapa, sería un balde de agua fría para todos los familiares de las víctimas, estudiantes y activistas que durante los últimos 8 días se han movilizado bajo el lema de “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”. Los mismos familiares, compañeros estudiantes y activistas han señalado, de que se tratarían de “Detenidos Desaparecidos”, dado son numerosas las fuentes que señalan haber visto a los estudiantes ser subidos a vehículos policiales, para luego no saber nada más de ellos. Sin duda la nueva información, de ser confirmada, demostraría que además de ser ilegalmente detenidos por la policía, fueron ejecutados por ellos o al menos con la complicidad de las fuerzas policiales, además de posteriormente haber encubierto el crimen.

Un “Nunca Más” desoído por las autoridades

 

Todo esto viene a suceder en los días en que se conmemoraba un aniversario más de la Matanza de Tlatelolco (2 de octubre de 1968, cuando fueron asesinados alrededor de 300 estudiantes por los militares en Ciudad de México), en donde se realizaron movilizaciones por país en las cuales se sumó la demanda de justicia y verdad para los normalistas de Ayotzinapa. El anhelo a un “nunca más” ante la violencia policial y estatal contra los estudiantes y jóvenes mexicanos se hace añicos, y la preocupación aumenta ante algo que se hace cada vez más sistemático. Los ecos tristes de Tlatelolco no han desaparecido, y por lo mismo los estudiantes han tomado conciencia de que es necesario condenar cada agresión y combatir cada gesto de violencia que venga de las policías o de alguna fuerza gubernamental.

Lo que es claro, es que lo ocurrido en Guerrero no puede ser olvidado y menos aun quedar impune. Se debe buscar a cada uno de los desaparecidos, del mismo modo que se debe aplicar la justicia a todos los que han sido responsables -directa o indirectamente- de esta masacre. Pero además de buscar justicia y verdad, se deben buscar las condiciones para que un acto de barbarie como el ocurrido este 26 de septiembre no vuelva a repetirse.

Familiares y compañeros estudiantes fijan un ultimátum al gobierno regional

 

Durante el día de hoy se realizó una manifestación que implicó un corte de camino pacífico para llamar la atención a las autoridades que aun no resuelven la importante interrogante respecto al paradero de los compañeros normalistas desaparecidos. Si bien muchos presuponen que los cuerpos hallados ayer corresponderían a algunos de los compañeros Detenidos Desaparecidos, la autoridad tampoco ha sido capaz de responder eso ni de dar claridad de ningún tipo. Por otro lado, tanto familiares como estudiantes están determinados a exigir el que aparezcan los normalistas con vida, dando un ultimátum hasta el fin de este día domingo para que ellos aparezcan sanos y salvos. De no ser así, los mismos estudiantes aclaran que se verán obligados a radicalizar su lucha y en utilizar otros medios para que dicha demanda sea cumplida lo antes posible.

 

Video en donde se señala ultimátum a gobierno: